sábado, mayo 29, 2010

Rover P5B Coupé de Neo Scale Models

El Rover P5 hizo su aparición en 1959 para sustituir al obsoleto P4. Era un coche muy elegante, robusto y lujoso diseñado por David Bache que introdujo a Rover en el mercado de los autos de lujo. Fue también el primer Rover de construcción en monocasco. Sus tres primeras generaciones, denominadas MK I, MK II y MK III, iban equipadas con un motor de seis cilindros y tres litros que en sus primeras versiones apenas rendía 100 cv, pero que gracias a la adopción de una culata Weslake acabó erogando 134 cv en el modelo MK III.

Como buen británico, el nuevo Rover era muy conservador por lo que las diferencias entre las tres primeras generaciones eran mínimas. La principal novedad tuvo lugar en 1962 cuando se introdujo la carrocería Coupé, que es precisamente la de la miniatura que mostramos. El P5 Coupé tenía los montantes del techo recortados unos centímetros a la vez que iba descendiendo en la parte trasera. El pilar B fue también reducido de tamaño. No obstante y contra todo pronóstico, el coche siguió manteniendo cuatro puertas cuando lo normal en un coupé es que tenga sólo dos. Así pues la principal diferencia entre el P5 Sedán y el P5 Coupé está en el techo, pues en el resto de aspectos, son idénticos. Así pues queda bastante claro que el Mercedes CLS no supuso para el mercado innovación alguna, sino que recuperó un concepto hasta entonces en desuso que recientemente ha sido imitado por el Volkswagen Passat CC y el Audi A5 Sportback.

En 1967 aparece la cuarta generación, denominada P5B, disponible tanto en carrocería Sedán como Coupé. Es entonces cuando se introduce una auténtica novedad, el motor V8 de origen Buick de 3,5 litros que ya se montaba en el Rover P6 3500, precisamente la B del nombres es por Buick. Podemos reconocer un Rover P5B gracias a su juego de llantas tipo Rostyle cromadas con inserciones negras, y a los logotipos "3,5 Litres" en las aletas delanteras. Con 160 cv de potencia y una caja de cambios Borg-Warner de serie, los P5B se trataban de tú a tú con coches como el Jaguar XJ, el BMW 2800 o el Mercedes 300 SEL.

Denominado también como "el Rolls Royce de las clases medias", el P5 fue un coche que gozó de gran popularidad en Gran Bretaña, llegando a ser el favorito de las clases políticas, de hecho, tanto los primeros ministros laboristas Harold Wilson y Jim Callaghan como los conservadores Edward Heath y Margaret Thatcher lo usaron como coche oficial, qué mejor publicidad para una marca que salir todos los días en los informativos de la TV. Incluso 10 años después de su cese de producción, todavía se veían muchos P5 en el Parlamento. Cuando Margaret Thatcher ganó las elecciones en 1979 llegó a Downing Street conduciendo su Rover P5 del 72. Incluso la Reina Elizabeth II solía usar un P5 "verde Arden" matrícula 'JGY 280'. Son también conocidas algunas apariciones en la gran pantalla, como un ejemplar burdeos conducido por Geoffrey Rush en la biopic sobre la vida de Peter Sellers, o un P5B con Roger Moore al volante en una trepidante persecución en 'The man who haunted himself'.

Hasta ahora las únicas miniaturas del Rover P5 de gran difusión y fácilmente de encontrar eran las de Vanguards y Lansdowne Models y se correspondían con la carrocería sedán. Seguramenye haya algún fabricante menos popular que haya hecho la miniatura del P5 Coupé, pero quizás Neo es el primero en ofrecerla de gran difusión. Hasta ahora Neo se ha afianzado un lugar entre los coleccionistas de miniaturas de clásicos en 1/43 gracias a varios motivos, alta calidad de terminación, modelos de coches poco o nada reproducidos en miniatura y un precio bastante más bajo que el resto de fabricantes en resina. Neo ha demostrado especialmente su buen hacer con los autos británicos, destacando sus Jaguar o sus Alvis, por poner dos ejemplos. Pues este Rover tiene un estándar de calidad y acabado idéntico. A las buenas proporciones de las líneas del molde le sumamos el realismo de sus detalles ornamentales, hechos con piezas independientes y fotograbados. Destacamos especialmente la finura de los detalles de su zaga, como el portamatrícula, los logotipos y el asa de abrir el maletero. También muy cuidada la reproducción de las llantas Rostyle, uno de los principales rasgos diferenciadores del modelo P5B con respecto a las demás versiones del coche. En definitiva, una miniatura muy apropiada para el amante de los clásicos en general y de los británicos en particular. Quizás los coleccionistas de las Islas Británicas esperasen una versión RHD en vez de una para el mercado holandés, pero seguramente desde Neo ya piensan en ello.

1 comentario:

lorenzo721 dijo...

That's a long time you didn't present us one of your sumptuous models, Keko. Neo Scale Models being a name I ignored before I discovered your site I'm in owe at each new die-cast you show us, and this one is no exception.