domingo, agosto 27, 2006

Alfa Romeo 75 3.0 V6 America de Minichamps






A mediados de los 80, Fiat comenzaba a tomar el control de una languidecente Alfa Romeo, que debido a la delicada situación de la empresa, atravesaba la peor crisis de su historia. Ello se veía traducido en la insuficiente calidad y fiabilidad de sus productos, motivado principalmente por el laxo control de calidad que la administración de la empresa, tuteada por el Estado Italiano, ejercía sobre su producción. Igualmente una sombra alargada desde Turín se cernía sobre la firma del Biscione, Fiat ya movía los hilos para hacerse con su control. En este contexto surge un automóvil tremendamente especial, llamado a ser acreedor del título de "El último Alfa de verdad", o sea, el último Alfa con tracción trasera.

De nombre Alfa Romeo 75, pues conmemoró dicho aniversario de la marca de Milán, fue presentado en mayo de 1985. Su diseño , obra de Ermanno Cressoni, era una especie de actualización del de su antecesor, el Giulietta. Su variada gama de motores, un muy completo equipamiento, acabados de buena calidad y un precio por debajo del de su principal competencia le propiciaron un éxito inmediato. A lo largo de sus siete años de vida comercial, de 1985 a 1992, se distinguen dos fases diferenciadas por el restyling estético de su frontal.

Sus opciones mecánicas eran muy equilibradas y había para todos los gustos y presupuestos. Cuatro eran los motores de cuatro cilindros disponibles, de 1.600, 1.800 y 2.000 cc, con potencias de 110, 120 y 128 cv, además de un 1.8 turbo de 155 cv. En el tope de gama se situaba el V6 'Busso' de 2.500 cc y 160 cv, un motor especialmente diseñado para el mercado americano. El diésel cubicaba 2.000 cc y rendía 90 cv. En 1987 se estrena el motor 2.0 Twin Spark de 148 cv y el V6 ve aumentar su volumen hasta los 3.000 cc, erogando ahora 188 cv. Los diésel montarían el motor VM 2,4 litros de 115 cv. Todos los motores de gasolina pasan a estar alimentados por inyección electrónica.

Pero ni siquiera en aquellos tiempos Alfa renunció a su tradición deportiva, desarrollando para el 75 nada menos que tres versiones tope, el 1.8 Turbo Evoluzione, el V6 Quadrifoglio Verde y el V6 América. En este último caso se trata del modelo que nos ocupa, un automóvil con las miras puestas en el mercado del otro lado del Atlántico. Con un motor potente y elástico, un equipamiento de primer orden y un precio muy competitivo con respecto a su competencia, Alfa quería "descubrir" el Nuevo Continente con su nuevo coche

Esta miniatura pertenece a la serie especial 'Alfa Romeo Glory' realizada por Minichamps como homenaje a la conmemoración del Centenario de Alfa Romeo. Es una miniatura que despierta en mi una gran nostalgia: fue el auto de algunos familiares y amigos en época y mi padre estuvo a punto de comprar una. Minichamps a posteriori realizó dos variaciones de color, un gris plata y el muy característico rojo, aunque el negro es otro de esos colores en que siempre recuerdo el coche. No obstante no es el que mejor refleja los contrastes que tenía la carrocería de este auto con sus partes de plástico. El modelo a escala cuenta con un molde correcto y preciso en sus formas y muy buen detallado exterior e interior. El único fallo que le encuentro es que los pilotos traseros sean monocolor. No obstante, es la mejor miniatura de este coche que existe actualmente en 1/43.

Facel Vega Facel II 'Ringo Starr' de Provence Moulage





Ringo Starr se unió a The Beatles en 1962 como sustituto de Pete Best proveniente de otro grupo de Liverpool llamado 'Rory Storm and the Hurricanes'. Dos años más tarde, en 1964, el batería del grupo de rock por antonomasia visitó el London Motor Show celebrado en Earls Court y su atención se dirigió hacia un atractivo, musculoso y estilizado coupé de aspecto exótico y color burdeos. Es muy posible que Starr se viera influenciado por sus compañeros de grupo, que en aquellos entonces eran los orgullosos poseedores de una buena cuadra de purasangres: McCartney solía moverse con un flamante Aston Martin DB5; John Lennon disfrutaba de su Ferrari 330 GT azul; y Harrison, cada mañana se encontraba ante el dilema de si trasladarse a Abbey Road bien en su práctico Mini Cooper o en un bonito Jaguar E-Type.

El coche sobre el que Ringo Starr había posado sus ojos era un Facel Vega Facel II, concretamente el ejemplar con número de chasis HK2 B160. Fue uno de los 26 Facel II fabricados con el volante a la derecha y uno de los sólo dos ejemplares de éstos que fue equipado con la última evolución del motor V8 Chrysler Typhoon con 6.7 litros en lugar del 6.3 original. Con sus 390 cv de potencia, muy posiblemente que Ringo Starr se vio atraído hacia él gracias a su slogan de venta: "The fastest four-seater in the world" (el coche de cuatro asientos más rápido del mundo).

Con placa de matrícula 'EPH 4B', Ringo Starr recibió su Facel II en su casa de Weybridge, Surrey, en noviembre de 1965, puesto que el coche había sido exportado desde Francia por 'HWM Intercontinental Cars'. El precio de uno de estos coupés superaba las 5.000 libras esterlinas, al mismo nivel que un Rolls Royce Silver Cloud III. Esta unidad montaba una caja de cambios manual de cuatro velocidades Pont-à-Mousson. Las llantas de aleación en lugar de las clásicas de radios lo identifican como uno de los últimos Facel II.

En 1968, el batería de The Beatles vendía su Facel Vega al empresario Reginald Kearsey, de la United Carriers. En una entrevista al 'Evening Standard', explicó que lo cambiaba "por un automóvil más grande y de carácter familiar, una berlina Mercedes". Los siguientes propietarios fueron Mark Walker (1970) y Etic Phillpott (1988), que lo vendió a su actual dueño a través de una subasta celebrada por el especialista Bonhams en 2012, donde el martillo bajó por más de 412.000 euros.

La miniatura de Provence Moulage es una réplica exacta del que poseyó el batería de The Beatles, Ringo Starr. Tiene el volante a la derecha, aunque como rasgo distintivo francés mantiene los faros delanteros amarillos. La miniatura fue una de las últimas creaciones de Provence Moulage para su serie "Facel Legend". Está realizada en resina. También existió una versión en gris para el Amicale Facel Vega Club de Francia, que sólo podía adquirirse siendo socio de la entidad. Ante la gran falta de miniaturas de este modelo, ya que las otras dos que hay, ya están fuera de catálogo (Tin Wizard y MA Colletion), se trata de una excelente realización con todo lujo de detalles y multitud de piezas independientes.

sábado, agosto 26, 2006

Mercedes 450 SLC C107 de Minichamps





Paralelamente al lanzamiento del nuevo modelo de la Clase SL, con código interno R107, Mercedes lanzó un coupé denominado SLC que no era más que un R107 con la batalla ligeramente más larga y techo fijo. Este nuevo automóvil venía a sustituir a los coupés de la serie W111 derivados de la Clase S W108/109 y era la primera vez que Mercedes hacía derivar su coupé de alta gama tomando como base un modelo SL en vez de hacerlo desde la correspondiente Clase S, en su caso correspondería la nueva W116, pero no fue así, y ello se debe este coche se anticipó en un año a la salida de dicho modelo. Recibió la denominación interna C107.

La primera versión en estar disponible, en abril de 1971, fue el 350 SLC, equipado con el V8 de 200 cv. En 1974 llega un nuevo V8 de mayor tamaño, el 450 SLC de 225 cv; y un nuevo seis cilindros, el 280 SLC. tanto el 280 como el 350 podían adquirirse con cambio manual o automático, mientras que el 450 sólo podía combinarse con la segunda opción. Con el objetivo de homologar el nuevo motor V8 de aluminio de cara al Campeonato de Rallyes de 1978, un año antes se coloca en el tope de gama el 450 SLC 5.0, con 245 cv de potencia y un pequeño spoiler trasero de plástico. Aparte de ser un excelente coche ratero capaz de transportar a cuatro pasajeros a altas velocidades de cruceros, el SLC disfrutó de varios éxitos en los rallyes.

En 1980, los 450 y 450 SLC 5.0 son sustituidos por los 380 y 500 SLC, dotados de una nueva caja de cambios automática de tres velocidades. Un año después y coincidiendo con la puesta a la venta del nuevo Clase S W126, el C107 deja de fabricarse.

Como es costumbre en Minichamps, las realizaciones de miniaturas Mercedes suelen ser trabajos muy finos, y éste no es para menos. El molde es de lo más acertado, al igual que los interiores. El mayor defecto que tiene es la maneta de la puerta moldeada sobre la carrocería, en vez de ser una pieza independiente.

Maserati Merak de Minichamps






Ferrari lanzó en 1967 el Dino, un pequeño deportivo con motor V6 desarrollado en colaboración con Fiat destinado a explotar un nuevo nicho de mercado de autos deportivos más económicos. En 1970, Lamborghini hizo lo propio con el Urraco, en este caso un coupé 2+2 con motor V8, también en posición central. Maserati no quiso quedarse atrás y en el Salón de París de 1972, un año después de la presentación del Bora, mostró al público un nuevo modelo más económico, el Merak.

El Merak compartía carrocería con el Bora, aunque con algunas modificaciones, visibles sobre todo en la parte trasera, con los dos característicos travesaños que bajaban del techo a la zaga, principal seña de identidad del nuevo 'benjamín' de Maserati. Para su desarrollo, la firma de bolonia permitió una mayor participación de la casa madre Citroen, que suministró gran parte de los componentes. El Merak equipaba el mismo motor V6 que Maserati había desarrollado para el Citroen SM, concretamente la nueva versión 3.0 de 190 CV. El tablero de instrumentos, la caja de cambios y la dirección también provenían del SM. Los frenos neumáticos de disco y el embrague eran de origen francés.

El hecho de montar un motor más pequeño, permitió un mejor aprovechamiento del habitáculo interior y el Merak se construyó en configuración 2+2, pero lo cierto es que los asientos traseros apenas eran utilizables por dos niños pequeños. Debido a la alta presión fiscal de Italia, Maserati desarrolló una versión específica con motor 2.0 denominada Merak 2000 GT. En 1975 se presentó en el Salón de Ginebra el Merak SS, con el motor potenciado hasta los 220 CV. El Merak estuvo en producción hasta 1983.

Minichamps incluye en su catálogo de Maserati junto con el Bora que presenté el mes pasado un no menos bonito Merak, también de excelente calidad, con un molde correcto y proporcionado y un acabado de lo mejor en lo que a miniaturas de metal se refiere. Un consejo, es altamente recomendable si se compra el Merak de Minichamps hacer lo propio con el Bora, y viceversa.

Facel Vega Excellence 'Ava Gardner' de Provence Moulage






En su relativamente corta trayectoria, Facel Vega construyó en torno a 2900 automóviles, todos de gran clase. El puesto más alto de sus exclusiva gama de productos lo equipaba el Excellence, una limousine basada en un chasis alargado del coupé HK 500, con el que compartía sus órganos mecánicos. El Excellence fue el único automóvil de cuatro puertas fabricado por la firma de Jean Daninos. Era uno de los automóviles más exclusivos de su tiempo y costaba cuatro millones de francos franceses, o lo que es lo mismo, igual que cuatro Citroen DS.

Mecánicamente empleaba el motor Chrysler 'Wedge' de 6.4 litros y 360 cv de potencia, bien acoplado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades Pont-à-Mousson o una automática Chrysler Torqueflite accionada por botones situados en el salpicadero.

El más famoso de todos los Excellence era el que adquirió la actriz de Hollywood Ava Gardner, un primera serie (EX1) de 1958 en color negro con el interior en rojo oscuro. Su número de chasis es EX2B y fue comprado directamente a la fábrica, justo cuando la actriz trabajaba en el rodaje de la película 'On the beach' con Gregory Peck. Gardner fue una gran entusiasta de la marca de lujo francesa y poseyó también un coupé HK 500 de 1959 en negro.

La miniatura que les presento está realizada por el desaparecido fabricante francés Provence Moulage. El modelo representa el coche que poseyó la actriz Ava Gardner. Está realizado en resina y en serie limitada. Se trata de una magnífica realización donde no se han escatimado detalles, ni en el exterior ni en el interior.

sábado, agosto 19, 2006

Ford Mustang Shelby-Cobra GT 350 'Hertz' 1966 de Kyosho







A día de hoy son muchas las empresas de alquiler de coches que incluyen en sus flotas autos deportivos de gran cilindrada tales como Ferrari, Porsche o Lamborghini, y desembolsando la preceptiva cantidad uno puede sentir durante un tiempo determinado lo mismo que los afortunados propietarios de estas máquinas.

Hace exactamente 50 años, en 1966, el piloto y constructor de autos deportivos Carroll Shelby llegó a un acuerdo con la compañía de alquiler de coches Hertz Rental mediante el cual se incluiría en la flota de esta empresa una partida de Mustang Shelby GT 350. En principio se trataba de una maniobra comercial ideada por el propio Shelby y su director de marketing, Peyton Cramer, para mejorar las ventas de sus coches. Hertz finalmente adquirió 1.000 Mustangs pintados en color negro, blanco, rojo, azul y verde con las clásicas bandas gemelas longitudinales que adornaban la carrocería pintadas en el color dorado corporativo de Hertz.

Los únicos requisitos exigibles al conductor era ser mayor de 25 años y tener nociones de conducir autos potentes. Por 17 dólares al día u 85 a la semana cualquier americano medio tendría acceso a alquiler un Shelby Mustang con motor V8 de 4,7 litros y 300 cv de potencia. Todos los Shelby GT 350 'Hertz' montaban cambio automático. Esta maniobra fue tan exitosa que la empresa terminó creando el 'Hertz Sport Cars Club' para la organización de eventos y actividades para los entusiastas de esta máquina, de hecho, era muy habitual que muchos entusiastas propietarios de Shelby GT 350 optaran por el alquiler de un ejemplar de Hertz y dejaran el suyo en casa cuando acudían a eventos en un Estado diferente.

Como conclusión, decir que el Mustang Shelby sigue formando parte de la flota de autos de alquiler de Hertz.

La miniatura objeto de esta entrada esta fabricada por la firma japonesa Kyosho y se corresponde con un Shelby GT 350 'Hertz' de 1966 en la combinación de color blanco y dorado. Está realizada en diecast y destaca por su gran calidad. Cuenta con un molde correcto de proporción adecuada y buen nivel de detallado y acabado general, tanto exterior como interior. Quizás el único punto criticable sea el diámetro de las ruedas quizás más grande lo que debería, pero eso no supone una merma en absoluta pues la miniatura tiene un aspecto muy bueno, además de una gran calidad como es habitual en Kyosho, unos de los referentes en miniaturas de zamack 1/43.

Bitter CD de Minichamps






Por su aspecto, todo el mundo podría pensar que se trata del típico deportivo italiano de finales de los 60 y principios de los 70. Lo que nadie se imagina es que bajo su distinguida carrocería se encuentra un bastidor alemán y en su capó late un corazón Chevrolet V8.

A finales de los 60 Opel presentó un bonito prototipo denominado Styling CD, basado en un Opel Diplomat, pero no llegó a producirse. Fue entonces cuando entró en juego el nombre de Bitter. Erich Bitter era un popular piloto alemán que también era agente de los automóviles Abarth e Intermeccanica, amén de un gran proveedor de material para pilotos. Bitter tenía la ilusión (y el dinero) de fabricarse su propio coche deportivo, ejemplo muy similar al de Peter Monteverdi en Suiza unos años antes. Para ello retomó el prototipo Styling CD de Opel y encargó al carrocero italiano Frua que terminase los diseños. El resultado fue el Bitter CD, un bonito coupé cuyas líneas se asemejaban a un Maserati Ghibli.

A la hora de dotarlo de un motor, la colaboración con Opel fue crucial, ya que facilitó el uso del Chevrolet V8 de 5.300 cc (327 ci) que también empleaba el modelo Diplomat, del que el Bitter tomaba su plataforma y otros componentes. El resultado final fue un vehículo muy atractivo, con cierto carácter deportivo y que destacaba como curiosidad un práctico portón trasero de cristal, el cual sirvió a la Opel de inspiración cuando presentó el Monza.

El Bitter CD tuvo una vida comercial de unos 6 años y se vendieron un total de 395 ejemplares. La crisis del petróleo a mediados de los 70 perjudicó algo sus ventas, aunque luego volvieron a estabilizarse. Con la retirada del mercado de los Admiral y Diplomat de Opel, Bitter retiró también los CD, presentando el modelo SC, diseñado por Pininfarina y tomado como base los Opel Senador-Monza, aunque esa ya es otra historia… Mucha gente se ha preguntado cómo los Bitter nunca han gozado del carisma de otros modelos similares en cuanto a concepción como los De Tomaso, la respuesta ha sido achacada a su fabricación alemana, que no cuenta con el glamour de lo “made in Italy”.

Recientemente Minichamps nos sorprende (como viene siendo habitual) con una hermosa miniatura del Bitter CD. En su condición de marca alemana era de prever que los coches de Bitter entrasen en su catálogo tarde o temprano. Una característica de la miniatura de Minichamps es la sobriedad, en parte motivada por su color gris plata. Si el Bitter CD en lo que a exteriormente se refiere no contaba con muchos adornos y aditamentos, la miniatura es fiel al 100%. Destacamos también lo bien reproducido del interior, con un acabado inmejorable, en color verde, que lo resalta del gris exterior.

jueves, agosto 10, 2006

Alfa Romeo Giulia 1600 de Minichamps






El 27 de junio de 1962 tenía lugar la presentación del nuevo Giulia de Alfa Romeo en un entorno tan especial y propicio para ello como el Autódromo Nacional de Monza. Bajo la denominación interna de Serie 105, el nuevo Alfa Romeo era una puesta al día de su exitoso Giulietta y dicha maniobra había sido concebida como una evolución, el paso a la madurez, de la pequeña Giulietta a la adulta Giulia.

El máximo representante de la nueva gama sería la berlina de cuatro puertas, que derivaba directamente de la anterior generación. En este caso llamó la atención su peculiar diseño en caja obra del entonces diseñador jefe de Alfa Romeo, el doctor Satta Puliga. El auto tenía un aspecto muy conservador, discreto, elegante y austero, pero lo cierto es que una vez que se giraba la llave de contacto se ponía de manifiesto el ADN de la marca y revelaba sin contemplaciones su carácter deportivo.

Las primeras unidades estaba equipadas con el motor biárbol de 1.570 cc que erogaba 90 cv de potencia. A lo largo de los 15 años que estuvo en producción la potencia de este propulsor fue creciendo hasta los 130 cv de las últimas versiones. En 1964 se introdujo un modelo más económico con un motor de 1.290 cc, fácilmente distinguible por su frontal de grupos ópticos simples en lugar de los dobles que lucía el 1.600. En 1976, ya en los Giulia de segunda serie, se incluyó un motor diésel proveniente de las furgonetas Romeo y Romeo 2.

Las berlinas Giulia disfrutaron de un enorme éxito de ventas tanto en Italia como en el resto de Europa durante los tres lustros que duró su producción, alcanzando un total de 486.801 unidades vendidas. Fue un automóvil muy apreciado por los diferentes cuerpos de policía de Italia, lo que puede comprobarse gracias a películas de acción de su época como 'Un trabajo en Italia', de Michael Caine. También fue valorado com auto de competición, especialmente en rallyes. Resulta especialmente simpático que popularmente se le conociera como "coche de suegra", pues así el conductor que por motivos familiares no podía permitirse un coupé tenía en el Giulia, gracias a su conservador y familiar aspecto, el aliado perfecto para contentar con su compra a las exigentes esposas y, sobre todo, suegras que siempre se posicionaban en favor de los autos grandes y con espacio. La parte que no se sabía era qué pasaba después del primer acelerón en la primera excursión familiar con el nuevo Giulia.

La popular berlina Giulia de Alfa Romeo cuenta con una notable presencia entre los fabricantes de modelos a escala 1/43. La de Minichamps ha sido muy opción dada la acreditada calidad de sus modelos. El Giulia de Minichamps es una excelente miniatura, bien realizada, con un molde correcto en formas y proporciones y un acabado de muy buena calidad tanto en el exterior como en el interior. Esta disponible también versión 1.3 así como con librea de algunos cuerpos de policía italianos.

Citroen CX Prestige 1979 y CX Break 1982 de Minichamps










El Citroen CX tuvo la difícil e ingrata tarea de ser el sustituto de un modelo tan mítico y popular como el DS y a la par está considerado como el último de los grandes Citroen clásicos. Su gestación comenzó en el Centro de Estudios de Citroen en 1969 y el 28 de agosto de 1974 era presentado a la prensa en una singular puesta en escena en Laponia, Suecia, siendo la puesta de largo oficial ante el gran público en el Salón de París de ese mismo año celebrado en los albores del otoño. 

En un principio llegan al mercado tres versiones, 2000, 2000 Economique y 2200. Llamaba la atención por su gran tamaño y un impactante diseño de Robert Opron, entonces diseñador jefe de Citroen. Sus líneas recordaban a la de su hermano pequeño, el GS. Técnicamente estaba de sobra a la altura de lo que el público podía esperar del buque insignia de Citroen, incorporando innovaciones tales como una nueva suspensión auto-elevable, frenos hidráulicos y dirección asistida 'Varipower' autocentrante. Si su exterior era llamativo, su interior no se quedaba detrás con su salpicadero de inspiración futurista. 

Tal fue el impacto que causó, que en 1975 recibe el título de 'Coche del año en Europa' imponiéndose al mismísimo Volkswagen Golf. Un año después, en 1976 se ofrecen los nuevos paquetes de equipamiento Super y Pallas, además de una versión denominada Administration especialmente para organismos oficiales y pintada en negro, y la caja de cambios C-Matic semiautomática. Tras las críticas recibidas por su ajustada habitabilidad trasera en comparación con sus principales rivales, los Renault 20/30 y el Peugeot 607, Citroen desarrolla una versión de batalla larga denominada Prestige, con la carrocería que creció 25 centímetros. Su equipamiento incluye tapicería de cuero, aire acondicionado o un techo de vinilo opcional. Los parachoques, tapacubos, marcos de las puertas, calandra y otros embellecimientos iban cromados para acentuar su carácter lujoso. También está disponible el motor 2400 derivado del usado en el DS 23. El primer Prestige que se ve en sociedad fue el empleado por el presidente Valerie Giscard D´Estaing en la coronación del Rey Juan Carlos I el 27 de noviembre de 1975. 

Como curiosidad, en octubre de 1976 se presenta en Arcos de la Frontera el primer CX construido en la factoría española de Citroen Hispania en Vigo, un Pallas 2400. En el Salón de París de ese mismo año se presentó la variante de carrocería familiar bajo la denominación Break, que a su impresionante aspecto le une su enorme espacio interior con posibilidad de transportar hasta ocho adultos. 1977 depara excelentes noticias para el CX, es proclamado 'Coche del año en España' y aparece la versión deportiva 2400 GTI, con motor de inyección de 128 cv que pasaría a equiparse en los Prestige, los cuales reciben una mejora de diseño que aumenta la altura de su techo para dar más comodidad a los pasajeros. La oferta de motores diésel disponible para el CX incluía un inicial 2,2 litros y un 2,5 litros que lo sustituiría más tarde.  En 1985 se pone a la venta el CX Phase 2 con algunas diferentes estéticas y nuevas versiones mecánicas.

El CX fue un automóvil especialmente valorado como coche de representación. Un exclusivo CX Prestige Turbo fue usado regularmente por los presidentes franceses Mitterrand y Chirac, además de lo ya comentado antes de Giscard. Otros mandatarios usuarios del Citroen CX fueron el rey Harald V de Noruega o el presidente de la República de Portugal Mario Soares, además de los sátrapas Augusto Pinochet (Chile), Manuel Noriega (Panamá) o el inefable Erich Honecker de la vieja y extinta Alemania Oriental Comunista, siendo éste un caso especialmente curioso, pues los burócratas del régimen socialista alemán recomendaron a Honecker la compra de una nueva flota de coches de representación dada la mala fiabilidad de las limusinas soviéticas que solían emplear. Concretamente, dicha recomendación invitada explícitamente a optar por modelos de Mercedes, pero Honecker lo negó categóricamente, optando por comprar unos Volvo a Suecia y unos Citroen CX a Francia, estos últimos transformados en limusines por el especialista Nilsson. El Gran Duque Enrique de Luxemburgo usó para su boda un CX con carrocería landaulette de Henri Chapron. No podemos dejar de nombrar el gran protagonismo que acapara un Citroen CX GTI en el videoclip de la canción 'Slave to the rythm', de la solista y actriz Grace Jones, de hecho, la publicidad del Citroen CX GTI de la época era un cartel con una fotografía de dicha artista con su pelo simulando la silueta de un CX y con el eslogan '220 Km/H'.

Minichamps amplió su gama de miniaturas Citroen, formada hasta entonces por el SM sólamente, con el CX. Llamó la atención que fuera la versión Prestige la primera en aparecer, cuando Minichamps es más dado a realizar las versiones más deportivas. El Prestige de Minichamps es una miniatura de primer orden, con una calidad de fabricación inmejorable. Representa un Prestige de 1979 con todos sus elementos cromados y el techo alto. Poco después hizo aparición el Break Phase 1 de 1982, basado en el mismo molde. Este luce unos extraños intermitenes en las aletas propios de las versiones belgas e italianas, pero sin embargo su placa lo identifica como francés. Sea como sea, ambos son de las mejores miniaturas del CX en escala 1/43 que actualmente se pueden encontrar en el mercado.

De Tomaso Pantera GT5 1981 de Spark






Los problemas de control de calidad en sus coches por parte del fabricante italoargentino de autos deportivos De Tomaso hizo que su alianza comercial con el gigante automovilístico americano Ford, que suministraba motores y otros componentes, se acabara en 1975, teniendo su efecto inmediato en que los De Tomaso Pantera desaparecieran de los escaparates de los concesionarios Lincoln-Mercury. De igual modo, Ford cesó la producción del motor V8 Cleveland, el que hasta ahora habían venido empleando estos autos. No obstante, dichas mecánicas siguieron fabricándose en Australia, por lo que Alejandro De Tomaso importó sus motores desde Las Antípodas y luego se enviaban a un especialista con base en Suiza que los optimizaría hasta lograr los 360 cv de potencia.

En 1980, De Tomaso realiza una profunda revisión del chasis del Pantera, y en lo sucesivo los nuevos modelos irían numerados desde el 9.000. En mayo de ese mismo año se presenta el Pantera GT5, la versión de calle más extrema realizada hasta ahora, fácilmente distinguible por su llamativa carrocería ensanchada que acentuaba el carácter agresivo del diseño original. Igualmente, el logotipo 'De Tomaso Pantera GT5' era bien visible en la parte baja de ambos flancos del coche.

El kit de carrocería, fabricado en fibra de vidrio, incluía un nuevo faldón delantero con tomas de aire y pasos de rueda, además de un llamativo alerón trasero opcional muy similar al del Lamborghini Countach 500 S. Las llantas de alegación era muy similares a las del modelo GTS. En 1985, el GT5 pasa a llamarse GT5 S y los aditamentos de fibra de vidrio pasan a ser de acero. Según el Pantera Owners Club of America, se fabricaron un total de 252 GT5 y 183 GT5 S.

Si ya el Pantera primera serie de 1970 tenía una apariencia brutal, la versión tope de 1981 no lo era menos. Spark riza el rizo con respecto a su Pantera de 1970 y nos presenta una espectacular miniatura de un GT5 de 1981. En esta miniatura la profusión de detalles es mayor y se ve un esfuerzo de Spark en sus últimas creaciones por mantener un estándar de calidad muy alto. El acabado exterior de la miniatura está muy bien conseguido, reproduciéndose multitud de detalles. Es para destacar la hermosa pintura blanco perla metalizado escogida. Si con los modelos Spark siempre encontramos unos interiores bien moldeados pero algo sosos en lo que a color se refiere, este incluye ya más elementos diferenciados, aparte de la tradicional tampografía del cuadro de instrumentos, como la guía de la palanca de cambios o un extintor. Un 10 para Spark y esperemos que su calidad siga aumentando de esta forma.