jueves, octubre 16, 2008

Simca 8 Sport de Norev






Simca presentó el 8 Sport Cabriolet derivado de la berlina homónima 8 en el Salón de París de 1949. Se trataba de un pequeño y encantador descapotable con un bonito diseño de Pininfarina y una carrocería ligera de aluminio construida por Facel Metallon, empresa dirigida por el diseñador Jean Daninos, que unos años después fundaría su propia marca de automóviles, Facel Vega.

Para este modelo en cuestión, los técnicos de Poissy elevaron la cilindrada del motor desde los 1.1 hasta los 1.2 litros, logrando una potencia de 50 cv. Si bien no se puede decir que el Simca 8 Sport fuera un auto deportivo en el sentido estricto de la palabra, ya que no superaba los 135 Km/H, era un automóvil agradable de conducir para automovilistas que buscaban más estética que prestaciones.

Cabe reseñar que el 8 Sport fue en su época un modelo caro con un precio muy similar al mismísimo Citroen Traction 15 de seis cilindros. Su más directo rival fue el Salmson 10 cv, con una filosofía muy parecida. Pese a su carácter tranquilo, hubo quien supo sacarle jugo de cara a la competición, como el popular preparador francés Amédée Gordini. Su joven piloto Jean Pierre Beltoise se convirtió en un auténtico admirador del pequeño Simca, declarándolo en una ocasión como uno de sus coches favoritos junto al MG TF y al Triumph TR2.

Con la miniatura en la mano no nos equivocamos al afirmar que Norev ha dado un paso adelante en cuanto a calidad y presenta un modelo muy logrado en lo que a los detalles se refiere. Si bien es cierto que el Simca 8 Sport era un automóvil más bien sencillo y no sobrado de detalles estilísticos, sólo los necesarios para llamar la atención. Otro punto a favor es la combinación de colores elegida por Norev, ya que citando al amigo Javier, del foro Escala Colempi, "el exterior negro, los cromados y el interior rojo crean un precioso contraste". Otro detalles que 'El Kekomóvil' no quiere pasar por alto son los limpiaparabrisas realizados al estilo Photoetched, más realistas que los de plástico cromado. En fin, una miniatura muy bonita y que cae aún mejor cuando es un regalo.

No hay comentarios: