sábado, febrero 28, 2015

Alfa Romeo 6C 1750 GS de Minichamps





Enzo Ferrari no sólo era capaz de llevar adelante grandes proyectos con una ejecución impecable, sabía transmitirlo de la más convincente de las maneras. Es así como logró, siendo responsable de la división de competición de Alfa Romeo, atraer hacia sí a una de las figuras claves en el devenir de la firma del Viscione, el ingeniero Vittorio Jano, que dejó su puesto en Fiat para unirse a Ferrari en Alfa Romeo en uno de los periodos más apasionantes vividos por la marca milanesa, en una de las épocas más convulsas de la historia del mundo.

Jano comenzó a trabajar en un motor de seis cilindros en línea ligero y compacto, viendo así la luz el modelo 6C 1500, un automóvil muy prometedor, pero no la máquina de carreras que Ferrari imaginaba. Con todo, fue una buena base sobre la que seguir trabajando. 

El 6C 1750 Grand Sport hizo su aparición en 1930 en cuatro series diferentes. Pronto se destacó como un magnífico auto deportivo, tan apto para la competición como para su uso en carretera. El coche era un compendio de todo el talento de Vittorio Jano, tanto en sus principios de ingeniería como de diseño. Tal y como su propio nombre indica, montaba un motor seis cilindros en línea de 1.750 cc con compresor Roots que le proporcionaba entre 85 y 105 cv de potencia. Alfa Romeo proveía el conjunto chasis-motor-caja de cambio mientras que las carrocerías eran realizadas por fabricantes especializados. La mayoría de las 250 unidades fabricadas montaron la bonita, ligera y eficaz carrocería de Zagato, que aplicó en su fabricación principios similares a los de la aeronáutica. Otros modelos montaron las carrocerías de Touring de Milán o del británico James Young.

Fue en la competición donde el 6C 1750 GS grabó su nombre con letras de oro en el olimpo del automovilismo, siempre bajo la dirección de Enzo Ferrari. Tazio Nuvolari ganó la Mille Miglia de 1930 en un apasionante final tras una encarnizada lucha contra su rival y compañero de equipo, Aquile Varzi, logrando ambos doblegar ni más ni menos que al aguerrido Rudolf Caracciola y su todopoderoso Mercedes SSK, fuertemente apoyados desde el Estado Alemán. Un año después, el piloto y cantante de ópera Giuseppe Campari, ganó también a los mandos del 6C 1750 GS la Mille Miglia de 1931. Puede reseñarse la reciente aparición de un 6C 1750 GS en la última película de Woody Allen, con Colin Firth al volante y Emma Stone de pasajera.

Esta miniatura del 6C 1750 GS está fabricada por Minichamps y forma parte de su colección 'La Glorie de la Alfa Romeo', que conmemora el centenario de dicha marca de automóviles. Se trata de un 6C 1750 GS con carrocería de Zagato, concretamente el ejemplar que se encuentra en el Museo de Alfa Romeo en Arese. Sus tres faros delanteros con las coberturas de las luces en rojo delatan que se trata de una versión que se utilizaba tanto para calle como para competición. La miniatura está muy bien realizada y tiene un detallado muy fino.

domingo, febrero 22, 2015

Lamborghini Urraco de Minichamps





Porsche con su 911 disponía de una importante franja del mercado de los autos deportivos, sobre todo, porque era sensiblemente más económico y accesible que los grandes superdeportivos de los principales fabricantes italianos. Conocedores de esta situación Ferrari y Maserati fueron los primeros en mover ficha con sus Dino 246 y Merak repectivamente. El primero de ellos era un auto completamente nuevo mientras que el segundo era una versión del Bora con un motor más pequeño, un V6. Consciente de la importancia de no quedarse atrás y participar también de este segmento del mercado automovilístico, Lamborghini siguió la estela de sus competidores y así ampliar su catálogo de productos, consistente básicamente en el superdeportivo Miura y los GT Islero y Espada, todos automóviles de gama superior, precios muy elevados y accesibles sólo a una pequeña parte del gran público.

El proyecto de un automóvil más pequeño y, sobre todo, más económico y accesible fue liderado por el ingeniero Paolo Stanzani. En su concepción se partió del concepto de motor central del Miura. En esta ocasión se recurrió a una nueva y más pequeña mecánica, un V8 en vez del V12 de casa, lo que permitió que su habitáculo fuese más grande y con capacidad para albergar cuatro plazas (realmente las plazas traseras resultaban impracticables para un adulto normal, como suele pasar en este tipo de coches). La carrocería, muy estilizada, fue obra de Marcelo Gandini, que por entonces trabajaba para Bertone, quien, al igual que Pininfarina en Ferrari, firmaba todas las carrocerías de la firma del toro. El nuevo 'Baby Lambo' fue bautizado como Urraco, recurriéndose de nuevo al imaginario de la Fiesta del Toro, denominación que hace referencia a un tipo de toro joven, bravío y con una capa de pelaje negra salpicada de blancos.

El Lamborghini Urraco se presentó en el Salón de Turín de 1970 bajo la denominación P250, en relación a la cilindrada de su motor V8 de 2,5 litros y 220 cv de potencia. Era más potente que los Dino y Merak y alcanzaba los 240 Km/H. Cuatro años más tarde y en mismo Salón de Turín se presentaron dos nuevas evoluciones, el P300, que incorporaba un motor de 3.000 cc más potente con 250 cv, y el P200, una versión con la cilindrada del V8 rebajada hasta los 2.000 cc orientada hacia los mercados con alta presión fiscal y que rendía 180 cv de potencia.

El ingeniero Bob Wallace, el autor del mítico Miura Jota, desarrolló un prototipo denominado Urraco Rallye, con 310 cv y un paquete aerodinámico con el objetivo de  hacerlo competir pero sólo realizó una prueba en el Circuito de Misano. El proyecto quedó depositado en la factoría de Lamborghini hasta que un entusiasta japonés lo adquirió y restauró.

El Urraco se mantuvo en el mercado nueve años y en ese tiempo se fabricaron 776 unidades. Dichas cifras atestiguan que no logró el éxito esperado. Su posición al volante, su maniobrabilidad y su fiabilidad fueron muy criticadas.

El fabricante de miniaturas alemán Minichamps puede presumir de tener el mejor catálogo del mercado dedicado a la marca Lamborghini, no ya sólo por contar con casi la totalidad de sus modelos, sino por el acabado y calidad de los mismos. Un buen ejemplo es este Urraco, quizás la mejor miniatura que a día de hoy puede encontrarse en este coche a escala 1/43. Un modelo bien reproducido y con un gran acabado.

sábado, febrero 21, 2015

Mercedes 350 SL R107 de Minichamps





Las siglas SL, acrónimo de 'Super Leicht', fueron utilizadas desde mediados de la década de los 50 por Mercedes Benz para denominar a sus modelos de corte más deportivo. El primer modelo en lucirlas en su trasera fue el 300 SL, el mítico 'Gullwing' (alas de gaviota). Pero lo cierto es que conforme esta saga de modelos fue evolucionando esa deportividad primigenia fue tornando hacia un estilo más granturismo. O sea, conforme Mercedes iba renovando su Clase SL estos automóviles eran cada vez más lujosos y confortables en detrimento de la deportividad del modelo original.

En 1971 Mercedes presenta su nueva Clase SL bajo la denominación interna R107, que venía sustituir al modelo W113, el popular 'Pagoda'. El coche era el perfecto ejemplo del argumento antes expuesto y venía confirmar esa evolución de los deportivos SL hacia autos igualmente rápidos pero más orientados al lujo y al confort. Eso sí, contaba con un atractivo diseño donde el enorme morro y el agresivo frontal con estrella grande en el centro de la calandra cobraban especial protagonismo. Sus líneas anticiparon el nuevo estilo que iba a caracterizar a los Mercedes de la década de los 70 y que tendría como principal exponente el nuevo Clase S W116 que vería la luz un año después. 

La primera versión que se comercializó fue el 350 SL, con el nuevo motor V8 de 3,5 litros y 200 cv de potencia que se introdujo unos años antes en la Clase S W108/109. Era el primer SL que equipaba un motor de estas características y la primera vez que Mercedes ofrecía la opción de una caja de cambios manual para una mecánica V8. A partir de 1976 se ofrecieron los 280 y 450 SL, el primero con un nuevo motor de seis cilindros en línea, que vendría a ser el modelo de acceso, y el segundo con una versión mayor del V8, con 4,5 litros y 220 cv, orientado al mercado norteamericano. En 1980 se produce un primer restyling de su imagen y se introducen dos nuevos motores V8, uno con 5.000 cc y 245 cv (500 SL) que pasaría a ocupar el tope de la gama, y un 3,8 litros de 218 cv (380 SL) para sustituir al 350. La última evolución llegó en 1985: el 280 SL fue sustituido por el nuevo 300 SL; el 380 por el 420 SL y se añadió una nueva versión en la gama alta, el 560 SL, pensado sobre todo para el mercado americano. Las producción del R107 cesó en 1989, tras 17 años de producción. El sucesor fue el W129, uno de los modelos más míticos de la Clase SL, aunque esa es otra historia.

Merece precisarse que en vistas a la exportación a Estados Unidos, los R107 sufrieron de algunas modificaciones estéticas que conllevaron a afear su imagen, como la adopción de grupos ópticos frontales dobles y las defensas sobredimensionadas para cumplir la normativa federal de seguridad. Igualmente, del R107 derivó una versión coupé de techo rígido y con una batalla mayor, el C107, modelo que evolucionó junto a su hermano roadster.

El R107 fue todo un símbolo de glamour y estatus social de su época, además de un protagonista habitual de las principales series de TV de los 70 y los 80. Como ejemplo, decir que Jane Wyman condujo varios en la popular 'Falcon Crest', así como Robert Wagner y Stephanie Powers en la no menos famosa 'Hart to Hart'.

Sin duda alguna, el buen hacer de Minichamps como fabricante de miniaturas se deja ver sobre todo en los modelos alemanes. El fabricante con base en Aquisgrán cuenta en su catálogo con miniaturas de todas las generaciones de la Clase SL de Mercedes. En el caso que nos ocupa el modelo a escala del R107, concretamente un 350 SL de los primeros, como denotan sus tapacubos, tiene un molde realmente bueno, lo mejor sin duda de la miniatura, que pese a tener un buen acabado general tiene detalles poco trabajados, como es el caso de los faros frontales o los limpiaparabrisas. Sí me resulta muy acertada esta combinación de colores. En todo, caso es la mejor miniatura de este modelo que podemos encontrar en el mercado actual.

viernes, febrero 20, 2015

BMW 2002 Ti i Touring Hatchback de Minichamps





La revolución que bajo el nombre de 'Neue Klasse' inició BMW en aquel Salón de Frankfurt de 1961, donde vio la la luz el primer modelo de esta nueva generación de vehículos, tuvo su punto álgido en 1966 con la introducción de la gama de turismos 02, llamados a ser el reclamo principal para introducir la marca al gran público toda vez que los sedanes 1500/1600/1800/2000 y los coupés 2000/2500/2800/3000 CS seguían apuntado a sectores muy concretos. 

La Serie 02 contaba con los ingredientes básicos para convertirse en un éxito de ventas: una amplia oferta de motores y equipamiento que hacían prácticamente único cada coche, a lo que se unía la calidad de fabricación propia de BMW. Igualmente estaba disponible con tres tipos de carrocería, el sedán-coupé de dos puertas, el cabriolet y una versión hatchback con portón trasero denominada Touring, modelo que nos ocupa esta entrada.

Introducido en 1971 esta variante de carrocería se distinguía por su amplio espacio interior y la practicidad que le confería su portón trasero para todo tipo de menesteres. Giovanni Michelotti diseñó y fabricó esta carrocería, que estaba disponible con las variantes del motor cuatro cilindros M10 de 1.500, 1.800 y 2000 cc. Concretamente, la versión que se analiza es 2002 Ti i, o sea, con el motor de 2.000 cc en especificaciones Ti (Touring International) a inyección con 130 cv de potencia, fácilmente distinguible estéticamente por sus llantas de aleación y los faros supletorios delanteros. El Touring estuvo disponible en catálogo hasta 1974. 

El BMW 2002 Touring está considerado el primer turismo de segmento medio dotado con carrocería hatchback, que años más tarde se harían muy populares. Sí llama la atención en cambio que pasaran casi 20 años hasta que la firma de Munich se decidiese a fabricar de nuevo un automóvil de esta categoría, cuando apareció a principios de la década de los 90 el Serie 3 Compact. El actual BMW Serie 1 puede considerarse el heredero natural del 2002 Touring.

La miniatura del 2002 Touring es del fabricante alemán Minichamps que tiene en su catálogo la práctica totalidad de la 'Neue Klasse' de BMW y, concretamente, las diferentes variantes del modelo 02. Es una miniatura detallada, con buen acabado y buen molde, con el nivel habitual de Minichamps.

Seat 600 L Especial Berlina 1973 de Solido





"Adios al 600" fue el titular de apertura del número 597 de la popular revista 'Velocidad', comercializado en febrero de 1973, seis meses antes del cese de producción del automóvil español por antonomasia. Unos meses antes, en octubre de 1972, se presentaba la que fue la última versión del Seat 600, el L Especial.

Una vez más, Seat volvía a ofrecer un producto cien por cien original. El 600 L Especial no tenía equivalente en la Fiat italiana. Realmente se trataba de una versión mejorada estética y mecánicamente del 600 E, con el que convivió. Su vida comercial fue corta, de unos nueve meses y se fabricaron un total de 39.296 unidades, una de ellas, fue el 600 número 750.000 fabricado por Seat.

Su principal novedad técnica era la mayor potencia de su motor con respecto al 600 E, con 28 cv, mejora lograda a base de aumentar la relación de compresión y a la adopción de un nuevo carburador Sólex 28 PIB 5. Ello añadido a un menor peso lograba una velocidad máxima de 115 Km/H, pese a que su tacómetro marcaba los 140. 

En el interior, el salpicadero estaba forrado de vinilo acolchado negro  y sin aristas, en pro de una mejor seguridad, y el volante, de color negro mate también, tenía cerradura antirrobo en la columna de la dirección. En el exterior, los rasgos que le caracterizaban era una nueva bigotera de plástico plateado específica, dos nuevas rejillas de aireación en detrás de las ventanillas traseras, y la leyenda 'L Especial' en la esquina inferior derecha de su trasera. 

Existía una versión aún más exclusiva del L Especial, que se denominaba 'Extras', la cual incluía luneta térmica, asientos reclinables, moqueta en el piso y un guarnecido en el techo denominado 'Imperial'.

El 3 de agosto de 1973 sale de la factoría Seat de la Zona Franca de Barcelona el último 600, un L Especial blanco que luce en su cristal trasero la pancarta con la leyenda 'Fin, adios 600'. Los operarios le aplauden al pasar, le hacen el pasillo, lo acarician como si de algo precioso se tratase -que lo era y lo es-. Todo el mundo es consciente de que es, efectivamente, el fin de una época. Finalmente se coloca debajo de una nueva pancarta para hacerse la fotografía, para inmortalizarse ante la historia. "Naciste Príncipe, mueres Rey", rezaba.

Esta miniatura del Seat 600 L Especial apareció en la colección editada por Salvat 'Todos los Seat 600'. En esta ocasión, el fabricante francés de miniaturas Solido no presentaba un molde completamente nuevo, como había pasado en esa misma colección con los 600 N y D, 800 y Formichetta, sino que en esta ocasión se recurría a un molde existente fabricado en principio por otra marca de miniaturas, Detail Cars, integrada dentro de Solido. He de decir que se trata de una miniatura fantástica, de muy buena reproducción y un rico detallado, aun siendo una miniatura de las consideradas económicas.

jueves, febrero 19, 2015

Fiat 642 RN2 Bartoletti 'Scuderia Ferrari Race Transporter' de Oldcars





Los primeros vehículos concebidos de forma exclusiva para el transporte de autos de competición vieron por la luz en los años 50 del siglo pasado. Eran modelos únicos y construidos por expreso encargo de los propios equipos. Quizás uno de lo modelos más famosos fue el encargado por la Escudería Ferrari que prestó sus servicios entre 1957 y 1967. Fue construido sobre un chasis de autobús Fiat tipo 642 RN2 por la empresa Carrozeria Bartoletti, un especialista en vehículos industriales de la ciudad de Forly, Módena. 

El modelo era de carrocería abierta y tenía dos pisos, pudiendo transportar hasta tres autos. Aparte estaba el propio habitáculo y una pequeña estancia, la cual era utilizada para diversos motivos, oficina, almacén o incluso como improvisado dormitorio. Montaba un motor Fiat diésel de seis cilindros en línea, de 6,6 litros de cilindrada y 92 cv de potencia y podía alcanzar una velocidad máxima de 85 Km/H. El equipo Maserati dispuso también de otro camión idéntico al de Ferrari, en este caso pintado con los colores corporativos azul y amarillo. Bartoletti también construyó otro transporte similar para el equipo de Carroll Shelby, aunque en este caso con tres ejes. El Fiat 642 RN2 Bartoletti de la Scuderia Ferrari se encuentra actualmente expuesto en el Museo de la Técnica de Sinsheim, en Alemania. Dicho Camión realizó una aparición estelar en la mítica película 'Grand Prix', en una escena en que se lo ve llegando al Autódromo de Monza.

Esta miniatura está fabricada por Old Cars, un fabricante de modelos a escala italiano de producción muy limitada. Pese a ser una miniatura muy vistosa, su acabado es muy modesto, incluso con detalles muy rudimentarios para la exigencia que se tiene hoy día. Incluso hay una versión actualizada de este modelo algo más detallada. El fabricante norteamericano Exoto realizó una formidable miniatura de este simpático camión mucho más detallada, cosa que se nota en el precio.

martes, febrero 17, 2015

Mercury Marauder X100 1969 de Minichamps





Se entiende como 'Muscle Car' un automóvil de carrocería compacta con una mecánica de gran cubicaje y potencia. En cambio, si esa mecánica se instala en un automóvil, también de carrocería coupé pero de mayor tamaño estamos ante lo que se conoce como 'Personal Car'. He aquí las dos formas en las que el público norteamericano entendía en las década de los 60 y 70 el automóvil de altas prestaciones. Y el Mercury Marauder X100 se encontraba en el segundo grupo.

La división Lincoln-Mercury vivió en la segunda mitad de los 60 un periodo especialmente dulce gracias a la fabricación de una serie de coches muy exitosos que lograron grandes resultados comerciales, como el Mercury Cougar o el Lincoln Continental MK IV. Cuatro años después del cese de su producción el nombre Marauder regresó a la palestra para un nuevo modelo de Mercury.

En esta ocasión, el nuevo Marauder era la versión coupé del sedán Grand Marquis, del que heredaba su frontal. El resto del automóvil guardaba ciertas similitudes con el Ford XL Coupé. Dos eran las opciones mecánicas disponibles, una de 6,4 litros (390 ci) y 268 cv y el potente motor 428 ci de 7.000 cc y 360 cv en el caso del X100, que además incluía algunos elementos distintivos como las llantas de aleación Kelsey-Hayes, el selector del cambio automático en forma de U invertida sobre el túnel central o la trasera pintada en un tono de color diferente al resto de la carrocería. Pese a ser un coche excepcional, el Marauders tuvo el mismo triste final que muchos coches similares de su tiempo así como los Muscle Cars, su producción cesó dos años después cuando la Crisis del Petróleo asomaba por el horizonte.

El Marauder X100 es quizás una de las miniaturas más llamativas que ha realizado Minichamps, ya sea por su imponente tamaño como por su excelente nivel de acabado. Esta se encuentra dentro de la serie conmemorativa dedicada al centenario de Ford. El modelo tiene un muy buen acabado general, con un ornamentado muy rico y un molde bien realizada y proporcionado.

lunes, febrero 16, 2015

Lamborghini Espada de Minichamps





Los 'concept cars' o prototipos son empleados por los fabricantes de automóviles como bancos de pruebas, estudios de diseño y técnica o simplemente para su exposición en los grandes salones. El destino de estos autos suele ser en muchos casos el desgüace o, en las mejores circunstancias, ser depositados en almacenes o museos, o incluso ser vendidos a coleccionistas que no dudan en pagar una cifra arbitrariamente astronómica por ellos. No obstante, existen casos en que estos modelos terminan por entrar en producción. El que hoy nos ocupa es uno de esos casos.

Lamborghini y Bertone presentaron en el marco del Salón de Ginebra de 1967 un llamativo prototipo denominado Marzal. Se trataba de un automóvil de afilada línea coupé, cuatro asientos y dos grandes puertas que abrían y cerraban al estilo 'alas de gaviota'. El automóvil suscitó un gran interés por parte del público y además, en el GP de Mónaco de dicho año, fue desplazado al mismo y los príncipes Rainiero y Grace tuvieron la ocasión de hacer una vuelta al trazado monegasco al bordo del Marzal previamente al comienzo de la carrera. No había más remedio que llevarlo a producción.

Meses más tarde veía la luz un nuevo Lamborghini denominado Espada, nueva referencia del fabricante de Santa Ágata al mundo de la Fiesta del Toro, en este caso al estoque, la espada del torero. Era un coche ancho y corpulento aunque las líneas de Marcello Gandini le conferían un aspecto grácil y estilizado desde cualquiera de sus ángulos, de hecho se decía que aún desde parado parecía ya circular a 250 Km/H. Tenía idéntico aspecto al Marzal pero las puertas de alas de gaviota fueron sustituidas por unas convencionales. Montaba el motor de la casa, de 12 cilindros en V, 3,9 litros y 350 cv de potencia, motor que fue evolucionando en las diferentes versiones que se comercializaron del Espada en sus 10 años de vida, los S1, S2 y S3. El Espada ocupó el lugar entre el Islero y el Miura. En su interior el cuero se mezclaba con las maderas nobles ofreciendo ambiente de gran exclusividad, aunque hubo muchas quejas sobre la ergonomía de sus mandos. La mayoría de los Espada montaban una caja de cambios manual de cinco velocidades, aunque también se ofreció una automática de tres relaciones que era capaz de asimilar las cifras de par del rabioso motor V12 Lamborghini. Bertone diseñó un prototipo de cuatro puertas del Espada, el Faena, que nunca llegó a producirse. En 1978 cesa la producción del Espada con 1.217 unidades construidas y comercializadas, sin duda, fue el primer éxito comercial de Lamborghini.

Dentro del extenso catálogo de miniaturas Lamborghini que ofrece Minichamps el Espada es sin duda una de sus creaciones más finas y trabajadas. Cuenta con un molde muy bien proporcionado y de formas corrientísimas y su nivel de acabado y ornamentado es sobresaliente.