martes, abril 17, 2007

Triumph Spitfire MK IV 1974 de Minichamps








La marca inglesa Triumph siempre se caracterizó por elaborar pequeños y divertidos coches deportivos cuya mejor baza era su asequibilidad al gran público. Al igual que otras como MG, Triumph es una de las marcas señeras cuyo producto estrella siempre fue el clásico deportivo británico, cuya fórmula principal responde a la combinación de una bonita carrocería biplaza descubierta rematada con un motor y elementos de la gran serie. 

El Spitfire es la perfecta muestra de ello. Este simpático y temperamental cochecito nace en 1962 con vistas a ser el sustituto del Herald. Tomaba el nombre de los míticos aviones de la RAF que defendieron Gran Bretaña de la Luftwaffe alemana en la IIGM. El Spitfire fue proyectado como respuesta al Midget de MG y al Sprite de Austin Healey. Por encima suya estaba la prestigiosa serie TR. En principio montó el motor 1.1 litros. 

La segunda generación llegó en 1963 y equipaba los parachoques más altos para cumplir la normativa de seguirdad americana. El MK III introdujo el motor 1.3 litros. El MK IV y último modelo en aparecer, llegó en 1970. Estéticamente tenía un nuevo frontal diseñado por Michelotti y una nueva trasera. Montó el motor 1.5 litros del MG Widget.

Es cierto que el Spitfire es un modelo del que no es difícil encontrar reproducciones, pero estas siempre se suelen ceñir a las primeras generaciones, por otra parte más bonitas que la última. Es por eso que es agradable que una marca con la calidad de terminación de Minichamps venga a completar la gama con su última variación, el MK IV. Teniendo en cuenta que ya de por sí era un coche bastante escueto, los pocos detalles que presenta, están muy bien reproducidos. Destaca especialmente el salpicadero imitando a la madera. También es muy propia la combinación de colores, muy típica en este tipo de coche.

No hay comentarios: