lunes, noviembre 11, 2013

Maserati 5000 GT Allemano de Neo Scale Models





Corría el año 1957 y Maserati vivió un año bastante agridulce. Por una parte, la empresa vivía una situación económica delicada, y en el lado de la competición, si bien el Chueco Juan Manuel Fangio lograba su quinto y último título a los mandos de su 250F, en las carreras del Mundial de Sport la marca veía como terminaban su temporada con todos los 450S descalificados en el GP de Venezuela en Caracas. La familia Orsi, propietaria de la marca del tridente decidió ponerse las pilas y vocalizar sus esfuerzos en los coches de calle.

Precisamente ese mismo año veía la luz el 3500 GT, un automóvil a todas luces excepcional con el que Maserati iniciaba el asalto a la división de honor de coches deportivos, rivalizando directamente con la mismísima Ferrari. Uno de los clientes más destacados de Maserati era el Shá Mohamed Reza Pahlavi, presidente de la Antigua Persia (Irán), el cual había quedado enormemente satisfecho con su Maserati 3500 GT, tanto, que estaba dispuesto a ofrecer a la marca del tridente un buen incentivo para que le ofrecieran un auto mejor.

El Shá se puso en contacto directamente con el ingeniero jefe de Maserati, Giulio Alfieri, y le puso las cosas muy claras, quería un nuevo coche, basado en el chasis del 3500 GT con un motor de competición del 450S. Era como si el dirigente persa y Alfieri se hubiesen leído la mente, pues el ingeniero soñaba con emplear los motores V8 de los 450S en depósito en un modelo para la calle.

El primer modelo de la Serie 103 (código interno usado para definir al nuevo coche) recibió el nombre de Sciá di Persia, y montaba una carrocería de Touring de Milán, cuyo aspecto era muy barroco ya que recreaba formas de la arquitectura propia de dicho país. La presentación del 5000 GT tuvo lugar en el Salón de Turín de 1959 y se trataba de todo un supercoche, con frenos de disco en las cuatro ruedas, caja de cambios de cuatro velocidades, carburadores Webber (inyección Lucas desde 1961) y la suspensión del 3500 GT. En el vano del motor se encontraba un formidable motor V8 heredado directamente de la competición, aunque convenientemente modificado para su uso en carretera, con la cilindrada aumentada a 5.000 cc y una potencia de hasta 370 cv, suficientes para superar los 280 Km/H.

Con un precio del doble de su hermano menor, el 3500 GT, del 5000 GT se fabricaron 32 ejemplares, de los que 21 tenían la carrocería de Allemano. El resto fueron de Touring (4), Pininfarina, Bertona, Frua, Michelotti, Vignale y Monterosa. Pocos autos de su época podían hacerle sombra, básicamente tenía dos rivales, el Ferrari 500 Superfast y el exótico Facel Vega Facel II con su poderoso motor Chrysler. Aparte del Shá, otros ilustres propietarios del 5000 GT fueron el Aga Khan, el piloto Briggs Cunningham, los empresarios Giovanni Agnelli y Ferdinando Innocenti, el actor Stewart Granger y el presidente de México Adolfo López Mateos.

Como ya hemos dicho, la gran mayoría de los 5000 GT montaron la carrocería de la empresa italiana Allemano, un diseño de Giovanni Micheloti denominado 'Indianápolis', que destaca por su equilibrada mezcla de elegancia y deportividad, destacando sobre todo el predominio de las formas planas y rectas y su gran parabrisas trasero panorámico.

El fabricante holandés Neo Scale Models cuenta en su catálogo con un más que nutrido surtido de modelos de Maserati, siendo este precioso 5000 GT una de sus últimas incorporaciones, que los podemos encontrar en tres colores, negro, rojo y blanco. Las formas del molde son muy correctas y recrean muy bien las líneas del formidable coupé de Allemano, el cual cuenta igualmente con un rico ornamentado y una muy bonita y elegante combinación de colores.

No hay comentarios: