sábado, octubre 15, 2011

Pontiac Firebird Trans Am 1973 de American Excellence


En 1970 General Motors presenta un totalmente renovado Pontiac Firebird además de su hermano gemelo, el Chevrolet Camaro. Esta nueva generación de 'Pony Cars' destacaba por un nuevo diseño de carrocería más larga, ancha y estilizada que sustituía a la anterior de estilo 'Coke Bottle'.


La gama de 1973 del Firebird se distinguía por un nuevo frontal rediseñado presidido por dos grandes faros y una parrilla horizontal dividida en el centro por la clásica y prominente nariz de los Pontiac. También se incorporó un nuevo parachoques realizado por Endura adaptado a las últimas exigencias de la normativa federal. Por supuesto, encima del capó no podía faltar el clásico 'Screaming chicken' diseñado por John Schinella, todo un símbolo ya de la cultura popular americana.

Pero lo más destacado del Firebird del 73 fue la incorporación de un nuevo motor Super Duty 455 de 7,5 litros derivado directamente de la competición y que era capaz de ofrecer hasta 540 cv de potencia. Con todo, Pontiac la rebajó hasta los 310 para los coches de calle, aunque existía la posibilidad de una modificación que lo dejaba en 370 cv. Era el motor más potente que se ofreció aquel año en Estados Unidos. Para los que se contentaban sólo con la estética del Firebird podían elegir entre otras cuatro mecánicas, empezando por el seis cilindros de 4,1 litros (250 ci) de 100 cv, el V8 5,7 litros (350 ci) de 150 cv, el 6,5 litros (400 ci) de 170 cv y el 7,5 litros (455 Code Y) de 255 cv. 1973 fue un buen año para Pontiac, pues de su Firebird logró vender más de 46.000 ejemplares.

Puesto que ya en su día mostré aquí el Camaro del 71 de American Excellence, no era descabellado pensar que este fabricante de miniaturas nos ofreciera un tiempo después una reproducción de su hermano gemelo, el Firebird de Pontiac. En este caso se trata de una muy buena miniatura de un ejemplar de 1973, concretamente un Trans Am 455 Super Duty en un típico color 'Bucaneer Red' con interior negro. Destaco de esta miniatura las atractivas y conseguidas formas del molde, junto con el detallado habitual que suele ofrecer. También me parecen muy bien resueltas las llantas tipo 'Honeycomb'. Por supuesto no nos falta el impresionante 'Screaming Chicken' sobre el capó y los anagramas 'Trans Am' en las aletas delanteras, así como los de '455' a ambos lados de la clásica toma de aire 'Ram Air'. Se trata de una miniatura de un coche que siempre me gustó mucho y que tenía ganas de incorporar a mi colección.

1 comentario:

Juanh dijo...

Precioso Firebird; me gustaría verlo también en alguna versión TransAm de competición.
Abrazos!
PD; acá podés ver mis autitos: http://juanhracingteam.blogspot.com/