viernes, marzo 16, 2012

Austin A60 Cambridge Countryman de Neo Scale Models

Mientras que durante los años 50, la gran mayoría de la producción automovilística se vio influenciada por el diseño de los coches norteamericanos, la tendencia en los 60 siguió las pautas que venían desde Italia. Uno de los diseños que más llamó la atención en esa época salió de los trazos del maestro Pininfarina y además fue usado en tres automóviles de tres marcas muy diferentes y de tres países distintos, nos referimos a los Peugeot 404, Fiat 1800-2100 (en España Seat 1500) y los Austin A60 Cambridge/Morris Oxford. Hablamos de tres, en realidad cinco, automóviles que cosecharon un notable éxito y fueron muy populares en las carreteras europeas.

En 1961 la British Motors Corporation (BMC) vivía un momento especialmente dulce y lanzó al mercado la cuarta generación del Austin Cambridge y su gemelo, el Morris Oxford. Denominado A60, el coche heredaba el denominado estilo 'Farina' de su antecesor, el A55 Mk II. En esta ocasión montaba un chasis más ancho y más largo que proporcionaba un mayor espacio interior. Estéticamente, las aletas traseras eran un poco menos pronunciadas y el frontal era distinto y más elegante que en los A55 Mk II. Las opciones de carrocería eran dos, sedán y familiar, este último denominado Countryman en el caso del Austin y Traveller Estate en el del Morris Oxford.

El nuevo A60 estrenó un nuevo motor BMC B Series de 1,6 litros y cuatro cilindros en línea de 61 cv de potencia, además se seguía ofreciendo el diésel de 1,5 litros y 40 cv. El motor de gasolina era el mismo que estrenó el deportivo MG A. Había dos opciones de caja cambio, una manual de tres velocidades con la palanca en el piso y una automática, también de tres velocidades, con el selector en la columna de la dirección. Con esta opción se ganaba una plaza más en el interior para un sexto pasajero.

En 1964 se intentó sustituir por el Austin 1800, pero al ser un coche que no captó la atención del público la producción del A60 continuó hasta 1969 cuando sí fue sustituido por el Austin Maxi. El A60 fue un coche extremadamente popular en el Reino Unido entre las compañías de taxis, pero donde realmente tuvo éxito fue en Hong Kong. En 1967 el 17 por ciento de la producción del coche se destinó a este servicio, lo que supuso que el entonces protectorado británico lograra el 27 por ciento de la producción de este automóvil.

La marca Neo Scale Modelos no sólo ha conquistado a los coleccionistas por reproducir coches que hasta ahora no tenían su miniatura, sino también por hacer las versiones menos usuales de coches muy populares y que sí tenían miniatura, como es el caso de este precioso Austin A60 Cambridge Countryman que hoy les presento. Se trata de una miniatura muy vistosa y simpática, en una combinación de colores muy popular en esos años, con un acabado de primer orden y con detalles realmente buenos, como es la inclusión del juego de maletas en el portaequipajes. Un modelo que los ávidos coleccionistas de clásicos populares de Gran Bretaña no deberían dejar pasar.

1 comentario:

A.Sivianes dijo...

Está muy logrado! Sin duda NEO es la marca más interesante a la hora de representar vehículos europeos clásicos. Espero poder algún día hacerme con algunos, pero por su alto precio preferiría comprar camiones o autobuses.
Un saludo!

p.d. Es "ávidos", no "hábidos" :)