jueves, junio 28, 2007

Citroen 2CV AZU 'Telefónica' de Altaya






Los vehículos industriales basados en pequeños turismos supusieron una excelente alternativa a las furgonetas tradicionales como vehículos de trabajo, pues esa porción de espacio que se perdía se ganaba en maniobrabilidad y accesibilidad. Sin duda alguna, uno de los vehículos de este tipo más populares que se han conocido es la pequeña camioneta basada en el inconfundible 2CV de la Citroen.


La primera furgoneta 2CV fue la Tipo AU lanzada en marzo de 1951 y se basaba en el 2CV A. Iba equipada con un motor de 375 cc de 9 CV de potencia. Tuvo una vida relativamente corta pues en 1954 fue sustituida por la AZU, basada en el nuevo 2CV AZ. Se construyeron 38.000 ejemplares hasta julio de 1956.

Entre 1955 y 1969 todas las furgonetas 2CV pasarían a fabricarse en la factoría de Port D´Ivry de Panhard en París.  La nueva AZU hace su aparición en septiembre de 1954 y estaría en catálogo hasta 1977. Montaba un motor más potente, de 425 cc y 18 CV de potencia, además de una carga útil de 250 Kg. A lo largo de su trayectoria, la AZU evolucionó de forma pareja al 2CV, heredando sus rasgos estilísticos y sus avances mecánicos. Las AZU más populares en Francia fueron las empleadas pord 'La Poste', el servicio de correos galo.

Los primeros vehículos que salieron de la cadena de montaje de la recién inaugurada fábrica de Citroen Hispania en Vigo, Galicia, en 1958 fueron las Citroen AZU, en su gran mayoría destinadas a la exportación. Empresas españolas como 'Renfe', 'Correos' o 'Telefónica' incluyeron las AZU de Citroen en sus flotas de vehículos de servicio. Fueron especialmente populares en la España de los años 60 las AZU de 'Telefónica', con sus típica escaleras cargadas sobre el techo.

La miniatura corresponde con el número 6 del coleccionable 'Furgonetas de Antaño', editado por Altaya. Está fabricada por Ixo en metal. Es un modelo de muy buena manufactura, quizás de lo mejor de la colección, con un buen y proporcionado molde y un acabado razonablemente bueno, donde destaca la buena aplicación de la pintura o los elementos ornamentales finamente realizados en plástico como piezas independientes, resultando un conjunto muy simpático y especialmente nostálgico.

No hay comentarios: