domingo, marzo 14, 2010

Cadillac Seville MK II de Neo Scale Models

El año 1980 vislumbra el nacimiento de la segunda generación del Cadillac Seville. La nueva década vino con nuevos aires para la General Motors, tras una durísima crisis económica que casi dura la década de los 70 entera, el primer fabricante automovilístico empieza a pensar en métodos más racionales de fabricación de sus autos. Así pues, el nuevo Seville, al igual que su hermano Eldorado y sus primos Oldsmobile Toronado y Buick Riviera, se montaba sobre la plataforma K de GM, o sea, que se trataba de un coche con tracción a las ruedas delanteras.

Pero lo que de verdad llamaba la atención del nuevo Caddy era su peculiar diseño. Del pilar B hacia delante no era muy distinto de cualquier coche contemporáneo, pero hacia atrás la cosa cambiaba. El departamento de diseño de GM, todavía capitaneado por Bill Mitchel, creó para el nuevo Seville una pecular zaga caída denominada "bustle-back" (algo así como "trasera alborotada), la cual daba al coche un aspecto parecido a un Daimler DS 420 o a un Rolls Royce Phantom V. Este elemento fue imitado un año después por el Lincoln Continental de 1981 y el Imperial de Chrysler del mismo año.

La década de los 80 supuso también una época de boom tecnológico para los coches, de este modo el Seville MK II contaba con múltiples opciones de este tipo, destacando los asientos eléctricos con memoria para dos posiciones, sólo vistos anteriormente en las limousines Fleetwood Brougham, el computador de viaje, los espejos retrovisores que no se empañaban y sistemas de alta fidelidad como el Symphony Sound o el Delco Bose. Una opción estética muy demandada también fue el techo de vinilo, que daba al coche el aspecto de un falso cabriolet.

Igualmente la oferta mecánica era especialmente variada. El motor estándar era un Cadillac V8 de seis litros y 145 cv de potencia. Fue especialmente desastrosa la opción del motor diésel Oldsmobile V8 de 5,7 litros, que demostró una fiabilidad nula y que con sus pobres 105 cv apenas proporcionaba una movilidad digna a un coche especialmente pesado como el Seville. Entre 1981 y 1982 se ofreció también un V6 de Buick y de 1982 a 1985 se introdujo un nuevo V8 Cadillac de 4,1 litros y 135 cv.

Pese a su peculiar diseño el Seville fue un buen coche y tuvo buena acogida en los Estados Unidos. Un público que enseguida mostró interés por él fue el de los cantantes de rap y hip-hop, siempre admiradores de los automóviles de estética muy "rococó".

A una impresionante velocidad de crucero, la marca Neo Scale Models continúa presentado excelentes miniaturas de autos americanos de los 70 y 80, una demanda histórica de los coleccionistas 1/43. Igualmente que modelos presentados en el blog anteriormente, el Seville MK II, que se presenta bajo la marca Neo y no como American Excellence, es una miniatura de matrícula de honor. Las formas del molde parecen correctas y el detallado es el habitual de todos los Neo, con muchos elementos independientes, casi todos de metal fotograbado. Entre los elementos ornamentales más destacados figuran los emblemas de las llantas (que en realidad eran tapacubos) o la parrilla del radiador. El interior también está muy bien realizado, en un color que contrasta con el exterior. Por ahora, Neo ofrece el Seville MK II en dos combinaciones de color, ambas bitonales, la que presentamos gris oscuro y burdeos y una edición limitada en dorado y negro.

2 comentarios:

JOSE VIDAL dijo...

Soy admirador de los autos americanos y colecciono todos los modelos que recientemente a lanzado la marca Neo. Hablando del Cadillac Seville MKII es un auto hermoso y la reproducción hecha por Neo es superior en detalle a la de minimarque que es considerablemente mas cara. Las proporciones de la carroceria se ven muy realistas y los fotograbados son impresionantes, con la única excepción que colocaron al reves todos los detalles interiores de las puertas, por ejemplo la inscripcion "Elegante" esta al reves y la correa con el detalle de madera aparece a la altura del descansabrazos, cuando debio estar mas arriba de la manija para abrir la puerta. Aun asi es un detalle que se pierde al admirar el modelo por fuera, el cual luce estupendo.

Keko dijo...

Hola José, gracias por tu comentario. A mi también me han gustado mucho los últimos americanos de Neo. Espero verte más veces por aquí.