martes, octubre 21, 2008

Mercedes 220 D/8 W115 y 280 C/8 W114 de Auto Art












Mercedes introdujo en 1968 a la primera generación del vehículo conocido hoy día como Clase E bajo la denominación interna W114/115, los populares 'Strich Acht', porque sus números de bastidor terminaban /8. Su diseño era claramente rupturista con el de la generación anterior, el W110 con su carrocería con colas traseras. Sería el último Mercedes que diseñase el francés Paul Braq frente del Departamento de Estilo de la marca, con unas líneas claramente influenciadas por las del resto de modelos del catálogo de la marca.

Una de las claves del éxito del nuevo Mercedes de gama media era su nutrida oferta de motores y versiones. Los W114 eran los coches equipados con motor gasolina de seis cilindros -230, 250 y 280-, mientras que los W115 montaban mecánicas de cuatro cilindros y diésel, los 200, 200 D, 220 D, 240 D y el novedosos cinco cilindros 240 D 3.0.

Un año después, Mercedes presentó una atractiva versión coupé con un llamativo diseño sin pilar B, sólo disponible con los motores de gasolina de seis cilindros de mayor potencia, los 250 y 280 C. 

Los autores especializados lo definen como uno de los Mercedes más exitosos, teniendo particularmente una muy buena aceptación por el gremio del taxi tanto en Europa como en otros países del mundo, sobre todo del panorama árabe, donde es aún es muy común verlos rodando por las calles en condiciones de uso diario.

Estas miniaturas de Auto Art son sin duda las mejores reproducciones de estos Mercedes que se han hecho en la escala 1/43, con una terminación final mejor que la del 200/8 de Minichamps que ya en su día analizamos y, por supuesto, a años luz del que ha fabricado Ixo para un coleccionable de Altaya sobre la historia de Mercedes. Sus detalles exteriores son impresionantes y destaca que Auto Art no ha escatimado en el uso del cromo, cosa que no debería faltar en ninguna miniatura de un Mercedes clásico. Quizás el punto más bajo se lo lleve el interior, que aunque perfectamente modelado y detallado, no vendría mal que lo hubieran puesto en un color diferente al negro. Dos modelos sensacionales que no deberían faltar a ningún buen coleccionista de Mercedes que se precie, sobre todo el coupé, que es el único que existe en miniatura a día de hoy.


sábado, octubre 18, 2008

Mercury Club Coupé 1949 de Universal Hobbies








La división Mercury de la Ford presentó en 1949 su primer coche nuevo tras la II Guerra Mundial bajo el nombre de Eight. Llamó la atención su peculiar y agresivo diseño del tipo Pontón obra de Bob Gregorie. Este coche fue concebido en un principio para lucir sobre su calandra el emblema de Ford, pero los ejecutivos de Dearborn estimaron que era demasiado grande para competir con el Chevrolet de GM, por lo que al final de optó por la marca de gama media.

Montaba bajo el capó el motor V8 255 Flathead -cabeza plana- de 4.2 litros. Estaba disponible con cinco tipos de carrocería, el sedán con puertas traseras suicidas, el descapotable, un familiar al estilo 'Woody Wagon' y el más que atractivo Club Coupé, modelo muy buscado por los amantes de los coches modificados.

El Mercury Club Coupé ha tenido apariciones estelares en varias películas famosas. James Dean condujo uno de color negro en 'Rebelde sin causa', al igual que Silvester Stallone en 'Cobra', en esta ocasión un ejemplar modificado. En 'Grease', John Travolta bate con su descapotable blanco a su rival durante la carrera en el canal de la parte final, el cual también conduce un Mercury con pintura de llamas y techo recortado. El personaje 'Shériff' de la película de animación 'Cars' es un Mercury Club Coupé con librea de coche patrulla.

Universal Hobbies vende este bonito Mercury bajo su submarca Eagle´s Race. Se trata de un modelo de formas correctas y proporcionadas y con un acabado general bastante bueno. Por su terminación general diremos que su nivel de calidad es medio, no llega a la finura de marcas como Auto Art o Minichamps, pero es una miniatura que no desentona.

viernes, octubre 17, 2008

MG TC de Vitesse








No es una pedantería ni un dogma decir que el MG TC fue el padre de los deportivos ingleses. Además, fue el coche con el que la industria del motor británica volvió a despegar tras la terrible Segunda Guerra Mundial. 


Pese a ser un coche fabricado en la década de los 40, su estilo es claramente de los años 30, de hecho, es una puesta al día del Midget J2 de 1933. Fueron los soldados norteamericanos y australianos los que tras terminar de luchar en el frente de Europa occidental se volvieron a casa con uno de estos pequeños MG, ya que por tan sólo 500 libras esterlinas podían tener un segundo coche para el ocio mucho más divertido que los aburridos y grandes sedanes de los 40. 

En el capítulo mecánico, otro de los secretos de la economía del TC eran su motor y sus componentes, pues todos derivaban de la gran serie de BMC. En el caso del motor, se optó por un pequeño cuatro cilindros de 1.3 litros que le permitía llegar a los 121 Km/H, cosa que cuando el conductor bajaba el parabrisas y sentía el viento en su cara creía que era el doble.

Este MG, pese a portar el nombre del mítico fabricante de miniaturas portugués Vitesse, está hecho por la empresa china Sunstar, propietaria ya de la marca lusa. Eso sí, los Vitesse han ganado bastante en calidad, recibiendo una lógica evolución cualitativa desde los años 90. El coche cuenta con unas proporciones correctas y muchos detalles bonitos, como las ruedas de radios tipo Photoetched, como el modelo original. Contrasta muy bien el color blanco viejo de su carrocería con el rojo del interior, además de la clásica parrilla también roja.

Fiat 2300 S Coupé y Cabriolet de Starline Models












El 2300 de seis cilindros fue el buque insignia de Fiat durante el periodo comprendido entre 1961 y 1968. Su carrocería era muy similar al del modelo anterior, los 1800-2100, los hermanos ricos de nuestro querido Seat 1500. Junto a la berlina y al familiar, Fiat añadió para completar la gama los atractivos coupé y cabriolet diseñados por Ghia.

La potencia del motor seis cilindros y 2.3 litros del 2300 era de 136 CV. Gracias a la adopción de un carburador doble optimizado por Abarth, los coupé y cabriolet obtenían 150 CV de potencia. Este potente propulsor unido a una carrocería de línea baja y esbelta hacían del 2300 S un automóvil muy atractivo, aunque no era un auténtico deportivo ya que empleaba el mismo chasis de la berlina. Era más bien un gran turismo muy distinguido y capaz de circular a altas velocidades de crucero por las autostradas italianas.

Igualmente, se trataban de autos con un precio notablemente elevado, lo que sólo les hacía comparable con los coupé y descapotable de Mercedes de la serie W111 o los BMW CS.

Como ya hemos comentado en otros post en los que he sometido a juicio a miniaturas de la marca Starline Models, lo mejor sin duda de esta marca es su más que excelente relación calidad-precio. Sí es cierto que muchos coleccionistas hablan mucho de este factor cuando adquieren una miniatura muy barata pero que luego no responde del todo a las expectativas, pero el caso de Starline está más que claro. Su nivel de calidad bien se merece un notable alto. Sí es cierto que sus modelos están faltos de ese fino toque que ofrecen Minichamps, Auto Art y parece ser que ahora Norev e Ixo también. En lo que al 2300 S se refiere, creo que ante todo hay que destacar las acertadas proporciones del molde, un factor que en general sale muy airoso en todos los Starline. El ornamento exterior es bueno, pero ya he comentado que algo falto de finura, cosa que sorprendentemente sí tiene el interior. Para terminar, he de decir que esta miniatura ya llevaba un tiempo en mi vitrina, pero había olvidado reflejarla como se merece en el blog. Es de alabar que Starline se esté dedicando a reproducir clásicos italianos olvidados en cierta forma.

jueves, octubre 16, 2008

Simca 8 Sport de Norev






Simca presentó el 8 Sport Cabriolet derivado de la berlina homónima 8 en el Salón de París de 1949. Se trataba de un pequeño y encantador descapotable con un bonito diseño de Pininfarina y una carrocería ligera de aluminio construida por Facel Metallon, empresa dirigida por el diseñador Jean Daninos, que unos años después fundaría su propia marca de automóviles, Facel Vega.

Para este modelo en cuestión, los técnicos de Poissy elevaron la cilindrada del motor desde los 1.1 hasta los 1.2 litros, logrando una potencia de 50 cv. Si bien no se puede decir que el Simca 8 Sport fuera un auto deportivo en el sentido estricto de la palabra, ya que no superaba los 135 Km/H, era un automóvil agradable de conducir para automovilistas que buscaban más estética que prestaciones.

Cabe reseñar que el 8 Sport fue en su época un modelo caro con un precio muy similar al mismísimo Citroen Traction 15 de seis cilindros. Su más directo rival fue el Salmson 10 cv, con una filosofía muy parecida. Pese a su carácter tranquilo, hubo quien supo sacarle jugo de cara a la competición, como el popular preparador francés Amédée Gordini. Su joven piloto Jean Pierre Beltoise se convirtió en un auténtico admirador del pequeño Simca, declarándolo en una ocasión como uno de sus coches favoritos junto al MG TF y al Triumph TR2.

Con la miniatura en la mano no nos equivocamos al afirmar que Norev ha dado un paso adelante en cuanto a calidad y presenta un modelo muy logrado en lo que a los detalles se refiere. Si bien es cierto que el Simca 8 Sport era un automóvil más bien sencillo y no sobrado de detalles estilísticos, sólo los necesarios para llamar la atención. Otro punto a favor es la combinación de colores elegida por Norev, ya que citando al amigo Javier, del foro Escala Colempi, "el exterior negro, los cromados y el interior rojo crean un precioso contraste". Otro detalles que 'El Kekomóvil' no quiere pasar por alto son los limpiaparabrisas realizados al estilo Photoetched, más realistas que los de plástico cromado. En fin, una miniatura muy bonita y que cae aún mejor cuando es un regalo.

martes, octubre 07, 2008

Mercury Monterey Sun Valley & Convertible 1954 de Collector´s Classics












En 1952, la firma Mercury introdujo una nueva generación de su coupé Monterey más actualizada y con un diseño menos agresivo que su predecesor, el famoso coupé de ventanillas bajas que popularizó James Dean en 'Rebelde sin causa'. 


El coche lucía un estilo más deportivo y juvenil, aunque continuaba siendo un coche de gama media-alta a caballo entre el económico Ford y el más elitista Lincoln. Se ofertaron cuatro carrocerías, sedán, coupé, cabriolet y station wagon, de las que aquí les presentamos dos, el cabriolet y el coupé tipo Sun Valley con el techo de cristal, el mismo que tenía su hermano gemelo barato, el Ford Skyliner. 

En el apartado mecánico se incorporó un nuevo V8, esta vez de 256 pulgadas cúbicas y 160 CV de potencia. Ya que hemos hecho una referencia cinéfila a la hora de referirnos al Monterrey de 1948-1951, cabe destacar que el modelo 1954 bien la merece también, ya que junto a los actores Desi Arnaz y Lucille Ball fue protagonista de la entrañable comedia romántica de los 50 "Un remolque muy, muy largo".

El modelo que aquí les presentamos está fabricado a mano en Argentina por la extinta firma de miniaturas Collector´s Classics perteneciente a la marca de juguetes Buby. Para ser una miniatura con unos años encima hay que decir que cuenta con un nivel de ejecución muy bueno que no desentona nada con miniaturas más actuales.

sábado, octubre 04, 2008

Amphicar 1965 de Minichamps









Hans Trippel fue un ingeniero alemán que cuenta en su currículum con tres importantes hitos: el sistema de apertura de puertas del legendario Mercedes 300 SL 'Gullwing'; el Troll -uno de los pocos intentos de fabricar un automóvil en Noruega; y el que más fama le dio, la construcción del simpático y popular Amphicar.

Trippel había construido durante la II Guerra Mundial vehículos anfibios para el Ejército Alemán, el Schwimwagen, basado en el Volkswagen Escarabajo. El Amphicar puede considerarse el heredero del anterior. Con una caja de cambios Volkswagen y un motor de Triumph Herald, el que es hoy por hoy el primer y único vehículo anfibio civil fabricado en serie, gracias a una transmisión Hermes similar a la usada por los Porsche, el Amphicar derivaba la potencia del motor de las ruedas a dos hélices situadas en la parte trasera. Las ruedas delanteras actuaban como remos. Su carrocería tenía un diseño muy bonito y agradable propio de los deportivos de principios de los 60, con un más que razonable parecido al Triumph Herald del que tomaba prestado su motor.

Fabricados en las instalaciones del Quandt Group en Lübeck y en Berlin, los Amphicar no gozaron del éxito esperado en Europa dado que ni como coche ni como embarcación resultaban convincentes. No obstante, la presentación del modelo en el Motor Show de Nueva York de 1961 sí atrajo la mirada de muchos compradores del otro lado del Atlántico que lo emplearon como vehículo de recreo. El Amphicar estuvo en el mercado siete años y se fabricaron 3.878 unidades, la mayoría destinadas a su exportación a los Estados Unidos. Pero un endurecimiento de la Ley concerniente a las condiciones de uso de este coche hizo que sus ventas decayeran hasta el punto de que Hans Trippel no pudo continuar con su producción.

En 1965 dos Amphicar navegaron con éxito el río Yukon en Alaska y en 1968 otros dos cruzaron el Canal de la Mancha. Ha tenido apariciones en la gran pantalla en las películas 'Inspector Clouseau', en el episodio 5/10 de la popular serie de animación 'The Simpsons' o en el capítulo 5/4 de 'Los Vengadores'. Uno de los más destacados propietarios de un Amphicar fue el presidente de los Estados Unidos Lyndon B. Johnson. Gran entusiasta de este simpático coche, el también muy bromista mandatario americano tenía por costumbre pasear a las visitas que acudían a verle a su rancho, 'Johnson City', en su Amphicar por un lago que hay en la propiedad. Algunos Amphicar fueron a parar a la Policía de Berlín y efectuaron labores de rescate fluvial. Cada año con motivo de la semana del 4 de Julio, un importante grupo de aficionados y propietarios de Amphicar se da cita en una gran concentración denominada 'Swim in' en el Gran Lago del parque St Mary, en Ohio.

Ya con la miniatura de Neo Scale Models hablamos de la historia del simpático coche anfibio del ingeniero alemán Hans Trippel, por lo que en este post centraremos en la nueva miniatura que hace escasas semanas presentó la marca alemana Minichamps. Ésta goza de una formas muy proporcionadas y quizás algo más reales que las del Amphicar de Neo. El detallado general es excelente, prueba de que Minichamps sigue mejorando sus estándares de calidad año a año. Destacamos las hélices traseras, la clásica rejilla portaequipajes y lo más simpático de todo, un remo de emergencia bajo el volante y el salpicadero por si se acaba el combustible mientras el coche navega. La principal diferencia entre el Amphicar de Minichamps y el de Neo es su material de construcción, que en la marca alemana es Zamac y en la holandesa resina. No obstante ambos son una gram opción de compra y será la preferencia del coleccionista por un material u otro el factor que decida por cuál optar, no obstante el de Minichamps cuesta unos cinco euros menos.