sábado, junio 17, 2006

Seat 850 Coupé de Altaya






Corrían los años 60 del siglo pasado y los jóvenes aficionados al automóvil de España miraban con anhelo y envidia la gran oferta de pequeños autos deportivos existente en Europa y al que en España no se tenía prácticamente ningún acceso debido al sistema proteccionista autárquico impuesto por el Gobierno del General Franco.

En aquellos años, Fiat se encontraba en una evolución permanente que se traducía en una constante presentación de nuevos modelos. Algunos de ellos y tras el pertinente estudio de la autoridad competente, serían autorizados para ser fabricados bajo la marca nacional Seat y vendidos en España, como es el caso del 850 Berlina.

Un año más tarde llegaría el 850 Coupé. Era un simpático y estiloso coupé de cuatro plazas construido sobre la base mecánica del 850 berlina. Su bonita carrocería era obra de Bertone. Vendido en España bajo el eslogan comercial 'El fuera de serie' estaba concebido para atraer a un público joven, aunque su precio de 126.775 pesetas era un 25 por ciento superior a la berlina. El motor de 843 cc fue convenientemente optimizado para rendir 47 cv respecto a los 34 originales de la berlina.

En 1970, coincidiendo con el lanzamiento de la segunda generación, llega el Sport Coupé, con un motor de 903 cc y un carburador doble Weber que elevaba la potencia hasta los 52 cv, siendo la velocidad máxima de 145 Km/H. Ese año Seat cedió cinco unidades para que 10 periodistas españoles curbrieran el Rally de Montecarlo.

El 850 Coupé y su hermano Spider de carrocería abierta dejaron de fabricarse en 1972, siendo prácticamente los únicos coches de su tipo en España, sin apenas competencia.

La miniatura corresponde al fascículo número 8 del coleccionable 'Nuestros Queridos Coches' editado por Altaya y está fabricada por Ixo. Cuenta con un molde de formas proporcionadas y correctas y una terminación bastante buena, además de ser un modelo de indudable atractivo para los coleccionistas españoles.

No hay comentarios: