viernes, septiembre 01, 2006

Bentley 4,5 Litres 'Blower' de Minichamps






Woolf Barnato, Dudley Benjafield, Henry Birkin, Dale Bourne, Frank Clement, SCH David, John Duff, George Duller, Cliff y Jack Dunfee, Dudley Froy, el barón André D´Erlanger, Clive Gallop, Bernard Rubin y Jean Chassagne era un grupo de caballeros de la alta sociedad cuya estrecha amistad se cimentaba en la gran afición que sentían, cada uno a su manera, por el automovilismo. Entre todos capitalizaron la más alta clasificación en la que es considerada la carrera de automóviles por excelencia, las 24 Horas de Le Mans, de forma consecutiva entre 1927 y 1930, con un nexo más en común: todos los hicieron con autos del mismo fabricante, su fabricante favorito, Bentley. Por ello, son reconocidos aún hoy día como los 'Bentley Boys'.

Bentley Motors introdujo en 1927 el modelo 4,5 Litres para su gama de cuatro cilindros como sucesor del viejo 3.0 Litres. Su motor derivaba directamente del 6,5 Litres de seis cilindros, al que se le recortaron dos cilindros. Comparado con su antecesor, considerado uno de los mejores autos deportivos de su época, el 4,5 se mostró más pesado y con menos carácter. Fue el propio Henry Birkin quien se lo notificó al mismo WO Bentley, pero la recomendación de éste fue que optase a un 6,5 más potente. Birkin no quedó satisfecho y decidió proceder por su cuenta. Instaló gracias a la ayuda de sus mecánicos un sistema de sobrealimentación Roots, una solución que había visto en algunos Mercedes y que había funcionado. En un principio preparó cinco unidades del 4,5 Litres con sobrealimentación, muy fácilmente distinguibles pues el compresor iba montado en la parte frontal bajo la calandra. 

El objetivo no era otro que emular el éxito que sus compañeros del grupo 'Bentley Boys' habían logrado en las ediciones de 1925 y 1927 en Le Mans con el 3.0 Litres. La primera aparición del 'Blower' (soplador, literalmente, como eran conocidos los 4,5 Litres sobrealimentados) fue en las 24 Horas de Le Mans de 1928, alzándose con la victoria el equipo de Woolf Barnato y Bernard Rubin sobre el ejemplar denominado 'Old Mother Gun'. El de Birkin y Jean Chassagne fue quinto. Pese al éxito, WO Bentley nunca estuvo de acuerdo con este proyecto y abominó del mismo. El palmarés del 'Bower' incluye el segundo y tercer puesto del podio en Le Mans 1929, y los segundos puestos en el GP de Francia y en las 500 Millas de Brooklands. Fue famosa la expresión del gran rival de Bentley en Le Mans, Ettore Bugatti, que al ver ganar a los coches verdes los denominó "the fastest lorries in the world", frase que según cada traductor bien se refiere a "las locomotoras más rápidas del mundo" o "los camiones más rápidos del mundo".

En noviembre de 1931 cesa la producción del 4,5 Litres tras 720 unidades construidas, 55 de ellos eran 'Blower'. A día de hoy, el 4,5 Litres es uno de los coches de Preguerra más deseados del mercado del coleccionismo y algunos ejemplares han bajado el martillo en los cuatro millones de dólares. Para los británicos, es el equivalente en coche al célebre avión de guerra Spitfire. Resulta especialmente curioso que en tres de las novelas de Ian Fleming 'Casino Royale', 'Live and let die' y 'Moonraker', su personaje James Bond conducía un Bentley 'Blower' de 1930. Curiosamente, sólo aparece con David Niven al volante en la adaptación que se hizo de 'Casino Royale', pero no en ninguna de las otras dos.

El modelo a escala objeto de esta entrada se corresponde al vehículo con el número 8 con número de chasis HR 3976 con carrocería Vanden Plas. Este coche corrió las 24 Horas de Le Mans de 1930 siendo pilotado por Dudley Benjafield y Giulio Ramponi inscrito como equipo privado financiado por la señora Dorothy Paget. Completó 144 vueltas al trazado de La Sarthe hasta que rompió un pistón y hubo que retirarlo.  Su mejore resultado fue el segundo puesto en el GP de Francia celebrado en Pau con Birkin al volante. Hoy día es propiedad del modisto Ralph Lauren. La miniatura está realizada por Minichamps. Se trata de un modelo de gran calidad y finura, con infinidad de detalles impresionantes, teniendo realizado hasta el motor pese a que no puede verse.

No hay comentarios: