sábado, diciembre 14, 2019

Pegaso 1095 LDR Capitoné 'Mudanzas Ángel Zaragoza' de Salvat








La expresión derivada del francés capitoné hace referencia a un tipo de acolchado que se usa en tapicerías. En España se tenía la costumbre de denominar de esta forma a los camiones con carrocería furgón integral empleados para realizar mudanzas, porque todo su interior reproducía este tipo de acolchado para no dañar mercancías que transportaban, por norma general delicadas.

La firma segoviana Toribio y Facundo fue un especialista en la transformación de camiones en furgones tipo capitoné empleando la patente del especialista alemán Ackermann. Precisamente, el modelo que nos ocupa en esta nueva entrada es una de sus creaciones, concretamente sobre la base más empleada, la del Pegaso 1095 Comet.

En este caso la transformación se realizó sobre la base del 1095 LDR de bastidor largo que permitía mayor espacio de carga, en su caso unos 1.800 kilos gracias a sus siete metros de longitud. El Comet 1095 LDR incluía el puente trasero de doble velocidad, o sea, alta y baja según las necesidades y el paso de unas a las otras se efectuaba mediante un mando eléctrico en el panel de instrumentos. También equipaban neumáticos y llantas de mayor tamaño y un depósito de gasoil de 200 litros.

Mecánicamente, empleaba el motor diésel de seis cilindros 6.550 cc y 125 CV de potencia. El modelo empleado por la empresa 'Ángel Zaragoza' lucía un frontal peculiar con dobles faros cuadrados provenientes de Barreiros.

Me hacía especial ilusión tener en mi colección un camión de mudanzas como los que veía cuando era pequeño, recuerdo uno siempre aparcado en el Paseo Marítimo de Cádiz detrás de mi colegio, de color azul y amarillo, pero poco más. La opción de adquirir la miniatura artesanal del especialista Otero Scale Models nunca la barajé por su precio, dado que los camiones son algo secundario en mi colección, así que me decidí por el que recientemente ha aparecido dentro del coleccionable 'Camiones Pegaso' de la editorial Salvat, un coleccionable que si bien no estoy reuniendo, he comprado algunos números y la calidad de sus miniaturas es excelente por el precio que piden por ellos. Tuve la suerte de conseguirlo en mi reciente viaje a León, pues en El Corte Inglés de dicha ciudad pueden comprarse los números del coleccionable sin problemas gracias a un enorme stock. La miniatura tiene un excelente acabado y, lo más importante, reproduce con mimo y detalle un vehículo original. Lejos quedan esos tiempos de la inefable Altaya con sus "inventos y chapuzas". Un modelo muy recomendable, quizás de lo más sorprendente que ha salido en una colección que están cuidando al máximo el detalle.

No hay comentarios: