jueves, octubre 13, 2011

Talbot-Lago T150C SS Figoni & Falaschi Teardrop Coupé de Spark

El término excepcional es ampliamente subjetivo, también cuando se aplica a un automóvil. Hay coches que han sido excepcionales por su repercusión en la socidad, es el caso del Volkswagen Escarabajo o el Mini de la BMC, pero hay otros excepcionales por su diseño, por su elaborada tecnología y por su gran exclusividad. En este caso tratamos un ejemplo perfecto, el Talbot-Lago T150C SS 'Teardrop Coupé' con carrocería de Figoni & Falaschi, quizás uno de los diseños más logrados de la década de los 30, la que muchos consideran la Edad Dorada de los automóviles.

El grupo Sunbeam-Talbot-Darraq se labró una sólida reputación en los primeros años 30 construyendo coches de competición, pero este prestigio no evitó que la compañía entrase en bancarrota. Fue un rico industrial italiano afincado en Francia, Anthony Lago, quien decidió rescatar y relanzar la marca Talbot. lago fichó como motorista al brillante ingeniero Walter Becchia, el cual demostró su buen hacer cuando recibió carta blanca para diseñar un sofisticado motor de seis cilindros en línea, de 4,0 litros con cámaras de combustión hemisféricas capaz de proporcionar 140 cv en su versión de calle con doble carburación Stromberg, o 170 cv para las versiones destinadas a la competición con un carburador más.

Los potentes motores fueron acoplados a unos chasis ligeros y muy bajos que derivaban directamente de la competición. Sólo faltaba un ingrediente para el cóctel, el vestido. En este caso, Anthony Lago se llevó muy buena impresión de los trabajos que había hecho la empresa Figoni & Falaschi sobre un Delahaye, una preciosa carrocería inspirada en un coche que apareció en un cuadro del pintor Geo Ham. Así pues, en el año 1937, Talbot-Lago y Figoni & Falaschi acordaron trabajar codo con codo para desarrollar un coche realmente excepcional.

El nuevo coche se llamó T150C y era realmente un coche de competición, pero también se vendieron modelos de calle para algunos afortunados que podían pagárselo. En una clara continuación de la línea de trabajo mantenida con gente como Delage y Delahaye, la carrocería del T150C no tenía una sóla arista. No sólo era un diseño exquisito en lo estético, sino muy efectivo en lo práctico, pues su excelente aerodinámica permitía sacar un gran partido al potente motor.

Cuando el coche se presentó en el Salón de París de 1937, fue inmediatamente bautizado como 'Gotte D´Eau', pero finalmente se impuso su acepción británica, 'Teardrop Coupé'. Los Talbot-Lago con carrocería de este tipo se dividen en dos grupos, los de estilo Jeancart y los de estilo New York, de los primeros se construyeron cinco, de los segundo, once. Puesto que todos estos coches fueron construidos por encargo, ninguno es exactamente igual al otro.

El modelo que presento es una réplica del numero de chasis 90107, cuyo primer propietario fue la princesa Stella de Kapourthala, que ganó el Concurso de Elegancia de Femina de 1938. Antes de la II Guerra Mundial fue vendido al playboy americano Tommy Lee, que lo vendió al coleccionista Lindley Locke, yendo a parar en 2001 a la Nethercut Collection. Su última aparición pública fue en el Concurso de Peeble Beach de 2005.

La miniatura está firmada por Spark y forma parte de su nueva colección 'Age D´Or' dedicada a los clásicos franceses de la década de los 30 y de la que ya he mostrado varios modelos. La miniatura es tremendamente llamativa y goza de un acabado muy bueno y rico en detalles.

No hay comentarios: