miércoles, junio 15, 2011

Rolls Royce Silver Shadow I de True Scale Miniatures

Siendo conscientes de que pese a las buenas cifras de ventas, sus coches empezaban a quedarse obsoletos técnicamente, Rolls Royce comenzó a trabajar en un nuevo proyecto que tendría como objetivo sustituir al Silver Cloud, un modelo que gozaba de la simpatía del público pero cuya técnica -entre otras cosas, estaba fabricado con chasis separado de la carrocería- acusaba ya el paso del tiempo. Para ello, la marca de Crewe puso al frente al ingeniero jefe Harry Grylls con un objetivo más que claro, seguir justificando el lema "El mejor coche del mundo".

El nuevo modelo de Rolls Royce hizo su aparición en los principales salones del motor del mundo bajo el nombre de Silver Shadow. En un principio se había pensado en llamarlo Silver Mist -niebla de plata-, pero fue desechado ya que la palabra "mist" en alemán significa "basura". Con todo, se seguía respetando la tradición de llamar al coche con un nombre de inspiración etérea.

Con el lanzamiento del Silver Shadow Rolls Royce demostró al mundo que era capaz de construir un coche ya no sólo actual sino técnicamente muy avanzado. La nueva carrocería de líneas planas y alargadas se adaptaba a la perfección al estilo más de moda de la década a la par que los elementos clásicos de todo Rolls Royce, la parrilla alzada con la forma del Partenón, los grupos ópticos dobles y los numerosos cromados casaban sin problema. La nueva construcción monocasco era sólo la punta del iceberg de todo lo que el Silver Shadow escondía bajo su elegante y sobria silueta. Para paliar el hándicap de su construcción en acero, las puertas, el capó y el maletero se realizaron en aluminio. Pese a ser más corto que el Silver Cloud, el Silver Shadow disponía de un interior más espacioso, sobre todo en la parte trasera.

En el apartado mecánico, el Silver Shadow recibió el motor V8 de 6.230 cc introducido en el Phantom V, que unido a una caja de cambios automática de cuatro velocidades GM-Hydramatic, proporcionaba tal suavidad de marcha que apenas se apreciaban los cambios. El empleo de una nueva suspensión independiente trasera de Citroen vino aumentar aún más su confort. Por supuesto, había cosas que no cambiaban, como el salpicadero con inserciones en madera de raiz de nogal, los asientos de cuero Connolly y las moquetas de lana Wilton. El Silver Cloud se ofrecía en cuatro variantes de carrocería, berlina estándar, berlina de carrocería alargada, coupé y cabriolet.

En 1970 todos los Silver Shadow montaban el nuevo motor de 6.750 cc y en 1977 se presenta el restyling bajo el nombre Silver Shadow II. Los principales cambios exteriores radicaban en la adopción de unos nuevos parachoques de poliuretano y la pérdida de las rejillas de ventilación que había bajo los faros delanteros. Mecánicamente se introdujo una nueva caja de cambios automática de tres velocidades, que hizo su conducción más agresiva. La versión de batalla larga pasó a denominarse Silver Wraith II, recuperándose así una denominación clásica de Rolls. El Silver Shadow dejó de fabricarse a finales de los 70 y fue sustituido por el Silver Spirit. Con un total de 27.915 unidades, el Silver Shadow ha pasado a la historia por ser uno de los mejores coches construidos por la marca del Espíritu del Éxtasis y prueba de ello es la gran aceptación que tiene en el mercado del coleccionismo.

Después de presentar el Phantom VI, hago lo mismo con otro nuevo Rolls de True Scale Miniatures, en este caso un Silver Shadow I en una bonita combinación de colores beige-rojo cardenal. Al igual que otros trabajos de esta marca, se trata de un modelo de muy buena manufactura, con un molde bueno, equilibrado y proporcionado y un nivel de detalle realmente alto. La miniatura cuenta con detalles muy bien resueltos, y me gustaría destacar las matrículas así como el logo "Silver Shadow" en una plaquita de metal fotograbado. También el interior es muy vistoso y el color claro del tapizado permite ver muy bien el clásico salpicadero de madera. En definitiva, podemos decir que TSM está realizando un gran trabajo con esta serie de miniaturas dedicadas a Rolls Royce, de la que, en la medida de lo posible, seguiré mostrando más modelos.

No hay comentarios: