domingo, diciembre 25, 2011

Rolls Royce Silver Shadow II de True Scale Miniatures


Una serie de cambios y mejoras introducidos en 1977 marcan la aparición del Silver Shadow II, evolución del modelo aparecido en 1965. Mientras que en el exterior los cambios fueron más bien cosméticos, la verdadera evolución se produjo en su mecánica. Un nuevo juego de llantas, defensas absorventes más grandes y nuevo juego de antinieblas traseros y delanteros colocados bajo los parachoques fueron los nuevos rasgos identificativos que diferenciaban al Silver Shadow II del I.

Bajo el capó se mantenía el mismo motor V8 de 6.750 cc, en esta ocasión alimentado por un sistema de inyección. La caja de cambios de tres velocidades fue afinada para mejorar las prestaciones, y la dirección fue afinada para darle más precisión en su manejabilidad. En 1979 se lanzó una versión conmemorativa del Silver Shadow II por el 75 aniversario de la marca, siendo fácilmente reconocible por sus anagramas de la doble RR en color rojo. Hay que recordar también que el Silver Shadow II no se ofrecía con carrocería de batalla larga, ya que este modelo fue rebautizado en 1977 Silver Wraith II.

El segundo regalo de Navidad que nos llega desde True Scale Miniatures es un precioso Silver Shadow II, que viene a complementar perfectamente al Silver Shadow I rojo y beige que ya mostramos aquí en su día. Se trata del mismo molde, bien proporcionado, y con un acabado muy bueno, aunque personalmente me resulta una versión más interesante pues el Silver Shadow II siempre fue estéticamente un patito feo del I. Lo que más llama la atención sin duda de este modelo es su color, un bronce metalizado con matices rosas muy llamativo para un coche así, pero que estaba en el catálogo. En definitiva, otra gran miniatura.

Rolls Royce Corniche I Coupé de True Scale Miniatures

Un año después de la llegada al mercado del Silver Shadow, en 1967, la empresa carrocera Mulliner Park Ward a través de su diseñador Peter Polwhele Blatcheley realizó dos hermosas y elegantes variantes, un coupé y un cabrio que recibieron la denominación MPW. A partir de 1971 estos modelos perdieron la denominación Silver Shadow en favor de la de Corniche, en homenajea a la carretera panorámica que recorre la Costa Azul.

Llama la atención de este coche su colosal tamaño, pues pese a ser un coupé medía exactamente lo mismo que el sedán y era idénticamente espacioso. El Corniche estrenó la nueva versión de 6.750 cc del motor V8 de la casa que viese la luz unos años antes en el Phantom V. Pese a que Rolls Royce nunca revelaba la potencia de sus motores, se estima que en este caso rondaba los 240 cv. El motor se acoplaba a una caja de cambios automática GM-Turbo Hydramatic 400 de tres velocidades. Entre los refinamientos que ofrecía el Corniche destacaba la suspensión hidráulica que venía a reforzar aún más la suavidad y confort del coche, además de frenos de disco en las cuatro ruedas.

Cabe resaltar el carácter ultraexclusivo del Corniche Coupé, pues de esta primera serie, que se fabricó entre 1971 y 1979, por 1.233 unidades fabricadas del cabriolet, sólo se hicieron 780 coupés. Mientras que la mayoría de Rolls Royce solían ser conducidos por el chófer, el Corniche Coupé era un auto para ser conducido por altos ejecutivos y personas con muy alto poder adquisitivo que buscaban uno de los autos más refinados y lujosos del mercado. Valga como ejemplo el gran clásico cinematográfico 'El Caso Thomas Crown', donde Steve McQueen, el mismísimo 'Rey de lo Cool' conducía un Corniche Coupé.

Con la llegada de la Navidad True Scale Miniatures, fabricante americano de miniaturas 1/43 de gama alta recientemente incorporado al mercado con gran éxito, introduce un nuevo modelo de su prestigiosa serie dedicada a la marca Rolls Royce, en este caso la versión coupé del Corniche I, que ya habíamos enseñado en este blog en su versión descubierta. El modelo viene en un elegante color 'Royal Navy Blue' con el interior en azul un poco más claro. Las formas del molde son fidedignas y correctas y el nivel de acabado es de primer orden, aunque sí es cierto que sepodría haber hecho un mayor esfuerzo en la calandra pues, por ejemplo, en el Bentley Corniche de Neo Scale Models, miniatura mostrada aquí meses atrás, esta es de fotograbado, dándole aún más empaque a la miniatura. Con todo, se trata de un modelo sobresaliente que cualquier coleccionista que se haga con él lo disfrutará.

domingo, diciembre 18, 2011

Dodge Polara Coupé 1960 de American Excellence

Muy probablemente, si George Jetson, el protagonista de la serie animada de Hanna-Barbera 'Los Supersónicos' ('The Jetsons') hubiera vivido en los años 60 en Estados Unidos su coche habría sido un Dodge Polara. Introducido en 1960, el Polara era el tope de gama de la nueva serie 'full size' de Dodge, junto con el Matador y el Dart, que quedaban en el segmento medio. Fue una maniobra comercial de la Chrysler Corp. preparatoria para la disolución de la división De Soto, prevista para 1961.

Este modelo destacó ante todo por su barroco y llamativo diseño, uno de los últimos coletazos del 'Cab Forward' introducido por Virgil Exner, el jefe de Diseño de Chrysler, en 1957. Bajo el capó latía un motor V8 de 6,3 litros (383ci) con 325 cv, 330 si se optaba por el sistema Ram Air. El Polara estaba disponible con cuatro tipos de carrocería, sedán, coupé, cabriolet y familiar.

Realizado por Neo Scale Models y vendido como American Excellence, el Dodge Polara de 1960 es una miniatura realmente llamativa e impactante. Tanto las formas de la miniatura como su acabado merecen una nota bien alta. Está disponible en dos colores, este verde oliva metalizado y negro.

Borgward Hansa 2400 Pullman de Neo Scale Models

Un año después de que Borgward presentara el Hansa 2400 con su peculiar y llamativa carrocería hatchback, en 1954, se puso a la venta una variable denominada Pullman, fácilmente disntinguible por tener una mayor batalla y porque su trasera tenía una terminación algo más convencional. Entre sus principales características figuraba la partición central que permitía que el coche pudiera ser usado como una limousine con chófer.

Mecánicamente el Pullman montaba el mismo motor que el hatchback, un seis cilindros de 2,4 litros con 82 cvde potencia, que fue aumentada a 100 a partir de 1955. La potencia se transmitía a las ruedas gracias a una caja de cambios manual de cuatro velocidades totalmente sincronizada, aunque también se ofrecía una automática, siendo de este modo el primer coche alemán en ofrecer un cambio de este tipo.

Mientras el modelo hatchback fue retirado del mercado en 1958, el Pullman sobrevivió un año más con ligeros cambios estéticos, como unos grupos ópticos frontales más prominentes.

La miniatura de Neo viene a a ser el cuarto Borgward que nos ofrece el fabricante holandés. El acabado es muy bueno, muy en la línea a la que Neo Scale Models nos ha acostumbrado, y sus formas y proporciones parecen correctas. Destacan en su acabado la gran utilizacion de piezas independientes y fotograbados.

martes, diciembre 13, 2011

Chevrolet Caprice Classic 1986 de American Excellence

La introducción en 1977 de la tercera generación del Chevrolet Caprice supuso para General Motors una inversión de 600.000 euros en un ambicios programa de reducción del tamaño de sus coches denominado 'Project 77'. El Caprice, que desde su lanzamiento en la temporada 1965-1966 había ocupado el escalafón más alto de la gama Chevrolet, lo que en EEUU denominaban 'full size cars', tenía ahora el mismo tamaño que los autos de la gama media de la marca, encabezados por el Chevelle.

En 1986 se presenta el tercer restyling del modelo presentado en 1977, fácilmente distinguible por un nuevo y más aerodinámico frontal aunque conservaba inalterado el estilo bajo, ancho y con grandes voladizos de su carrocería. Este modelo también destacó por sustituir al Impala. Estaba disponible con tres tipos de carrocería, sedán, coupé y familiar. En lo más alto de la gama se situaba el sedán con acabado de lujo Brougham.

La oferta mecánica comenzaba con el V6 de 4,3 litros y 140 cv de potencia acoplado a una caja de cambios automática de tres velocidades. Como opción figuraba el V8 de 5 litros y 165 cv de potencia, en este caso con transmisión de cuatro velocidades. También estaba disponible el impopular y pocofiable motor diésel Oldsmobile V8 de 5,7 litros. La tercera generación del Caprice estuvo en el mercado hasta 1990, ya que en 1991 se presentó la cuarta, con una línea de carrocería más curva y estilizada.

Algunos coleccionistas se extrañarán de cómo una marca de miniaturas como Neo-American Excellence opta por realizar una miniatura de un coche tan poco célebre como el Chevrolet Caprice de los 80 cuando todavía quedan multitud de coches tipo muscle car y más célebres por ser modelados, bueno, yo pienso que es una idea que se adapta muy bien a la idiosincrasia a la que esta marca nos tiene acostumbrados, optar por miniaturas de coches más raros y menos habituales. Dado su acabado bicolor y sus tapacubos imitando llantas de radio, vemos que se trata de un Caprice Classic Brougham, con el acabado más lujoso. El nivel de realización es el habitual de la marca, sobresaliente, bien modelado, fiel a las líneas del auto original y con un gran nivel de detalle.

domingo, diciembre 11, 2011

Batmobile 1966 de Elite

A mediados de la década de los 60 del siglo pasado, en 1966, la cadena ABC estrenaba una serie de TV llamada a quedar registrada en el imaginario popular, se trataba de las aventuras de Batman, adaptación a la pequeña pantalla del cómic creado por Bob Kane en los años 40. Sí es cierto que ya en 1943 se había estrenado el serial en blanco y negro 'Batman' y en 1949 'Batman y Robin' en idéntico formato, pero este proyecto era mucho más ambicioso. El popular personaje se unía a la lista de otros ilustres de las viñetas que habían dado el salto a la TV, Flash Gordon o Buck Rogers entre ellos. La nueva serie contaba con un formato muy peculiar denominado 'camp' que mezclaba el estilo serio con la broma y los gags.

La serie estaba protagonizada por Adam West en el papel de Batman y Burt Ward en el de Robin y al igual que el cómic narraba las aventuras del héroe justiciero que bajo un disfraz de murciélago impartía justicia en la despiada ciudad de Gotham. Contrariamente a Superman con sus poderes sobrenaturales, Batman es en realidad un humano corriente, el millonario Bruce Wayne, que recurre a su ingenio y se dota de todo tipo de gadgets para combatir a los malos, siendo uno de los más populares su espectacular automóvil, el Batmobile.

A la hora de realizar el Batmobile se recurrió a última hora al peculiar George Barris, diseñador de custom cars y otros vehículos para la TV y el espectáculo, famoso por su estilo recargado y kitsch. El coche se basó en el Lincoln Futura, un concept car de la Ford Motor Company diseñado por Bill Schmidt usado para la promoción de la empresa en los salones del motor, aunque también apareció en la película 'Started with a kiss' con Debbie Reynolds y Glenn Ford.

Barris perfiló el diseño del Futura para adaptarlo a la idiosincrasia del hombre murciélago. El capó se ensanchó y la cola se modificó para colocarle una turbina y unos paracaídas para frenadas de emergencia. Un detalle muy característico fue el parabrisas y el cristal trasero con forma de cúpula, elementos que se modificaron para añadir una barra antivuelco. En el interior había un teléfono, un batescopio (para localizar a los enemigos) y una pantalla con cámara de video. El color blanco del Futura fue sustituído por el negro y ribeteado en rojo. Las llantas recibieron el emblema del murciélago que permanecía sin moverse aunque las ruedas giraran.

Cuenta el doble y especialista Hubie Kurns que el mantenimiento del Batmobile entre rodajes era una constante, pues la mecánica original del Lincoln ya estaba muy desgastada, por lo que se le dotó de un nuevo motor Ford V8. George Barris fabricó varias réplicas más basadas en el Ford Galaxy con un potente motor de 7.000 cc (427 ci). Estos coches una vez finalizada la serie fueron expuestos en ferias, convenciones y salones del automóvil a lo largo y ancho del mundo.

Contrariamente a lo expuesto en el post sobre el Equipo A, la serie de Batman clásica nunca fue santo de mi devoción, pues ya la vi muy tarde y creo que ha envejecido muy mal, con todo, creo que el Batmobile es un clásico imprescindible, y lo cierto es que la miniatura de Elite, la primera de una serie dedicada a los coches de películas y televisión goza de un acabado impresionante, creo que en la línea de las mejores marcas de diecast. Se trata de una miniatura que impresiona por su tamaño y por su tremendo nivel de detalle y que puede encontrarse a muy buen precio.

GMC Vandura 'The A Team' de Elite

"En 1972, cuatro de los mejores hombres del Ejército Americano que formaban un comando, fueron detenidos por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión donde se encontraban recluidos. Hoy, buscados todavía por el Gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizás puede contratarlos".

Con esta introducción seguida de una ráfaga de tiros y una música de lo más pegadiza comenzaba una de las series de TV más populares de los años 80, 'The A Team' (El Equipo A), que narraba las aventuras de cuatro ex militares americanos prófugos de la Justicia que se dedicaban a ayudar a los débiles e inocentes de los desmanes de delincuentes de todo tipo. La serie estaba protagonizada por George Peppard ('Desayuno con diamantes','Tobruk') en el papel del coronel John 'Hannibal' Smith, líder del grupo, Dirk Benedict ('Galáctica, Estrella de Combate') como el teniente Templeton Peck 'Face' (Fénix en España), el luchador y showman Mr.T como el sargento BA Baracus (Bad Attitude, MA -Mala Actitud-en España) y Dwight Schultz como el piloto 'Howlin´Mad' Murdoch. La serie fue exhibida por vez primera entre 1983 y 1987 en la NBC y ha contado con numerosas reposiciones en nuestro país hasta la actualidad, es toda una referencia de la televisión de los años 80 y cuenta con auténticas legiones de seguidores.

Como buena serie de acción de los 80 que se precie, las persecuciones de coches eran toda una máxima, y, de hecho, junto al cuarteto de protagonistas cobra especial relevancia el medio de locomoción de los mismos, la popular furgoneta GMC Vandura de estilo custom pintada en gris oscuro y negro con la banda roja. Entre otros elementos característicos estaban las llantas estilo turbina en rojo, el techo solar, la defensa delantera, los faros antiniebla sobre el techo o el spoiler rojo trasero. Puesto que los chicos de 'The A Team' siempre andaban con la Policía Militar en sus talones, su furgoneta iba equipada con un motor V8 de 5.000 cc y 155 cv de gasolina. La popularidad que ganó este vehículo gracias a la serie provocó que incluso se vendieran réplicas de la misma, que pueden encontrarse incluso hoy día.

Aparte de su excelente selección de Ferraris, Elite, la marca de coleccionismo premium de Hotwheels-Mattel ha iniciado este año una preciosas serie dedicada a autos de películas y series de TV. El primero de todos ha sido el Batmobile de 1966, modelo que más adelante mostraremos, y el segundo es la popular furgoneta GMC de 'The A Team'. Se trata de una miniatura ejecutada muy bien, con un buen molde, un gran acabado y numerosos detalles. Uno de sus puntos más discutidos ha sido el color gris de su parte superior, pues son muchos los coleccionistas que creen que debería ser más oscuro, con todo, hay que tener en cuenta que esta furgoneta no era sólo negra y roja como mucha gente sostiene, sino que también llevaba gris. En mi caso he de decir que se trata de una adquisición muy esperada sobre todo por ser un icono que trae grandes recuerdos de mi infancia, aparte de ser una gran miniatura.

jueves, noviembre 17, 2011

Ferrari Mondial 8 de Elite

Incluso una marca del calibre de Ferrari cuenta en su historia con algunos modelos que fueron patitos feos, autos que por mucho que llevasen sobre el capó el emblema del Cavallino, nunca levantaron pasiones. El Mondial de 1980 es uno de los casos más claros. En el Salón de Ginebra de 1980 se presentaba en el stand de Ferrari el Mondial 8, que venía a tapar el hueco dejado por el 308 GT4 Bertone. Su nombre venía rendir homenaje a un coche de la categoría Sport 2 Litros que en 1953 ganó las 24 Horas de Casablanca.

La difícil tarea de realizar una carrocería sobre un chasis de 2.650 mm de batalla, con cuatro asientos y un motor V8 en posición central recayó en el maestro Pininfarina, cuyos resultados fueron satisfactorios. Llamaba la atención la cantidad de elementos que concesionaban al confort incorporaba este nuevo Ferrari, como cuero Conolly, volante dóblemente ajustado, climatizador, cierre centralizado, elevalunas y retrovisores eléctricos y un sistema de seguridad que daba varias alertas, como las puertas mal cerradas.

Mecánicamente, el desarrollo del Mondial fue ligado constantemente a las berlinettas V8 de Ferrari, por tanto, los primos modelos iban equipados con un motor de tres litros y 240 cv. En 1985 el Mondial incorpora la nueva evolución del motor V8, de 3,2 litros y 280 cv. Las últimas unidades, los llamados Mondial T, montaban el motor 3,4 litros V8 de 300cv al que se le colocó la caja de cambios transversalmente, una solución aplicada en los F-1 de la segunda mitad de los 70.

En 1983 se presentó en el Salón de Bruselas una variante Cabriolet del Mondial, que era el primer descapotable real de Ferrari desde la versión spyder del 365 GTB/4 Daytona en los 70. El Mondial dejó de venderse en 1993 y Ferrari no volvió a vender un automóvil similares características. Todo el mundo recordará la escena de la película 'Esencia de Mujer' en la que Al Pacino, dando vida a un militar ciego, hace un paseo algo alocado con un Mondial Cabriolet junto a Chris O´Donnell.

Hotwheels parece que se empieza a poner las pilas y ya estamos empezando a ver nuevos Ferraris clásicos bajo su marca Elite, unos modelos que gozan de uno de los mejores acabados en lo que a miniaturas diecast se refiere y a un precio razonable. Ya presenté el 412 y ahora hago lo propio con el Mondial, otro de esos Ferrari "patitos feos" pero que para mi gusto tiene mucho encanto. Desde mi punto de vista doy a esta miniatura la mejor de las puntuaciones, pues tiene un acabado estupendo,muy detallado y fino, y las líneas del molde me parecen excelentes. Por ahora se ofrece en dos colores, el tradicional 'rosso corsa' y este bonito 'Azurro Tour de France', color por el que he optado al parecerme muy bonito y distinguido.

miércoles, noviembre 16, 2011

Adler Autobahn 2,5 L 1937 de Neo Scale Models

Alemania juega y ha jugado un papel fundamental en la historia de la automoción. Fue allí donde empezó todo, donde muchos fabricantes y pioneros pusieron en práctica ideas novedosas y donde los coches tienen la mejor de las famas. Pese a que hoy tenemos a cuatro fabricantes alemanes que son la gran referencia, antaño hubo otros muchos que por uno u otro motivo se quedaron en el camino, uno de ellos es que el voy a tratar hoy, Adler.

Adler comenzó su actividad en el año 1900 como constructor de motos, bicicletas, máquinas de escribir y, por supuesto coches. Sus primeros modelos se construyeron con motores De Dion que incluían modelos desde 1.032hasta 9.081 cc. En 1902, con Edmund Rumpler como director técnico empezó a usar sus propios motores. Estos coches conducidos por los hermanos Erwin y Otto Kleyer, hijos del fundador de la marca Heinrich Kleyer, cosecharon notables éxitos en las competiciones de la época, al igual que los del piloto Karl Irion. Denominados Standar, fueron los primeros coches en incorporar frenos hidráulicos, concretamente incorporaban un sistema de ATE Lockheed. Igualmente, entre 1927 y 1929 Clarenore Stinnes dio la vuelta al mundo en coche en un Adler.

Es reseñable el episodio ocurrido durante la estancia de Josef Ganz, periodista de 'Motor Kritik' como consultor técnico, cuando se desarrolló para Volkswagen un prototipo ultraligero de chasis tubular y motor trasero denominado 'Maikäfer', que quedó suspendido cuando la marca optó por la fabricación de coches con tracción delantera.

En 1930 Adler introduce sus nuevos modelos Trumpf y Trumpf Junior, que dieron un gran resultado tanto como coches de calle como en la competición, incluidas participaciones en Le Mans. Otros modelos destacados fueron el Favorit y el Diplomat.

En 1937 Adler presenta el Autobahn 2,5 L, el que sería el último coche de Adler. Se trataba de una berlina de gran tamaño, con una carrocería muy aerodinámica para su época diseñada por Paul Jaray. Montaba un motor de seis cilindros en línea de 2,5 litros que erogaba 60 cv. Gracias a a la buena aerdonámica de la carrocería, el Adler se mostraba especialmente rápido para un coche de sus características, logrando una velocidad de 125 Km/H.

Tras la II Guerra Mundial, Adler suspendió la producción de coches y se centró en las motos y en material de oficina. Muchas piezas de Adler sirvieron para las motos de fabricantes británicos como Triumph, Ariel y BSA. En 1957 la empresa fue adquirida por Grundig.

Una de las últimas novedades de Neo Scale Models es este Adler 2,5 L, una miniatura muy en la línea de Neo, de un coche más bien exótico y poco conocido. La miniatura goza de muy buen acabado, el molde parece muy correcto y el detallado esel habitual de la marca, con muchas piezas hechas en fotograbado. Existe la posibilidad de adquirirla en dos colores, uno negro estándar y el burdeos que corresponde a una edición limitada de 300 ejemplares.

miércoles, noviembre 02, 2011

Bentley S3 Continental MPW Convertible de Neo Scale Models

Con el paso de los años, la peculiar carrocería que diseñó Vilhelm Koren para el Bentley S2 Continental y que luego modificó HJ Mulliner para el S3 con esos peculiares dobles grupos ópticos inclinados se ha convertido en una de las más queridas por los aficionados al motor clásico y los elevados precios de venta que estos coches adquieren es la mejor prueba de ello.

Como venía siendo habitual, tanto el Bentley S3 Continental MPW como su hermano gemelo, el Rolls Royce Silver Cloud III MPW, podían adquirirse bien como un elegante y sobrio coupé o como un mucho más llamativo descapotable. Mecánicamente todos iban equipados con el nuevo V8 de 6.230 cc con una potencia estimada de 200 cv aparejado a una caja de cambios automática GM-Hydramatic de tres velocidades. Mientras las berlinas estándar solían ser conducidos por el chófer, los MPW estaban más orientados a la conducción personal, eso sí, bien relajada, como si se circulase en un gran salón de té británico, pues lo cierto es que pese a su llamativo diseño y potente motor, los MPW no eran coches deportivos.

Si el S-Type de Bentley y el Silver Cloud de Rolls Royce fueron los últimos coches de la marca en montar chasis independiente de la carrocería, los MPW fueron los últimos en equipar una carrocería específica, ya que en lo sucesivo tanto los Bentley como los Rolls Royce llevarían las de serie.

Hace algo más de un año publiqué un post sobre el Bentley S3 Continental MPW con carrocería coupé de Neo cuando lo adquirí y ahora lo hago de la versión descubierta, lo primero que quiero decir es que la espera ha merecido la pena, pues es una miniatura fantástica, tanto en sus formas como en su acabado. El color elegido resulta elegante, pero a la vez algo más llamativo que el gris oscuro del coupé, aunque el interior es igual, rojo burdeos. Una de las virtudes de esta miniatura es su condición de descapotable, ya que permite ver perfectamente el interior que en el coupé era algo más difícil. Viendo el acabado que la marca Neo está dando a sus modelos de Bentley sólo nos queda esperar para ver con qué nos sorprende en un futuro próximo.