jueves, enero 22, 2009

Ford OSI 20/23M TS de Minichamps







Posiblemente estemos ante uno de los más interesantes coupés fabricados en la década de los 60 y pese a su llamativo aspecto italiano se trataba de un coche alemán. La siglas OSI (Officine Stampaggi Industriale) hacen referencia a una empresa turinesa a la que Ghia subcontrataba la producción masiva de sus carrocerías. Además, la compañía había realizado versiones especiales de modelos Fiat y Alfa Romeo. 

El coche se presentó en Ginebra en el 66. Fue obra de Sergio Sartorelli, que participó también en el diseño del Volkswagen Karmann Ghia Type 34. el Ford OSI estaba basado en el chasis del Taunus P5 y entre sus particularidades estaba su motor, un seis cilindros en V, un tipo de mecánica que hasta ahora sólo había sido vista en algunos Lancia. Hubo dos versiones del motor, 2.0 y 2.3 litros, con potencias entre los 90 y los 120 cv. Si bien el Ford OSI no tenía las prestaciones de un deportivo puro, era un coche rápido, de manejo agradable y, sobre todo, de un indudable atractivo. Cuentan que el OSI estuvo en el punto de mira de Ford Alemania para venderlo en Europa de la misma forma que se hacía en EEUU con el Mustang, pero los estudios de mercado no recomendaron la operación. Hubo un prototipo de carrocería abierta. 

El hecho de que básicamente se empleaba toda la planta motriz del Ford Taunus P5 como base para el Ford OSI fue el principal obstáculo por el que sus posibles compradores solían rechazarlo, pues siendo un automóvil con un alto precio de venta y ofrecido como un vehículo de lujo, no se entendía que técnicamente era un Ford de gama media. Tampoco fue viable su venta a través de los concesionarios Ford, operación que contó con el veto frontal de la empresa carrocera Ghia, colaborador habitual de Ford. Tras dos años en el mercado, su producción fue cancelada

El Ford OSI es otra de las jugosas novedades que nos trae Minichamps en este principio del año. Hasta ahora la única miniatura que se conocía de este coche, curiosamente a 1/43 también, la hacía el fabricante de maquetas de tren Marklin. El modelo databa de 1969 y posteriormente se volvió a reeditar. Estaba muy bien detallada y se le abrían las puertas y el capó. Lógicamente los tiempos cambian y Minichamps ofrece una miniatura moderna y de reciente factura que reproduce muy bien las estilizadas líneas del Ford italogermano. En él destacan buenos detalles habituales de la marca alemana de miniaturas como las piezas independientes, los fotograbados y las tampografías. El interior cuenta también con todo lujo de detalles, destacando los detalles de madera del salpicadero, volante y palanca de cambios. La tapicería simula el cuero rojo, una combinación muy adecuada con el gris plata del exterior. Para los coleccionistas amantes de contemplar los interiores de las miniaturas, el OSI permite muy bien gracias a su gran cristal trasero.

No hay comentarios: