jueves, mayo 15, 2008

Ferrari 288 GTO de Kyosho








Dentro de la más que nutrida gama de modelos Ferrari de la década de los 80, el 288 GTO brilló especialmente con respecto a sus hermanos. Corrían los primeros 80 y el rumor de la creación de una nueva categoría de carreras con coches acogidos al reglamento de los Grupo B de rally no dejaba de crecer, por lo que en Maranello se pusieron a trabajar para preparar un modelo que estuviese a la altura de las circunstancias. 

El nuevo Ferrari estaba basado en el 308, al que se parecía mucho estéticamente, pero que cuando se ponía a los dos juntos la diferencia saltaba a la vista. Para empezar, el 288 era más ancho y su frontal incorporaba faros gemelos rectangulares, además de los escamoteables. En las aletas traseras llevaba unas branquias de ventilación con una reminiscencia muy clara. Muy llamativos eran sus espejos retrovisores, rígidos y altos similares a los de los monoplazas de F1. En el apartado mecánico se optó por el V8 de la marca pero montado longitudinalmente. La cilindrada se redujo hasta los 2,8 litros para cumplir con la normativa y se le instalaron dos turbocompresores japoneses IHI acompañados de intercoolers Behr. Eran los años 80 y el turbo hacía furor en la Fórmula 1. El 288 entregaba la brutal cifra de 400 cv de potencia, alcanzando los 305 Km/H y llegando a ser el Ferrari de serie más rápido del momento, superando al mismísimo dandy del momento, el Testarossa, que son sus 390 cv "sólo" llegaba a los 290 Km/H. 

Como el objetivo de Ferrari era homologar al 288 para la nueva categoría del Grupo B, se sacaron del baul de los recuerdos las míticas cifras GTO y así nació otro mito. Entre 1984 y 1985 se fabricaron 273 unidades, superando las 200 necesarias para la homologación, pero la desaparición de los autos de Grupo B en los rallyes por un accidente mortal condenó la creación de la categoría de Grupo B en los circuitos, por lo que el 288 GTO quedó relegado a la categoría de supercar de calle. El 288 GTO fue tomado como base de cara a la realización del coche que conmemoraría los 40 años de Ferrari, el F40.

La firma japonesa Kyosho vuelve a obsequiarnos con esta bonita reproducción de su prestigiosa serie Ferrari 1/43 con partes practicables, y que debido a un litigio con Hotwheels parece ser que su continuidad tiene fecha de caducidad, por lo que Kyosho dejará en unos meses de fabricar Ferraris. Este 288 GTO presenta un nivel de calidad muy similar al del resto de la serie.

No hay comentarios: