miércoles, febrero 06, 2008

BMW Isetta de Schuco







A mediados de los años 50, la crisis del Canal Suez provocó que una gran mayoría de automovilistas europeos optasen por los denominados microcoches, que consumían poco combustible pero permitían un grado mayor de confort que una motocicleta o un scooter. Uno de los micros más famosos de la historia de la automoción fue el inimitable Isetta italiano, una idea del industrial transalpino Renzo Rivolta, propietario de la empresa Iso. 

Mientras en Munich, BMW era consciente de que necesitaba un producto económico y popular que ayudase a introducir dinero en la empresa, pues los grandes 'Barroque Angels' no estaban teniendo el éxito esperado. En una operación similar a la que hiciese en la década de los 20 con el Dixi, un Austin Seven producido bajo licencia, BMW contactó con Iso para negociar la producción del Isetta en similares condiciones, como hacía la empresa gala Velam para Francia. 

El acuerdo se materializó y BMW comenzó a fabricar el Isetta en Alemania y en Gran Bretaña bajo sus siglas. El "motocoupé" debutó en Frankfurt en 1955 con un motor bicilíndrico bóxer de 250 cc de la motocicleta R25, que un año más tarde evolucionaría hasta los 300 cc. Así pues la denominación de los pequeñines italobávaros fue la de BMW Isetta 250 y BMW Isetta 300. Se fabricaron 161.000 Isettas en ocho años. 

Cabe destacar como curiosidad que los Isetta del mercado británico tenían tres ruedas por motivos fiscales. No se puede obviar el famoso sistema de entrada y salida en el coche, con una sola puerta frontal que se abría y cerraba con la columna de la dirección. BMW intentó ir más allá y presentó el BMW 600, una versión más grande del Isetta para cubrir el hueco entre éste y los grandes sedanes V8. El 600, ya con dos puertas pero más costoso que el Volkswagen Escarabajo, no tuvo el éxito de su hermano pequeño, aunque esta ya es otra historia. 

El Isetta ha sido un coche muy querido por el imaginario popular. Es destacable su papel protagonista en un video musical del grupo pop de los 80 Depeche Mode. Tampoco se puede olvidar la serie humorística americana 'Cosas de casa', donde su protagonista, Steve Urkell, conducía uno rojo y blanco. Incluso hubo entusiastas que compitieron con él, como es el caso de la Mille Miglia de 1955, carrera en la que terminó en la posición 267.

No se puede decir que el Isetta no haya sido reproducido en miniatura. Este modelo corresponde a la versión que la marca alemana Schuco destina a la Boutique BMW. Aparte de la finura general del coche, lo más destacable es que es el único Isetta en escala 1/43 que se le abre la puerta. La inclusión del clásico remolque tipo camping, al igual que en el Goggomobil, convierte el conjunto en un producto muy simpático y atractivo.

No hay comentarios: