domingo, mayo 09, 2021

Citroen C25 Pilote Capucine R470 de Salvat








Pilote, empresa francesa que inició su actividad en 1962 en La Limoziniere, cerca de Nantes, es uno de los grandes referentes mundiales en la fabricación de autocaravanas, siendo los artífices de conceptos fundamentales en este tipo de vehículos, como el de caravana integral, o Capucine -capuchina-, en referencia a los vehículos-vivienda que las camas van colocadas sobre la cabina y una ventana-claraboya permite observar el firmamento durante el descanso.

La primera auto caravana Pilote llevaba chasis Bedford y surge como inspiración de un viaje de su creadores a Estados Unidos, de hecho, la mercantil francesa es la primera empresa en vender autocaravanas fuera del espacio europeo. El R470 supone el modelo más exitoso de la mercantil de Nantes, el cual vio la luz en 1984 junto a sus hermanas R440, 460 y 570. Pilote proponía un vehículo que combinaba muy bien la economía, el aprovechamiento de su espacio interior y la comodidad, de modo que de una u otra forma contribuyó de forma decisiva a popularizar el turismo de caravana, en principio destinado a personas con alto poder adquisitivo debido al alto precio que solían tener estos vehículos. 

Las Capucine R470 tomaban como base uno de los vehículos industriales más exitosos y fiables del momento, la furgoneta denominada popularmente Sevel -en relación a la localidad italiana donde se fabricó- producida a través de la 'joint-venture' entre PSA y el Grupo Fiat -qué cosas oye, ambas empresas forman desde hace poco el Grupo Stellantis-. La Sevel tuvo un total de cinco denominaciones, siendo las más populares por su difusión internacional las Citroen C25, Peugeot J5 y Fiat Ducati, mientras que las Alfa Romeo AR25 y Talbot Express se reservaron para los mercados domésticos de Italia y Francia respectivamente. 

Pilote empleaba concretamente el modelo de batalla corta de las Citroen C25, Peugeot J5 y Fiat Ducato como base para su Capucine R470. La oferta de motores para las furgonetas Sevel incluía una gama bien amplia de mecánicas de gasolina y diésel, fabricadas por PSA, Fiat y Sofim. Curiosamente, para las autocaravanas Pilote fueron especialmente demandadas las versiones con motor de gasolina 2.0 litros y 85 CV por sus buenas prestaciones y capacidad de mover con soltura un conjunto bien pesado, no obstante, también la mecánica diésel PSA de 2.5 litros y turbo de 95 CV resultaba una buena opción.

Tal y como se ha hecho mención más arriba, la Pilote Capucine R470 era una autocaravana que aunaba una muy buena relación calidad-precio, además de un completo equipamiento, cocina, baño, espacio de almacenamiento, estancia y dos camas. Precisamente la mesa y los sillones de la estancia pueden convertirse en otra cama relativamente grande, con lo cual la Pilote Capucine R470 resultaba un vehículo ideal de turismo para una familia de cuatro miembros. Su llegada al mercado, con un precio bastante competente respecto a otros vehículos similares desembocó en una suerte de fiebre del turismo de autocaravanas, siendo sin duda el modelo más exitoso y vendido de su tipo el tiempo que estuvo en el mercado. Su robustez y calidad de fabricación hace que aún hoy días se las siga viendo recorriendo Europa y en muy buen estado de forma. 

Esta miniatura fabricada por Ixo y distribuida y vendida en Francia por la editorial Hachette dentro del coleccioniable 'Passion Camping Car' -primera entrega de dicha colección- llegó al mercado español a través de la editorial Salvat, que vendió desde su tienda online diversas entregas del mencionado coleccionable galo. Sin duda el modelo a escala es toda una tentación dada la excelente calidad de fabricación y terminación que tiene. Si bien las miniaturas de los denominados coleccionables de kiosco vienen experimentando una subida notable de su calidad en los últimos años, en Francia este aumento de la calidad las acercaba, salvo en detalles puntuales, a los modelos Ixo de tienda. De hecho, la versión de tienda de esta miniatura apenas aporta unos limpiaparabrisas finos de metal fotograbado y algún detalle decorativo con respecto a esta versión de kiosco, que es fácil encontrarla a precios de derribo. En mi caso particular, la conseguí un poco de forma inesperada gracias a mi amigo Pablo Anaut, coleccionista Navarro, que me hizo una oferta que no podía rechazar. No me planteo la adquisición de muchas autocaravanas, pero con este modelo no me pude negar y lo cierto es que resultan ideales para dioramas. Una miniatura económica y muy recomendable por su excelente calidad.

viernes, abril 23, 2021

Packard Custom Super Clipper Club Sedan 1947 de CMF












La entrada de los Estados Unidos de Norteamérica en la II Guerra Mundial trastocó los planes de la industria del automóvil que vio interrumpida su actividad por imperativo legal para someterse a las exigencias del esfuerzo de contienda. Cada uno de los diferentes fabricantes de coches estadounidenses les fue encomendada una tarea de industria de guerra concreta, y en el caso de Packard asumió la producción de los motores Merlin Supermarine bajo licencia Rolls Royce para los aviones P51 Mustang.

Dentro del segmento de los automóviles de lujo, durante la década de los años 30 Packard lideró con claridad las ventas del sector plantando cara a un coloso como Cadillac con el respaldo de la GM. Sin duda, el conflicto bélico afectó sensiblemente al destino de la señera firma. El sector del automóvil de EEUU reanudó su actividad un año después del final de la contienda.

En ese sentido, Packard reintrodujo su exitosa línea Clipper de 1941 a la que sometió a leves retoques estéticos a modo de actualización de un diseño con seis años de antigüedad, aunque todos los fabricantes siguieron tácticas similares. Los Clipper estaban disponibles con dos tipos de carrocería, el Sedan de cuatro puertas y el Club Sedan de dos y línea semiaerodinámica. Realmente, la nueva generación Clipper de 1947 sólo se diferenciaba de la de 1941 por un diseño diferente de su parrilla frontal con rejilla más gruesa.

Tres eran las opciones mecánicas disponibles en la gama Clipper, un seis cilindros y dos de ocho, todos en línea. El primer escalafón lo ocupaba el motor 245 ci de 4.0 litros con 105 CV. En término medio quedaba el 282 ci de 4.6 litros y 125 CV, y para los modelos más exclusivos se reservaba el 5.8 litros 356 ci L-Head Eight de 165 CV. En lo que a acabado se refiere, tres igualmente eran los niveles disponibles: Base, Custom y Custom Super. El precio del modelo básico era de 1.700 dólares, mientras que el Custom Super con carrocería Club Sedán de dos puertas alcanzaba los 2.900 dólares. Las versiones limusina superaban los 1.000 dólares de la época al llevar aparejados programas específicos de personalización. 

CMF, la marca de miniaturas de gama alta de la empresa Modelcar Group -propietaria de Neo Scale Models, BoS, Whitebox o Premium Classixxs-, cuenta en su aún breve catalogo con una buena representación de modelos Packard, de los que hoy mostramos el bonito Custom Super Clipper Club Sedan con su elegante carrocería de línea aerodinámica. La miniatura está realizada en resina, pues con CMF, el Modelcargroup pretende hacer competencia a firmas como Matrix, GLM y similares y lo cierto que el resulta es bien interesante y logra unas miniaturas con una terminación excelente, ya sea por sus moldes proporcionados y fidedignos con el modelo real, y la terminación de las mismas con acabados de gran calidad y cuidando hasta el último detalle. Cierto es que no son económicas, pero tampoco se van a unos precios muy desorbitados, por lo que son opciones interesantes para los coleccionistas que buscan miniaturas de automóviles exóticos y de alta gama. 

Para terminar, me gustaría hacer constar que esta entrada se publica justo el mismo día del nacimiento de mi primera hija, Paola Romero Romero.

sábado, abril 17, 2021

Ferrari 365 GTB/4 Michelotti NART Spider de Matrix Scale Models
















Estados Unidos y América del Norte en general siempre ha sido un mercado primordial para Ferrari. Este escenario ha jugado tanta importancia para la marca, que un buen número de sus coches fueron concebidos específicamente para el mismo, inclusive, algunos fueron realizados a sus demandas específicas. Ejemplos del primer caso pueden ser la diferentes series Superamérica, y en el segundo caso hablamos de uno de los Ferrari más legendarios, el 250 GT SWB California Spider.

Uno de los principales nexos de unión entre el mercado norteamericano y la firma de Maranello tiene nombre propio: Luigi Chinetti, piloto y empresario nacido en Milán y emigrado a los EEUU que desde su base de operaciones en Greenwich, Connecticut, ha sido el principal importador y distribuidor de Ferrari para la Costa Este estadounidense, además de ganador de Le Mans en tres ocasiones y fundador del North American Racing Team -NART-, uno de los más poderosos equipados privados asociados a Ferrari.

Entre los años 1972 y 1976, Giovanni Michelotti, célebre diseñador italiano famoso por su trabajo para Vignale, Triumph y BMW, realizó por expreso encargo de Luigi Chinetti cinco Ferrari con carrocería descapotable especial basados en el 365 GTB/4 Daytona. Unos años antes, Chinetti había realizado un vehículo de similares características pero basado en el 275 GTB, una versión descapotable sobre el modelo coupé dado que aquel coche tenía una versión descubierta pero con una carrocería muy diferente. Se llamó 275 GTB NART Spider. 

Así pues, Chinetti realizó una operación similar, aunque en esta ocasión y basándose en el 365 GTB/4, el diseño realizado por Michelotti sería sensiblemente diferente al original de Pininfarina. Fue denominado finalmente 356 GTB/4 NART Spider. Con diseño en forma de cuña donde las grandes protagonistas son las líneas rectas, el NART Spider antecedió de una u otra manera las formas que a posteriori Michelotti plasmaría en el posterior Triumph TR7. Expertos y periodistas especializados encuentran también ciertas similitudes con el Chevrolet Corvette, y es que el NART Spider estaba realizado al gusto del mercado norteamericano. 

De los cinco ejemplares fabricados, dos llevaban carrocería tipo targa con hardtop y tres, Spider. Uno era celeste claro y ligeramente diferente a los otros dos. Y de esos, uno se pintó en combinación bicolor azul marino sobre azul claro y fue un regalo de Luigi Chinetti a su mujer Marion. El último, en tradicional rojo Ferrari, es el modelo en el que nos vamos a detener.

Con número de chasis #16467, fue en origen el 71º 365 GTB/4 Daytona construido. Mecánicamente es un Daytona al cien por cien, equipando el motor V12 de 4.4 litros y 352 CV con caja de cambios manual de cinco velocidades. Fue vendido en el concesionario Modern Classic Motors de Reno, Nevada, siendo adquirido por el señor Greer, ejecutivo de la Warner Bros. El coche fue empleado en el rodaje de la película 'A star is born', sufriendo aparatosos daños, por lo que Luigi Chinetti lo adquirió por 6.000 dólares y lo envió a Italia a los talleres de Michelotti para su transformación en un NART Spider. Sería el último Ferrari diseñado por Michelotti y ello tuvo lugar en el año 1972. En 1980 fue mostrado en el Salón del Automóvil de Turín. RM Auctions trató de subastarlo en 2006 en Monterey, pero finalmente encontró a su propietario definitivo en 2007, en la subasta de Amelia Island de la misma empresa, donde bajó el martillo en 385.000 dólares. 

Tuve la enorme suerte de poder ver y apreciar este exclusivo automóvil en junio de 2007 en mi visita al grandioso evento del 60º Aniversario de Ferrari en Maranello. Adjunto una fotografía que le hice en el Circuito de Fiorano donde se encontraba expuesto. 

La firma Matrix Scale Modelo lanzó hace unos meses su miniatura del 365 GTB/4 Michelotti NART Spider con la opción de elegir bien entre la versión roja o la azul. En mi caso opté por a roja al ser la reproducción de un automóvil único que tuve la suerte de verlo en vivo. El catálogo de miniaturas Ferrari de Matrix sigue creciendo y fiel a la filosofía del fabricante de miniaturas, lo hace con réplicas de coches únicos y excepcionales, modelos que hasta hace bien poco apenas reproducían fabricantes muy elitistas como BBR, Ilario o similares. Si bien los modelos de Matrix no son baratos, sí lo son en comparación con los de los fabricantes mencionados y ello supone una gran oportunidad de conseguir modelos que en su día mi economía no me permitía y hoy están descatalogados. La miniatura es correcta en formas y proporciones y cuenta con la habitual terminación de Matrix, muy cuidada y reproduciendo todos sus detalles. Sin duda, otra gran oportunidad de conseguir uno de esos Ferraris menos conocidos y no por ello, menos interesante.

sábado, marzo 27, 2021

Hispano Suiza K6 Cabriolet Brandone de Matrix Scale Models











Hispano Suiza presentaría en 1934 su colosal modelo T68 o J12, que destacó por su sofisticado e imponente motor de doce cilindros en V obra del ingeniero Marc Birkigt y derivado directamente de la división aeronáutica de la compañía. Para aquellos automovilistas fieles a la firma española a los que el nuevo J12 "les iba demasiado grande", Hispano ofreció un nuevo modelo más compacto y menos estratosférico, el K6, que también vería la luz ese mismo año de 1934. Los motores de seis cilindros eran una auténtica institución en Hispano Suiza gracias a la saga de los H6, y si bien el J12 era el sucesor de éstos, el nuevo K6 venía a ser el continuador y valedor de los Hispano de seis cilindros. 

Casi una década antes, Hispano Suiza había sorprendido al mundo entero con sus modelos H6, altamente innovadores en el aspecto técnico, además de muy refinados y con prestaciones sobresalientes. Con el K6, la industrial con sede en Barcelona pero que ya concentraba el principal grueso de su actividad en la delegación francesa de Bois-Colombes, fue mucho más conservadora y continuísta. Seguía siendo un producto de primera categoría y con una calidad fuera de toda duda, pero sin el carácter innovador de los H6 o el nuevo J12.

Con todo, nuevo K6, en el apartado mecánico derivaba directamente del J12, pues su motor de seis cilindros tomaba como punto de partida la mitad del bloque del propulsor V12. Cubicaba 5.2 litros y erogaba 120 CV de potencia, más que suficientes para poder alcanzar velocidades máximas de en torno a los 140 Km/H. Presentado en el Salón del Automóvil de París de 1934, el K6 ocuparía el hueco dejado por los H6 y HS26 Junior. Todos los chasis K6 fueron construidos en la factoría de Bois-Colombes, pero el desarrollo de los mismos se llevó a cabo en La Sagrera, Barcelona. En torno a 204 unidades de este coche se fabricaron entre 1934 y 1939, en dos longitudes de chasis y con carrocerías de los más afamados especialistas, como pueden ser Henri Chapron o Franay, de hecho, si atendemos a la cuarta fotografía empezando desde el final de las que ilustran la entrada, podemos ver dichos ejemplares juntos.

Si bien la mayoría de los más reputados carroceros franceses de su tiempo tenían sus talleres en el cinturón industria suburbano de París, el caso que nos ocupa es distinto, pues el atelier de Etienne Brandone se encontraba en Cannes, en plena Costa Azul. El ejemplar que protagoniza la entrada que nos ocupa es el número de chasis 16035. El conjunto chasis-motor-transmisión fue enviado desde Bois-Colombes a Cannes en 1935. Los diseños de Etienne Brandone siempre fueron elegantes, bien proporcionados y dotados de una sutil sofisticación. Todos estos atributos pueden ser percibidos en el imponente Cabriolet construido sobre chasis de Hispano Suiza K6, que parece un automóvil especialmente concebido para lucirse en todo su esplendor en ese rincón del Mediterráneo cargado de clase y glamour con localizaciones como la propia Cannes, Niza, Montecarlo, Antibes o San Remo. Sobre su sobria pintura de color negro destacan unos ornamentos cromados que en absoluto recargan el conjunto. El interior tapizado en color whisky con maderas de tonalidades claras que adornan el interior de las puertas y el salpicadero, causa un precioso contraste que resalta su noble aspecto.

Matriculado por primera vez el 29 de junio de 1935 con la placa 6542 BA4 en el departamento de los Alpes Marítimos, su primer propietario sería el señor Copley-May con domicilio en la avenida de La Corniche, Niza. El 27 de marzo de 1936 participaría en el Concurso de Elegancia de Cannes. En mayo de 1922 es adquirido por la empresa MASE con sede en Lyon y en octubre de 1955 es adquirido por madame Pierre de Villeurbanne. Jim Bickero, de Chicago, lo adquiere en 1964 y lo restaura. Desde entonces ha formado parte de la Blackhawk Collection y del Museo de Peter Mullin, participando en el Concurso de Elegancia de Peeble Beach de 1986, 1991 y 1999, ganando diversos premios. En este tiempo cambia varias veces de color e incluso de configuración a Cabriolet de cuatro asientos.

Ya en manos del matrimonio Sam y Emily Mann, estos reputados coleccionistas encargan al historiador del automóvil André Vaucourt una exhaustiva investigación de cara a una restauración definitiva que devuelva al 16035 al mismo aspecto que tenía cuando le fue entregado al señor Copley-May. La última vez que se mostró en el Peeble Beach fue galardonado como el 'Best of Show'. En 2013 participó en el Rally Hispano Suiza celebrado en Arizona y en 2015 RM Sothebys Restorarions llevó a cabo la reconstrucción completa del motor. En 2013, el K6 Cabriolet Brandone fue subastado por Sothebys en Monterey bajando el martillo en unos nada despreciables 2.255.000 dólares. Toda la información sobre propietarios y vida comercial del vehículo ha sido extraída de la web de RM Sothebys.

Todas las miniaturas de Matrix Scale Models son tiradas limitadas y tienen el problema que suelen desparecer del mercado rápido. Es lo que me ocurrió en su día con este modelo. Recientemente tuve la suerte de encontrarlo en una tienda online belga, Art-Toys, y encima con un pequeño descuento, por lo que no me lo pensé pues ya era cuestión de tenerlo de una vez o quedarme para siempre sin él a expensas de que algún coleccionista quisiera deshacerse de él. Tuve el problema de que mi unidad llegó sin la cigüeña de metal fotograbado del radiador, pero tanto desde la propia tienda donde lo compré como desde el propio equipo de Matrix Scale Models liderado por Mark Asbreuk, la cigüeña me fue repuesta y convenientemente colocada, lo que deja muy claro las empresas serias y que cuidan a sus clientes en el mercado de coleccionistas frente a otros vendedores y fabricantes que se lavan las manos o ni siquiera responden.

Matrix Scale Models, que cuenta con una preciosa selección de Hispano Suiza en su catálogo y de la que tengo ya cinco referencias en mi colección, presenta una espectacular réplica realizada en resina, como es habitual, de un Hispano Suiza especialmente bonito como es el K6 Cabriolet Brandone, un modelo único en el sentido estricto de la palabra. El modelo tiene un molde correcto en formas y proporciones y cuenta con un acabado de lo más preciso y cuidado, con muchas piezas independientes realizadas en metal fotograbado que otorgan todo el realismo, e incluso moqueta de verdad en el interior. Una pieza magnífica que demuestra el por qué es casi imposible de encontrar en el mercado actual y que un coleccionista de Hispano Suiza como un servidor no podía permitirse dejar escapar.

sábado, marzo 20, 2021

BMW 3.0 CS E9 de Minichamps













BMW introdujo en 1968 la generación de coches denominada 'New Six', así llamada por la incorporación de su nuevo motor de seis cilindros M30 y que estaba conformada por dos series bajo las nomenclaturas internas E3 y E9. La primera hacía referencia a las berlinas 2500, 2800, 3.0 y 3.3; y la segunda a los coupés 2500, 2800 y 3.0, en sus diferentes variantes. En ambos casos se trataba de los modelos sucesores de las berlinas 1500/1600/1800/2000 C y del coupé 2000 CS.

El primer E9 en debutar fue el 2800 CS. El coche básicamente heredaba las mismas líneas del 2000 CS con algunos cambios, sobre todo un aumento de su tamaño general para poder acomodar y adaptarse mejor a la nueva mecánica de mayor tamaño. El frontal tan peculiar del 2000 CS desapareció en beneficio de otro más tradicional y en línea con la nueva identidad de la marca. El diseño seguía estando en manos de Wilhelm Hoffmeister y la construcción de las carrocerías las llevó a cabo Karmann en su factoría de Osnabruck. El 2800 CS, con una potencia de 170 CV, superaba a su antecesor no sólo en velocidad, sino en prestaciones y manejo al ser más ligero.

En 1971 se introduce la que es quizás la versión más popular y conocida del coupé BMW E9, el 3.0 CS, fruto del aumento de cilindrada del motor de seis cilindros hasta los 3.0 litros. Las primeras versiones con carburador ofrecían 180 CV de potencia y cuando al motor M30 se le dotó del sistema de inyección Bosh D-Jetronic la potencia creció hasta los 200 CV. Los 3.0 CS/CSi estaban disponibles con cambio manual de cuatro velocidades o automático de tres. Una versión 2500 CS fue lanzada para los mercados con alta presión fiscal, especialmente Italia.

Si bien las berlinas E3 supusieron para BMW contar con un automóvil realmente interesante con el que tratar de plantar algo de cara a Mercedes, con los coupé E9 la historia fue bien diferente pues en este terreno BMW demostró saber moverse como pez en el agua, ofreciendo uno de los deportivos más legendarios de su tiempo, un automóvil con un aspecto formidable y mecánicamente sobresaliente, con el que hacer vida normal durante la semana y el domingo rodar con él en los circuitos. De hecho, las buenas cualidades de los 3.0 CS/CSi se manifestaron en seguida y en BMW supieron encauzarlo bien.

En 1972 la firma bávara lanza la versión más radical del E9 bajo la denominación 3.0 CSL. La 'L' hace referencia a 'Leicht' -Ligero- y se trata de un E9 desarrollado bajo el reglamento de homologación del Campeonato Europeo de Turismos. Esta cura de adelgazamiento supuso la adopción de un chasis de acero fino, paneles de la carrocería en aluminio, ventanillas laterales de plexiglás, eliminación de todo elemento de confort, adopción de unos parachoques de tamaño mínimo y llantas de mayor tamaño facilitadas por el especialista Alpina. El 3.0 CSL resultó un automóvil muy exitoso tanto en el Europeo de Turismos como en el IMSA de EEUU. Incluso el departamento de competición de BMW, M Motorsport, desarrolló una versión de calle del 3.0 CSL con el kit aerodinámico empleado en los modelos de competición, un modelo que recibió el apodo de 'Batmobile'.

Entre 1968 y 1975 se fabricaron un total de 30.546 coupés E9, siendo sustituido en 1976 por el nuevo coupé E24 o Serie 6, aunque esa es ya otra historia.

Como coleccionista, he perdido la cuenta de cuándo Minichamps lanzó al mercado su última miniatura de un automóvil clásico, de calle, en escala 1/43 y construido en diecast. Fácilmente pueden haber pasado 10 años. Pues bueno, con esta entrada estamos de celebración porque Minichamps lanza una nueva miniatura que es un automóvil clásico, de calle, en escala 1/43 y construido en diecast. Se trata de una fantástica réplica de un BMW 3.0 CS E9 de 1971 que el fabricante con base en Aquisgrán ofrece en dos colores: burdeos y verde metalizado, en ambos casos con tirada limitada de 504 ejemplares. La miniatura es correcta en formas y proporciones y cuenta con el clásico nivel de acabado de Minichamps, que en lo que a modelos realizados en diecast se trata, es muy bueno. Hay detalles curiosos que aportan valor, como la antena de radio o una matrícula alemana de 'Vehículo Histórico', lo que puede suponer que se ha tomado como ejemplo a la reproducir un ejemplar restaurado. Desconocemos qué planes tendrá Minichamps y qué supone este lanzamiento, quizás si el fabricante alemán mejora en su política de comunicación y gestión de redes sociales pudiéramos saber algo más. Pero sea como sea, si esto supone el regreso por derecho de Minichamps a las miniaturas diecast, por encima de la línea Maxichamps, será una gran noticia. En caso contrario, estamos ante una excelente miniatura con una relación calidad-precio demoledora dentro de la fiebre de miniaturas en resina que vivimos actualmente.