viernes, octubre 11, 2019

Cadillac Series 62 Convertible 1951 de GLM






El nuevo diseño de Cadillac introducido en 1948, el primero completamente nuevo tras la II Guerra Mundial, seguía siendo una garantía de éxito en los buques insignia de General Motors tres años después de su introducción: la gran parrilla horizontal con cuadrícula, los abultados guardabarros que daban al coche un aspecto muy femenino y sensual, y las célebres colas estilo avión que los Lockheed P38 inspiraron al dueto de diseñadores Harley Earl y Bill Mitchell seguían formando parte del ADN de Cadillac.

Entre las novedades estéticas figuraban dos nuevas luces encastradas dentro de la calandra donde antes existía unos embellecedores. Crecieron de tamaño igualmente los topes de los parachoques. Todo la información del coche se concentraba en un cuadro de instrumentos semicircular delante del conductor. La radio era el único elemento que se situaba fuera.

Cadillac ofrecía un muy nutrido equipamiento que según el modelo, podía ser de serie u opción, a saber: ventanillas eléctricas, radio, antena, aire acondicionado y calefacción, faros antiniebla y neumáticos con banda blanca.

Mecánicamente hablando no había novedades y todos los Cadillac de 1951 seguían recurriendo al motor V8 de 5.4 litros -331 ci- con 160 CV de potencia gracias a su doble carburador. La caja de cambios era de serie manual de tres velocidades estando en opción –y de serie en algunos modelos- la Hydra-Matic automática de cuatro velocidades.

Cuatro modelos componían la gama Cadillac de 1951: Series 61, Series 62, Sixty Special y Series 75 Fleetwood, con a su vez cuatro tipos de carrocería, sedán cuatro puertas, coupé De Ville, convertible y la limousine. 

Nos centramos en el modelo que nos ocupa, el Series 62 Convertible, que incluía de serie las ventanillas eléctricas. 1951 fue también un buen año para Cadillac pues revalidó su título como el fabricante de coches de lujo con más ventas en Estados Unidos.

Los Cadillacs de los primeros 50 son vehículos ampliamente reproducidos a escala y en la 1/43 la oferta que se encuentra es variada. Así pues, ¿a qué viene un fabricante de miniaturas de alta gama a ofrecer un coche reproducido en miniatura hasta la saciedad? Muy sencillo, podemos estar ante una de los más finos y mejores modelos a escala de este coche: Un acabado de matrícula de honor, aplicación de la pintura perfecta y un molde de formas exactas y precisas que captan como nadie la belleza de este coche. Pues sí, estamos ante una miniatura de auténtico campeonato y que el fabricante GLM de Hong Kong ha puesto especialmente celo en ella, pues con sólo ver la presentación con la que llega a los coleccionistas, en una peana de piel con una placa de metal que certifica que es una serie limitada, notamos esa intencionalidad. GLM ofrece en principio dos variantes, una de color azul pastel claro y este ‘Bolero Maroon’ con el interior rojo brillante, por el que hemos optado aquí por su aspecto clásico y elegante, propio de estos Cadillac, todo un símbolo de estatus. Próximamente GLM pondrá a la venta la versión biplaza de este coche en color dorado metalizado. Como punto en contra señalaremos algo que es casi una servidumbre en las miniaturas en resina y en este coche se pone de manifiesto. La cantidad de detalles que tiene en su acabado invita a que no se manosee mucho, pues corre el riesgo de que se despeguen algunos elementos. Manipular con sumo cuidado. Por lo demás, una de esas miniatura que gusta mirar en la vitrina por la gran calidad que tiene. Sin duda, poco a poco, GLM es uno de los fabricantes más interesantes en resina ofreciendo productos que si bien son costosos, tienen una gran calidad que justifica tal desembolso. Los fans de Cadillac y de los clásicos americanos no podrán dejar escapar este Series 62 Convertible.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gran pieza el Caddy, se ve una realización soberbia y llena de cositas. De GLM tengo un Bentley que es una pasada de bonito, pero una porquería porque se le caen cosas solo con mirarlo. Estos sí que son para no sacarlos de la urna.
Se encuentran a veces a muy buen precio en ebay, sobre los 50-70 €. Lo que menos me gusta de esta marca es el catálogo de modelos, muchas limusinas y ¡funerarias!!