miércoles, febrero 06, 2008

Porsche 911 930 Turbo 1975 de Ebbro







La palabra Turbo no era nada nuevo para Porsche, pues los 917 sobrealimentados corrían y ganaban competiciones por todo el mundo desde la temporada 72-73. Pero nunca había habido un modelo de calle de la firma de Stuttgart que optase por este sistema de alimentación. Conocido como proyecto 930, la filosofía inicial estipulaba un Porsche austero pero capaz de proporcionar al conductor normal -y que pudiera permitírselo, claro- las sensaciones más cercanas a las competición. 


Pero finalmente se impuso la idea de que este nuevo coche debía ser un producto de lujo y muy exclusivo. Su spoiler delantero, sus formas eroticamente ensanchadas y su alerón trasero causaron euforia entre el público. Su motor derivaba del 3.0 litros del Carrera RS 3.0 y estaba alimentado por un compresor KKK y un sistema mecánico de inyección Bosch K-Jetronic. La potencia era de 260 CV. 

Las primeras versiones de 1975 se diferenciaban por un alerón de doble rejilla, una más pequeña que otra, y un espejo retrovisor único para el conductor. Un año después, en 1976, las dobles rejillas del alerón fueron de similares medidas se añadió un retrovisor más, además de un ornamento de plástico negro mate delante de las ruedas traseras.

La firma japonesa Ebbro presenta un precioso 930 de 1975 con un molde perfecto, muy buenos detalles exteriores, con profusión de piezas independientes, pero un interior sin detalles, aunque bien moldeado. Ideal para que haga compañía al 930 de Minichamps, correspondiente al modelo de 1976.

No hay comentarios: