domingo, febrero 27, 2011

Pontiac Bonneville 1965 de American Excellence


La primera vez que Pontiac usase el nombre Bonneville en uno de sus coches fue en el modelo más lujoso y equipado de la gama Starchief de 1958. Dos años antes, Simon E. 'Bunki' Kundsen, se había convertido en director general de la marca y había fichado en su equipo a Peter Estes y a John Z. Delorean. Esta nueva directiva traía consigo una serie de ideas nuevas y frescas para la marca que trascendían el plano púramente técnico, siendo la más destacada la de elaborar una nueva imagen de marca que la potenciara como referente de los coches de altas prestaciones en los Estados Unidos, aparejada a la calidad, pero también a la economía. En aquellos momentos Pontiac se posicionaba en el escalón intermedio entre Chevrolet y Oldsmobile-Buick.


A partir de 1959 Pontiac empieza a usar el nombre Bonneville para un modelo concreto, que automáticamente se convierte en el tope de gama de la marca, lo que en Estados Unidos denominan Full Size Vehicle.

En 1965 llega la tercera generación de este modelo. Lo que más llama la atención es su nueva carrocería de diseño tipo Coke Bottle (botella de Coca Cola), muy ancha y con predominio de las formas planas y estilizadas, salidas de los lápices del equipo que dirigía Jack Humbert, jefe de diseño de Pontiac. Uno de los rasgos más característicos de este modelo era su elegante frontal, que con sus grupos ópticos dobles en disposición vertical y las dos parrillas horizontales separadas por la clásica "nariz de Pontiac" tenía un estilo muy similar a los Facel Vega de los años 50.

El Bonneville estaba disponible en cuatro variantes de carrocería, la berlina de cuatro puertas, el sedán-coupé, el cabriolet y el familiar Station Wagon. En el capítulo mecánico, tres eran las opciones. En primer lugar estaba el V8 de 6,4 litros (389 ci) de 325 cv, seguido del 6,9 litros (421 ci) de 375 cv y la versión Super Duty de 405 cv. Su elegante y distinguido diseño junto a una gama de motores rápidos y potentes, además de un precio muy competitivo en relación a otros autos semejantes, hicieron que la prestigiosa publicación Motor Trend le otorgase el galardón de Coche del Año en los Estados Unidos.

El cuarto Pontiac que nos ofrece Neo Scale Models de la mano de su prestigiosa serie American Excellence es el formidable Bonneville de 1965 a través de una miniatura tan formidable como el modelo real. Pese a que en la vida real era muy sobrio, nos encontramos ante una miniatura fantástica y de lo más fino que nos ha ofrecido Neo hasta ahora. Ante todo destacamos la elegante combinación de colores de exterior blanco e interior azul. No obstante, quizás lo mejor de todo es el molde, que refleja perfectamente las formas del coche real. Las llantas, anagramas, embellecedores y limpiaparabrisas son de fotograbado. Neo ofrece también esta miniatura en color beige.

No hay comentarios: