viernes, diciembre 02, 2016

Seat 600 E Descapotable de Solido







Fiat cesaba la producción de su popular utilitario 600 en 1970. Esta decisión traería consecuencias trascendentales para la española Seat, una de ellas el lanzamiento de un nuevo modelo de su 600, denominado E. Fiat lanzó al mercado su 600 E en 1964 y seis años después éste llegaba a España después de más de un lustro de espera por parte de los automovilistas españoles de las mejores que este coche incorporaba respecto al incombustible 600 D aún en producción.

La primera mención que se hace sobre el lanzamiento del nuevo Seat 600 E aparece recogida en el documento 'Memoria y Balance del ejercicio 1970' de Seat. La operación se definió como un "relanzamiento" del popular utilitario, viendo la luz en febrero de ese mismo año. El hecho de que Italia cesaba la producción del Fiat 600 deja a Seat en una posición de privilegio, contando con los derechos en exclusiva de exportación de este modelo, aún con mucha aceptación en el mercado. Igualmente, el factor de que se vendieran más de 400.000 unidades anuales hizo que el precio de la patente Fiat bajara, lo que se vio reflejado en el precio de venta al público.

Ese año, Seat se presentó en el Salón del Automóvil de París exponiendo sus 850 E Lujo de cuatro puertas, el 1430 y el nuevo 600 E. El cambio más llamativo que aportaba el 600 E con respecto a su antecesor era el sentido de apertura de las puertas, en sentido de la marcha en contraposición al estilo "suicida". El frontal estrenaba nuevos faros más grandes además de un ornamento diferente a la bigotera anterior, más simple, con dos aspas laterales y un cuadrado central donde se incluía el emblema de Seat en rojo. El emblema del águila al término del capó desapareció. Los pilotos traseros también eran de mayor tamaño.

Bajo el capó trasero, nada nuevo, ahí seguía el veterano motor de cuatro cilindros 767 cc y 25 CV de potencia. Aparte de ser fácilmente reconocible estéticamente, el logo '600 E' en la trasera terminaba por delatarlo. El 600 E estaba disponible con carrocerías 'Comercial' y descapotable. Dejaría de fabricarse definitivamente a finales de julio de 1973 junto con la última de las versiones de este coche, el L Especial

La miniatura objeto de esta entrada corresponde a un Seat 600 E con carrocería descapotable, fácilmente reconocible por su techo de lona que se recogía hasta el parabrisas trasero. Está fabricada por Solido y se vendió dentro del coleccionable 'Todos los Seat 600', editado allá por el año 2003 por Salvat, como la entrega número 32. Precisaré que todos los Seat 600 E y L Especial que ofrece Solido, ya sea dentro del citado coleccionable o bien en el comercio regular, están basados en el viejo molde que empleaba el extinto fabricante Detail Cars, del que Solido adquirió los derechos para su explotación. Para ser un modelo vendido en un coleccionable, no ocurre lo mismo que pasa con este tipo de publicaciones que ofrecen miniaturas realizadas por Ixo, que tienen un acabado más sencillo que los Ixo de producción regular para las tiendas especializadas. En esta ocasión Solido -fabricante de gran solera, pero de miniaturas sencillas- ofrece el mismo producto, con lo que estamos ante una excelente miniatura con una imbatible relación calidad-precio. Su molde es correcto y proporcionado, además de tener una pintura muy bien aplicada. El detallado es razonablemente bueno sin entrar en una finura exagerada. El interior es la parte más floja aunque el hecho de estar pintado en diversos tonos salva el que carezca de otros detalles, como el cuadro de instrumentos. En definitiva, una muy buena miniatura que merece mucho la pena tener, quizás la mejor que podemos encontrar en el mercado de nuestros Seat 600 con apertura de puerta "normal".

Sirva este artículo como homenaje a mi padre, Miguel Ángel Romero Cabrera, cuyo primer coche fue un 600 E de color blanco y matrícula de Sevilla.

domingo, noviembre 27, 2016

Momo Mirage 5.7 V8 Coupé de Kess Model






Peter Kalikow, joven heredero de un importante emporio inmobiliario de Nueva York, se enamoró de los deportivos europeos tras asistir al Motor Show de 1957 celebrado en su ciudad. Igualmente, entabló amistad con Alfred Momo, piloto y mecánico del equipo de Briggs Cunnigham, y propietario de una concesión de Jaguar en Nueva York. En los 60 ambos amigos recorrieron Italia con el propósito de disfrutar de su gran pasión y en ese periplo pudieron conocer a personajes de la talla de Enzo Ferrari, Marcello Orsi o Sergio Pininfarina.

En 1967, Kalikow tuvo la intención de adquirir un Aston Martin DBS, pero la mala prensa acerca de su fiabilidad le hizo cambiar de opinión hacia unos propósitos más elevados: construir su propio coche deportivo, algo para lo que desde el principio encontró la oposición frontal de su familia. Kalikow tenía muy claro lo que quería y lo resumió en la siguiente frase: "tan rápido como un Ferrari,  tan lujoso como un Rolls Royce.

Gene Garfinkle llevó a cabo los primeros pasos de desarrollo mientras que el diseño y la fabricación de la carrocería recayó en la empresa italiana Carrozeria Frua. El especialista en autos de competición Stanguellini se ocupó de la parte técnica. En el capítulo mecánico, se eligió el fiable y potente motor Chevrolet 350 ci de 5.7 litros con inyección mecánica Lucas que erogaba 225 CV de potencia, el cual podía aparejarse a una caja de cambios manual o automática.

De este modo, Peter Kalikow imitaría el camino seguido unos años antes por gente como el suizo Peter Monteverdi, que también construyó su propio auto deportivo motorizado por una mecánica de origen americano, lo que entonces se llamaba un 'Hybrid Sports Car'. En 1971 Peter Kalikow presentaría el primer prototipo de su auto en el Motor Show de Nueva York, bajo el nombre de Momo Mirage. La elección del nombre de su socio estaba motivada por la forma en que éste estaba ligado al mundo de los autos de lujo y deportivos.

En dicho evento Momo y Kalikow recibieron 25 pedidos. Sin embargo, el negocio se torció: Frua y Stanguellini doblaron los precios acordados y una incipiente recesión económica en los Estados Unidos malogró el proyecto, fabricándose sólo cinco coches, tres de los cuales se quedaron a la espera de recibir su motor. Con todo, no está muy claro cuántos ejemplares llegaron a completarse, pues se dice que un cuarto ejemplar fue adquirido por General Motors y un sexto se lo quedó Stanguellini, aunque parece ser que se destruyó en un incendio. Sea como sea, sólo Peter Kalikow sabe si tiene guardado en un lugar secreto algún Momo Mirage más del que no se tiene constancia.

Su llamativo y elegante diseño ha generado alguna que otra controversia: por un lado dicen que Frua copió el prototipo Lancia Merica realizado por Ghia en 1969. Otros que tanto Pininfarina como Ghia lo copiaron para sus Fiat 130 y De Tomaso Longchamp.

Hoy presento la primera miniatura del fabricante italiano Kess Model que añado a mi colección. Kess es un productor de miniaturas de la localidad italiana de San Giovanni Teatino. Está especializado en autos de calle clásicos con especial atención en modelos exóticos y de carrocerías especiales, aunque en su extensa catálogo hay de todo, adquiriendo especial protagonismo los coches italianos. Sus miniaturas están realizadas en resina y se mueven en la misma franja de mercado que otros fabricantes como Neo Scale Models, Spark,  o TSM. Al igual que estos, sus miniaturas están fabricadas en China, aunque todo el trabajo de moldes y diseño se hace en Italia. 

La miniatura objeto de esta entrada es igualmente inédita en la escala 1/43, siendo el primer modelo a escala de este coche tan peculiar y exótico como es el Momo Mirage. Cuenta con un molde correcto y proporcionado y un muy alto nivel de calidad y terminación, donde resalta la profusión de piezas independientes realizadas con gran finura en metal fotograbado. Pese que a las miniaturas de Kess suelen tener precios altos merece mucho la pena hacerles un hueco en la colección por el tipo de coches que representan.

sábado, noviembre 26, 2016

Facel Vega Facel 6 Cabriolet de Ixo






Las buenas ventas de sus lujosos coches de gran turismo con motor V8 contrastaban con la complicada situación económica de la firma francesa de autos de lujo Facel Vega, que no veía reflejada dicha situación en sus finanzas dado que estos automóviles generaban más gastos que los ingresos que aportaban. Es por eso que la firma de Jean Daninos decidió producir un automóvil más económico aunque dentro de la órbita de los autos de lujo y deportivos.

Denominado Facellia, estaba llamado a militar en la misma liga que los pequeños deportivos británicos como los MG, Triumph, Sunbeam, y otros coches similares como el Mercedes 190 SL o el Alfa Romeo Giulietta Sprint/Spider. Fue el primer Facel Vega en ir equipado con un motor de fabricación propia en contra de la tónica habitual de la marca que había recurrido hasta ahora a las mecánicas V8 fabricadas por la americana Chrysler.

El motor, denominado Pont-à-Mousson, se reveló como un desastre en su fiabilidad y pronto el departamento de atención al cliente de Facel Vega se vio desbordado por las quejas. Cuando se hubieron solucionado los errores de concepto que provocaron los problemas del motor Pont-à-Mousson era demasiado tarde y en Facel Vega decidieron retirar el Facellia en favor de un nuevo coche, el Facel III, que era una evolución del anterior con pequeños retoques estéticos y dotado de un motor Volvo más fiable.

El Facellia fue lanzado en 1961 y entonces ya la empresa arrastraba una situación económica precaria, pero dos años después y tras el fiasco del Facellia, ello había empeorado considerablemente. La empresa Sferma, una subsidiaria de Sud-Aviation, compañía con la que Jean Daninos tuvo relación en el pasado, acudió al rescate de Facel Vega con el objetivo de mantener con vida al último de los grandes fabricantes de autos de lujo franceses toda vez que Bugatti, Delage o Delahaye eran ya historia.

Bajo lo designios de Sferma, se decidió lanzar un nuevo coche al mercado con la intención de cubrir un hueco entre el modelo de acceso Facel III de cuatro cilindros y el exclusivo Facel II con motor V8 de 390 CV. El nuevo Facel Vega debía estar equipado con un motor de seis cilindros. Desechada de raíz la idea de desarrollar un nuevo motor de 200 CV de aluminio con el amargo recuerdo del Facellia aún bien presente, la empresa de Jean Daninos logró llegar a un acuerdo con la Bristish Motor Corporation para usar su motor seis cilindros toda vez que en Francia no encontraron nada que fuera de su agrado.

De este modo, en 1964 nacía el Facel 6. Estéticamente era prácticamente igual que el Facel III, aunque su frontal era ligeramente más grande y abultado para poder albergar en su interior el mismo motor que empleaban los Austin Healey 3000. La mecánica fue ligeramente modificada, rebajándose su cilindrada hasta los 2.8 litros. Entregaba 150 CV, lo que confería al Facel 6 unas excelentes prestaciones con una velocidad máxima de en torno a los 200 Km/H.

Disponible al igual que el Facel III con carrocería Coupé 2+2 o Cabriolet, el Facel 6 podía elegirse con dos cajas de cambio manuales de cuatro velocidades más desmultiplicación, bien la fabricada por la BMC y que se ofrecía por defecto o la Pont-à-Mousson de la casa. Otros rasgos que definían al Facel VI eran las llantas de radios Dunlop o Borrani, los frenos de disco y el volante Nardi de madera con tres brazos de aluminio.

Desgraciadamente, el Facel 6 fue el coche con menos recorrido de la venerable firma francesa, toda vez que en octubre de 1964 la nueva administración de Sferma decidió cesar la producción de Facel Vega y declarar la quiebra de la empresa. Sólo se fabricaron 44 unidades, de las cuáles sólo siete tenían carrocería descubierta.

De la mano de Ixo Models llega un modelo completamente inédito en escala 1/43, el cual además hace que todos los coches fabricados por Facel Vega tengan su miniatura en dicha escala. Esta miniatura fue vista por primera vez en una versión algo más simple dentro de un coleccionable editado por Altaya en Francia sobre coches clásicos franceses, siendo la forma habitual que tiene Ixo de lanzar sus productos, primero en los coleccionables de kiosco para más tarde amortizar el molde y ofrecer una versión más detallada para coleccionistas más exigentes. La miniatura cuenta con un molde correcto y proporcionado, el cual tiene muchas semejanzas con el viejo Facel III de Solido. El detallado y acabado de la misma es muy bueno, demostrando que hoy por hoy Ixo ha logrado ser una referencia en lo que miniaturas de metal se refiere, imprimiendo excelentes acabado que superan a gente como Minichamps o Norev. La combinación de colores elegida era muy habitual en los Facel Vega, con ese clásico azul claro metalizado tan común en los coches franceses. La única pega que le pondría a este modelo son unas ruedas algo grandes, cosa que se le puede perdonar gracias a la inclusión de una preciosas llantas de fotograbado. Un modelo muy recomendable y a un precio estupendo.

domingo, noviembre 20, 2016

Pegaso 1090 Comet 'Hermanos Fernández Frutas y Verduras' de Ixo








La Empresa Nacional de Autocamiones SA dio un importante paso adelante con su nueva serie de camiones Z207 y Z206, conocidos popularmente como 'Barajas' y 'Cabezón'. Eran los primos Pegaso completamente nuevos toda vez que sus antecesores, los Pegaso I y II, estaban basados técnicamente en modelos anteriores de Hispano Suiza. Pronto, los nuevos Pegaso con sus sofisticados motores V6 se convirtieron en la principal referencia del transporte pesado nacional, gracias en parte a un sistema económico nacional muy proteccionista que primaba ante todo el producto de fabricación nacional.

Sin embargo, Enasa se encontró con una muy dura competencia proveniente de su gran contendiente de ámbito privado, Barreiros Diésel, que son sus atractivas y económicas líneas de camiones de medio y pequeño tonelaje logró una importante cuota en el mercado transportista en detrimento de los camiones de la empresa pública, que se vio obligada a desarrollar una alternativa más económica y racional para impedir la competencia de Barreiros.

Conscientes de lo costoso que supone desarrollar un producto completamente nuevo, Enasa se buscó la colaboración de un socio tecnológico cuya aportación abaratase el coste del mismo. La popular firma británica de vehículos industriales Leyland resultó elegida y el resultado final llevó el nombre de Comet.

Estilísticamente, no cabía duda de que el nuevo camión era un Pegaso, gracias a un diseño que plasmaba muy bien el ADN de la marca, con su característica chapa acanalada en la cabina y el la calandra con forma de cruz. Era más pequeño que los Z207/206 pero su habitáculo resultaba más luminoso. La contribución de Leyland se vio reflejada en sus motores, pues los Pegaso Comet incorporaron la mecánica que fabricaba en España, un seis cilindros en línea 9120 y 125 CV de potencia.

El esquema técnico del Pegaso Comet se mostró muy versátil y polivalente, por lo que fue muy sencillo el desarrollo de todo tipo de versiones: para transporte pesado, para transporte ligero, cabeza tractora o todoterreno. El modelo básico permitía la carga de ocho toneladas, que aumentó a 10 al incorporar la evolución más potente del motor, el 9130 de 135 CV. La versión todoterreno 3020 fue muy apreciada por los servicios forestales y el Ejército. La tractora se denominó 2030 y estaba preparada para tirar de un remolque de 13 toneladas. La versión básica del Comet fue el 1100 con motor de cuatro cilindros y 90 CV. En 1979 el Pegaso Comet dejaba de venderse para dar paso a los 'Cabeza Cuadrada'.

Allá por el año 2010, la editorial Altaya sorprendía propios y a extraños en Francia con un test de cuatro número con el que pretendía sondear el mercado ante pa posible edición en el país galo de una colección de miniaturas 1/43 de camiones clásicos. En dicho test, el cuarto número fue un Pegaso Comet con carrocería de caja alta o "frutero", como se le conocía popularmente dado que era un vehículo muy empleado por los distribuidores de fruta y verdura, que se convirtió en el objeto de búsqueda y captura de miles de ávidos coleccionistas españoles. La colección finalmente veía la luz en Francia titulada 'Camions d´Autrefois' y, en España, como 'Camiones de Antaño', siendo su número uno un Pegaso Comet de color naranja y no blanco y verde como el del test francés, pero sí rotulado con el nombre de una supuesta empresa María Fernando Frutas y Verduras

Según parece, el número uno original del coleccionable 'Camiones de Antaño' fue el modelo que presento hoy, un Comet blanco y verde rotulado como 'Hermanos Fernández Frutas y Verduras', que debido a su enorme éxito, la editorial quedó sin existencias y tuvo que recurrir al Comet naranja que formaba parte de la colección francesa. Hoy llega a mis manos el Comet original gracias a un regalo de mi amigo Jaime Barrigá.

En comparación con el Comet naranja de 'María Fernando', éste cuenta con un mejor nivel de detalle, sobre todo en lo que a logos y rotulaciones se refiere, amén de que parece ser que se trata de la librea de una empresa real y no inventada. El camión es de zamac y está fabricado por Ixo, cosa que queda patente bajo su chasis metálico y que no suele ser muy normal que las miniaturas vendidas por Altaya tengan el logo de Ixo aunque sea quien los fabrica. Por supuesto, lo mejor de todo, la alegría que supone para un coleccionista español que un modelo de Pegaso entre en su colección, sobre todo cuando se trata encima de un regalo, por el que doy las gracias.



miércoles, octubre 12, 2016

Buick Roadmaster Convertible 1949 de True Scale Miniatures











El Buick Roadmaster recibiría en 1949 su mayor cambio estético, viendo reducida su longitud y batalla. La incorporación de un nuevo parabrisas de diseño dividido de mayor tamaño resultó especialmente llamativa y contribuyó a mejorar notablemente su visibilidad con respecto a la generación anterior. 

Fue también en ese año cuando Buick introdujo en sus coches otro muy característico y particular recurso estético, los orificios laterales redondos denominados 'Ventiports', cuatro para el Roadmaster que lo distinguía del resto de la gama, que sólo tenían tres. Colocados para mejorar la ventilación del motor, el diseñador jefe de Buick, Ned Nickles, colocó en su Buick luces ámbar en los 'Ventiports', lo que simulaba la explosión de los pistones de los aviones de la II Guerra Mundial, de hecho, la delantera del modelo 49 tenía cierta reminiscencia aeronáutica por la extraordinaria longitud de su morro y su parabrisas partido.

Bajo el capó se hallaba el motor Fireball de ocho cilindros en línea con 5.2 litros de cilindrada -320 ci- y 150 CV de potencia, acoplado a la nueva transmisión automática Dynflow., que le confería al conjunto unas excelente prestaciones. El Roadmaster se vendía con cinco tipos de carrocería, el sedán de cuatro puertas, el Club Coupé, el Coupé Riviera, el Convertible y el Woody Wagon familiar con inserciones de madera en la carrocería.

Los cambios cosméticos se sucedieron cada temporada hasta 1953. Ese año el motor Fireball ya tenía 16 años de antigüedad, por lo que aprovechando que la marca celebraba sus 50 años de existencia, se le dotó del nuevo motor Nailhead V8 de 5.3 litros -322 ci- con 188 CV de potencia. Fue una maniobra necesaria pese a la cantidad de adeptos que tenia el Fireball, pues los principales competidores del Buick ya montaban motores modernos y novedosos V8.

En 1954, llega la nueva generación Buick con su característico cristal delantero panorámico, pero ésa es una historia que ya contamos en su día

El fabricante de modelos a escala True Scale Miniatures posee una magnífica selección de clásicos Buick en su catálogo y en la entrada de hoy presento la última incorporación al mismo, todo un icono de la automoción americana como es el Roadmaster de 1949. La miniatura fabricada en resina tiene un altísimo nivel de calidad y pertenece a una nueva colección dentro del catálogo de TSM bajo la denominación 'Collection D´Elegance', con un empacaje especial aunque el nivel de terminación es similar al del resto de modelos de TSM. La miniatura cuenta con un molde correcto en formas y proporciones y su nivel de calidad es muy alto, con un excelente trabajo de detallado.

Muchos reconocerán este coche por ser exacto al que conducía Tom Cruise junto a Dustin Hoffman en la oscarizada película 'Rain Man'.

viernes, octubre 07, 2016

Rolls Royce 40/50 HP 'Silver Ghost' Barker 1907 de Neo Scale Models









Rolls Royce hizo debutar en el Olympia Motor Show de 1906 su nuevo modelo 40/50 HP de seis cilindros, un nuevo automóvil destinado a seducir a los paladares más finos y selectos. Para ello desplazó al evento cuatro unidades de dicho automóvil, las primeras fabricadas en la factoría de Cooke Street, en Manchester.

Claude Johnson, director de ventas de Rolls Royce, consciente del enorme potencial del coche, decidió potenciar aún más su promoción y para ello, tomó el 12º chasis fabricado, un modelo de batalla corta para el que encargó una elegante carrocería tipo Tonneau al especialista Barker, que la bautizó como 'Roi des Belges' -Rey de los belgas-. Johnson ordenó específicamente que fuera pintado en color gris plata con el interior en verde muy oscuro. Elementos como el parabrisas, la calandra del radiador o los faros fueron realizados en plata.

Cuando el Rolls Royce 40/50 HP número de chasis 60551 salió de los talleres de Barker, Claude Johnson quedó totalmente extasiado ante su etérea e impactante estampa y, gracias a su refinado y eduardiano tino para los nombres, lo bautizó como 'The Silver Ghost' -el Fantasma de Plata-, nombre que a priori fue estampado en una elegante plaquita que se colocó justo en la zona intermedia entre el parabrisas y el capó motor.

En 1925 Rolls Royce presentó el nuevo modelo 40/50 HP, conocido como Phantom. Fue en ese momento cuando a todos los 40/50 HP anteriores a dicha fecha se les denominó Silver Ghost, pero lo cierto es que el único Silver Ghost oficial es el número de chasis 60551, también conocido como el 'AX 201', tal y como reza en su matrícula.

Durante un año, el 'AX 201' fue sometido a todo tipo de pruebas de conducción que avalaron su excelente calidad de construcción y fiabilidad mecánica. El 14 de julio de 1908 fue adquirido por Daniel Hanbury, hijo del noble sir Thomas Hanbury, que retiró el coche del concesionario el 2 de septiembre.

Todo el tiempo que el 'AX 201' estuvo en propiedad de Mr Hanbury el mantenimiento fue efectuado por la propia Rolls Royce, aunque se le hicieron leves modificaciones, como la instalación de un baúl trasero para el equipaje. En 1925 el coche sufrió un golpe en el chasis cuando la familia viajaba a su casa de verano en Italia. Fue reparado en 1930 y en esos años siguió en uso.

En 1945, Daniel Hanbury murió y el Silver Ghost pasó a manos de su yerno, el Mariscal del Aire sir Alec Coryton. Tres años después, el 27 de octubre, el coche volvió a manos de Rolls Royce, que tras una exhaustiva restauración durante cuatro años volvió a presentarse en sociedad en el Salón del Automóvil de Bruselas de 1952.

En 1954 y en 1957 participó activamente en dos importantes efemérides, el 50º aniversario de Rolls Royce y en el 50º del Circuito de Brooklands. En 1964, el 'AX 201' fue cedido durante 23 días para el rodaje de la exitosa comedia 'Those magnificent men in their flying machines' -'Aquellos chalados en sus locos cacharros'-, donde el coche adquirió un singular protagonismo. No fue su única aparición en la cultura popular, pues en 1972 también fue empleado en la serie de la BBC 'The Edwardians'.

En la década de los 70 tuvo también una vida social muy intensa, destacando sus apariciones en el Rolls Royce Silver Jubilee -1977- y en el 75º Aniversario de la marca -1979-. En 1982 el Silver Ghost cumplió 75 años y por este motivo fue inmortalizado en un sello del Royal Mail. Quizás el mayor momento de gloria del Silver Ghost fue cuando transportó la Reina Elizabeth y a su marido, el duque de Edimburgo, en una visita a la fábrica de Crewe allá por 1987.

A día de hoy el Silver Ghost sigue estando en perfecto estado de revista y su situación como el privilegiado embajador del 'Mejor automóvil del mundo' no tiene visos de cambiar. Y que así sea.

De la mano de Neo Scale Models, fabricante de miniaturas en resina de aparición muy habitual en estas páginas, nos llega la réplica del 'Veteran Car' por excelencia, el Silver Ghost original de Rolls Royce.  Se trata de un modelo de una reproducción muy cuidada y minuciosa con un acabado de increíble calidad. Por descontado es su increíble detallado lo que más llama la atención, además de su apariencia ultra delicada y su poquísimo peso. Además cuenta con un molde de formas correctas y proporcionadas. Esta miniatura ya ha sido realizada por diversos fabricantes en escala 1/43. Por un lado está la vetusta reproducción de Franklin Mint, siguiéndoles los muy exclusivos de ABC Brianza e Ilario. BoS Models realizó recientemente su miniatura y mucho me temo que este Neo deriva de ésta, aunque tiene un acabado mucho más rico y trabajado. Sea como sea, se trata de un modelo de obligada posesión para un coleccionista de clásicos a escala.

sábado, septiembre 24, 2016

Neoplan Jumbocruiser N138/4 MK I 1975 'Hallo Reisen International' de Neo Scale Models











Algunos de los fabricantes de vehículos industriales más reputados de la historia han salido de Alemania. Uno de ellos es Neoplan, toda una referencia mundial en lo que al transporte de viajeros se refiere. La compañía fue fundada en 1935 por Gottlob Auwärter en Stuttgart como un fabricante de chasis para camiones y carrocerías para autobuses. Su nombre es una derivación de la expresión  'Neues Personenbeförderungsfahrzeug', que literalmente quiere decir 'Nuevo transporte para viajeros'.

Desde un principio el diseño de sus autobuses fue muy estiloso e innovador. Del mismo modo empleaban una célula completa de acero para su construcción, lo que en los tiempos de la Posguerra resultaba toda una excepción. En 1953 Neoplan construyó sus autobuses empleando chasis de camión, un semi monocasco con estructura tubular de esqueleto rematada por paneles de acero. El motor fue colocado detrás, conformando todo el conjunto un único tren rodante. En 1957 fueron pioneros en el uso de un sistema de amortiguación por gas, lo que redundaba directamente en un exponencial aumento del confort de los viajeros.

La presentación del innovador autobús Neoplan Hamburg en el Salón de Ginebra de 1961 marcó un antes y un después en lo que a fabricación de vehículos de transporte se refiere, pues el autobús representaba un diseño de líneas rectas y grandes ventanales en contraposición a las formas bulbosas y redondas entonces en boga. Los responsables de dicho vehículo fueron Konrad Awärter, hijo de Gottlob, y el ingeniero suizo en prácticas Bob Lee.

En 1965 Albretch Awärter toma el control de la empresa y Bob Lee sería nombrado jefe de ingeniería y diseño. Un año antes, ambos revolucionaron el mundo del transporte de viajeros presentando el Skyliner, un autobús de doble piso de diseño futurista y muy llamativo con capacidad para 100 viajeros, siendo la primera vez que se aplicaba el diseño de dos pisos en un bus de turismo para trayectos largos con resultados satisfactorios en lo que al confort se refiere.

En 1975, Neoplan lleva a cabo su proyecto más ambicioso. Tomando como punto de partida el Skyliner, la empresa desarrolló el único autobús de dos pisos y articulado del mundo, con una capacidad máxima de 170 pasajeros. Fue denominado Jumbocruiser, en clara referencia al avión de pasajeros más grande entonces fabricado, el modelo 747 de Boeing, conocido popularmente con el apelativo de 'Jumbo', la madre del 'Dumbo', el popular elefantito volador creado por Walt Disney. Además de tener dos pisos y articulación, contaba con cuatro ejes.

Fabricado entre 1975 y 1992, el Jumbocruiser de Neoplan nunca llegó a producirse en serie, sólo bajo encargos especiales, siendo su censo de 11 vehículos, adquiridos eminentemente por agencias de viaje. El Libro Guinness de los Records lo reconoció como el autobús con mayor capacidad de pasajeros jamás fabricado, récord que aún mantiene. Sus medias y cotas son igualmente impresionantes, 18 metros de largo, 2,5 metros de ancho y cuatro metros de alto.

Un autobús así necesitaba una mecánica acorde, de este modo fue equipado con un poderoso motor diésel Mercedes de 12 cilindros en V, con 20.9 litros de cilindrada y 440 CV de potencia. La transmisión era automática del tipo Allison. La miniatura de Neo corresponde al tercer Jumbocruiser fabricado, adquirido en 1976 por la agencia de viajes 'Hallo Reisen International' con base en Essen. Este autobús está hoy por hoy en fase recuperación. El Jumbocruiser más célebre y popular de todos es el cuarto ejemplar fabricado, que se encuentra en Dresden y es empleado como centro social.

El protagonista de esta nueva entrada en 'El Kekomóvil' es una miniatura realmente excepcional, pues se trata del 1/43 de mayor tamaño que tengo en mi colección. Se trata de una espectacular reproducción en escala 1/43 del autobús Neoplan Jumbocruiser acreedor del Récord Guinness, concretamente y como se ha reflejado en el párrafo anterior, se trata de la réplica del tercer ejemplar fabricado de un total de 11. El modelo a escala está fabricado por el fabricante Neo Scale Modelo. Como es norma en esta marca de miniaturas, está construido en resina. Cuenta con un impresionante nivel de acabado, con una enorme cantidad de detalles tanto en el exterior como en el interior. El molde, y según las fotos del modelo real, respeta las formas y proporciones del vehículo original. Como es norma en este fabricante de miniaturas, el detallado y ornamentación de la misma está realizado tanto en piezas independientes de plástico como de metal fotograbado. Es una miniatura que como coleccionista fue amor a primera vista y tras un tiempo meditando finalmente decidí incorporarla a la colección, además de que se trata de una serie limitada, como todos los modelos de Neo Scale Models.