martes, septiembre 12, 2006

Aston Martin V8 Vantage Volante 1987 de Spark







Aston Martin introdujo la versión descubierta de su deportivo V8 en junio de 1978. Pese a que el mercado de automóviles descubiertos estaba en franca decadencia, la demanda proveniente de Estados Unidos, principal mercado de los autos de lujo, marcó la decisión de la firma de Newport Pagnell. Haciendo uso de la tradicional denominación Volante que Aston Martin viene usando históricamente para sus coches de carrocería abierta, fue entonces uno de los muy pocos descapotables de su clase en el mercado, teniendo como contendientes a los Rolls Royce y Bentley Corniche, y al XJS de Jaguar.

Llama la atención que los V8 Volante necesitaban de 90 días para aplicárseles un total de 22 capas de pintura. Sólo el toque de un botón separaba del cielo a los afortunados ocupantes del V8 Volante. Su capota eléctrica, obra de Harold Beach, se replegaba de forma eficiente tras los testimoniales asientos traseros, aunque puesta daban al coche un aspecto clásico y distinguido.

En 1986, justo cuando el Aston Martin V8 ya llegaba al fin de su existencia, se presenta en el Birmingham Motor Show, el Vantage Volante, la versión descubierta del más potente de los V8. Era fácilmente distinguible por una serie de aditamentos aerodinámicos estéticos, como la parrilla frontal tapada con un juego de faros encastrados, faldones delanteros, traseros y laterales y una tapa de maletero más levantada. Los pasos de rueda crecieron para albergar un nuevo juego de neumáticos más anchos. El motor V8 de 5,3 litros se modificó pata rendir 436 cv, lo que lo convirtieron en el descapotable más rápido de su tiempo y en un automóvil único al no tener un competidor similar. Ello significaba también una gran exclusividad, pues de un total de 849 V8 Volante fabricados, sólo 150 tenían las especificaciones Vantage. Cabe destacar como curiosidad que el Príncipe Carlos de Gales, heredero al trono de Gran Bretaña y gran apasionado de Aston Martin en general y del modelo V8 en particular, encargó su Vantage Volante sin aditamentos aerodinámicos pues según él "desvirtuaban la elegancia natural del coche".

Después de las dos versiones del DBS y un bonito V8 coupe, Spark presenta el Vantage Volante, con un nivel de calidad superior a sus antecesores, lo que hace pensar que la firma se encuentra afianzándose en el panorama de los coleccionistas. El exterior está perfectamente realizado, incluyendo detalles como las llantas de radios, los faros antiniebla, la calandra lisa y el anagrama trasero volante. Ya en el interior observamos una mayor mejora al estar todos los detalles representados perfectamente y con sus colores propios.

No hay comentarios: