miércoles, diciembre 25, 2019

Ebro C150 'Estrella de Galicia' de Salvat










Motor Ibérica, empresa surgida tras el cese de actividad de la división española de Ford, presentó en 1965 los camiones de la Serie C de su marca Ebro. Tenían un aspecto diferente a sus antecesores de la Serie B con un peculiar diseño de sus cabinas que los hizo inconfundibles. A esta disposición se le denominó semi sobreelevado, dado que el motor no quedaba por completo debajo de la cabina, sobresaliendo una pequeña parte, de ahí su pequeño morro.

Contrariamente a otros camiones, los Ebro Serie C tenían un sistema de ajuste de los asientos del conductor, algo que no muchos fabricantes en la España de entonces ofrecían. Estos camiones podían adquirirse como cabina con chasis desnudo, cabina con caja abierta metálica o de madera, y una caja más grande con el aspecto de un furgón.

La gran virtud de la Serie C de Ebro era su tamaño contenido, lo que hacía que estos camiones resultasen perfectos para el trabajo en la ciudades y entornos urbanos. Estaba disponible en una amplia gama de capacidades de carga, siendo el C150 para 1.500 kilos el básico y más exitoso de todo, aunque también estaban los C350, C400 y C550 para 3.500, 4.000 y 5.500 kilos respectivamente. 

En el capítulo mecánico, el Serie C no ofrecía grandes novedades y ahí seguía estando el motor Ford diésel de cuatro cilindros 3.6 litros y 70 CV, con capacidad para ofrecer una velocidad máxima de 60 Km/H en condiciones de carga, suficiente para el C150, pero no para los de mayor tonelaje. Por este motivo, Motor Ibérica presentó los  C700 y C800 con motor Perkins de seis cilindros y 100 CV -La división española de Perkins era propiedad de Motor Ibérica-, pero estos modelos de gran tonelaje no tuvieron el éxito esperado dada la competencia de fabricantes más fuertes como Barreiros y Pegaso. La Serie C de Ebro dio paso en 1968 a la Serie D, pero esa ya es otra historia.

Como entrega número 9 del coleccionable 'Vehículos de Servcio y Reparto' de la editorial Salvat nos llega este bonito y nostálgico Ebro C150 con carrocería de botellero de la empresa cervecera 'Estrella de Galicia'. Como ya hemos destacado en otras entradas, la editorial Salvat está realizando un gran trabajo con sus coleccionables de miniaturas netamente españolas, lo estamos viendo con el coleccionable de 'Camiones Pegaso' y ahora con éste, lo que viene a dejar claro el hecho de que una miniatura que se venda en un coleccionable de comercio de prensa no tiene que considerarse inferior a otras miniaturas vendidas en negocios específicos, algo que la editorial que durante años dominó este negocio, Altaya-Planeta Deagostini, parecía no entender ni preocuparse por la calidad ni la veracidad de los modelos que ofrecía. En el caso de este Ebro C150, la miniatura está realizada por Ixo Models y es correcta en forma y proporciones, además de tener un nivel de terminación muy bueno en consonancia con el precio que piden por ella, además de ser una miniatura exclusiva que no se puede acceder a ella de ninguna otra forma, además del mercado de la reventa o segunda mano. Y, por supuesto, es una miniatura con mu buena acogida por parte del coleccionista español que ve llegar a a sus manos con cierta facilidad y de forma económica todo un icono del transporte nacional. Sin duda, insistimos, la editorial Salvat está realizando un gran trabajo y demuestra que se puede vender una miniatura económica y dentro de un coleccionable de prensa con buena calidad y realizada correctamente. Seguiremos atentos a qué nos ofrecen estos chicos en el futuro.

1 comentario:

Conry43 dijo...

Muy Buenas, sin duda es un muy buena miniatura, aunque viendo la foto del modelo original en que se inspira, se podia haber hecho aun mejor, ya que tiene algunos fallos, aun asi es una preciosidad y una buena miniatura, no estoy suscrito así que voy comprando solo aquellas que mas me gustan o recuerdo de la niñez, esta no me la podía perder...
Muy pronto veremos entregas muy deseadas y que nos retrotraerá a nuestra niñez, y con marcas que nos han hecho tan felices como Bimbo, Tigretón, Matutano..., ya he podido ver algunas fotos y la verdad es que son muy bonitas.
Ya era hora de que pudiéramos tener dos colecciones tan buenas como muy bien comentabas.
Un saludo!