domingo, octubre 22, 2017

Pegaso Z102 Berlinetta 'Thrill' de Matrix Scale Models









El ingeniero Wifredo Ricart no pudo tener más tino a la hora de bautizar como Pegaso a la marca de vehículos creada por la Empresa Nacional de Autocamiones SA -Enasa-, sobre todo en lo referente al apasionante y fugaz proyecto de coches deportivos que durante la década de los años 50 salieron de la cadena de montaje de la fábrica de La Sagrera, en Barcelona. Y es que con 86 unidades fabricadas, los denominados popularmente 'Pegasines' hicieron realmente honor a su nombre, al del caballo alado de la mitología griega, pues su exclusividad y exotismo los convirtieron en auténticos seres mitológicos... de la mecánica.

Cada uno de los 86 Pegaso Z102 construidos supusieron auténticas obras supremas de ingeniería y estilo. Y en este segundo aspecto hubo de ellos uno que brilló especialmente: hablamos del número de chasis 01021500133, una berlinetta con una carrocería de diseño único obra de Touring con la sugerente denominación 'Thrill'.

'Thrill' es una palabra inglesa cuya traducción al castellano puede ser 'emoción o suspense'. Hay dos especulaciones sobre el origen de este Pegaso. Ambas vienen a coincidir en que fue encargado por el mismísimo General Franco, entonces Jefe del Estado Español. En uno de los casos se dice que iba a ser un regalo para Eva Perón, primera dama de argentina y gran aficionada a los automóviles deportivos, como gratitud al apoyo que el país de la Plata brindaba a España en plena época de aislacionismo internacional de nuestro país. El otro sugiere que pudo ser un regalo de bodas para la hija del propio Generalísimo. Incluso se decía que la elección de colores de su carrocería, rojo y negro, obedecía a un motivo político al coincidir con los de la Falange Española, el único partido político del Movimiento Nacional, como se denominaba al Gobierno de Franco. 

Voces autorizadas ofrecen una versión más realista, el 'Thrill' debía ser un coche de exposición que Enasa debía desplazar por todos los eventos internacionales más prestigiosos del motor con el objetivo de ser el baluarte visual de la empresa y así poder introducir en otros mercados los principales productos de la compañía estatal: los vehículos industriales, principalmente camiones. Sobre la elección del nombre, para Coma Cros, uno de los grandes especialistas en Pegaso, era un claro guiño al mercado norteamericano, entonces el principal destinatario de los automóviles de lujo y exclusivos. Y la elección de su capa cromática de color no tenía intencionalidad política alguna, pues en aquellos años, era normal que los prototipos y estudios de diseño automóvil empleasen dicha combinación bicolor.

Wifredo Ricart encargó a Carlo Felice Bianchi Anderloni, presidente de la compañía carrocera Touring Superleggera de Milán, un vehículo especial y que simbolizaría la posterior colaboración de la casa italiana con la firma española de deportivos, que se tradujo en unas 40 unidades carrozadas por Touring.

En su primer año de vida, 1953,  recorrió importantes eventos del motor: los Salones de Turín, París, Londres y Barcelona, además del Concurso de Elegancia de La Stessa en Italia, donde fue recibió sendos primeros premios en las categorías de 'Carrocería' y de 'Coches de Sport'. Fue adquirido por el empresario navarro Félix Ugarte Goñi, cuya esposa lo presentó al Concurso de Elegancia de San Sebastián de 1954. La familia Ugarte vendió el 'Thrill' al piloto Antonio Creus, que lo empleó para sus viajes y desplazamientos por Europa. Un comprador de los Estados Unidos lo adquiere en 1970 junto a dos motores sueltos en una subasta de Christies hasta que nueve años después el lote vuelve a España tras ser adquirido por su actual dueño, un señor del Pirineo leridano.

Un simple vistazo a la carrocería del 'Thrill' justifica a la perfección la elección de su nombre. La combinación bicolor negro-rojo acentúa la agresividad de su silueta afilada. Dos de sus recursos estéticos llaman poderosamente la atención: por un lado, el doble fuselaje con forma de orejas en la zona del pilar B justificado por su eficacia aerodinámica y como refuerzo del propio monocasco, haciendo el papel de un arco de seguridad para proteger la estructura y a sus ocupantes en un hipotético caso de vuelco. Por el otro, el singular parabrisas trasero panorámico y un aún mas curioso maletero con apertura estilo cofre donde se guarda la rueda de repuesto y el kit para su colocación. Destaca también una inconfundible seña de identidad de los Pegaso con carrocería Touring, las formas de la parte delantera del capó como los orificios de la nariz de un animal, de un caballo para más señas. 

Y en el capítulo mecánico, el Z102 'Thrill' monta la versión 2.8 litros del motor Pegaso V8 con 170 CV de potencia y una velocidad máxima cercana a los 200 Km/H. Es también respetable su configuración interior, el cuadro de instrumentos con los tres diales, la palanca de cambio con pomo ergonómico y unos asientos de cuero blanco con cinturones de seguridad de cintura incorporados, claramente inspirados en la aviación. Las salidas de los escapes se encuentran encastradas en los paragolpes traseros.

De la mano de Matrix Scale Models, el fabricante holandés de miniaturas que tan fascinantes réplicas nos suele ofrecer, nos llega un estupendo modelo a escala del que todos consideran el más icónico de los 86 Pegasos fabricados. Como es norma en Matrix, es una serie limitada y numerada de 408 ejemplares. La firma holandesa ha logrado plasmar muy bien las peculiares curvas del 'Thrill', con un molde correcto tantos en formas como en proporciones. Sin duda lo mejor de todo es el acabado final de Matrix, con una espectacular aplicación de la pintura y gran profusión de detalles, multitud de piezas independientes en metal fotograbado que aportan calidad y realismo a una pieza fantástica. Y sobre todo, lo mejor es que los coleccionistas podemos por fin disponer de una miniatura de este icono de la automoción española, toda vez que en mi caso, por razones ajenas a mi voluntad y no precisamente económica, me quedé sin el modelo artesanal que en su día realizó una tienda de miniaturas de Barcelona. Sin duda, un signo muy positivo por parte de Matrix ya que se trata del segundo Pegaso que añade a su catálogo tras el precioso Coach Saoutchik que en su día presenté aquí en el blog, cosa que nos invita a pensar que los holandeses nos ofrecerán pronto un nuevo Pegaso Z102, sea cual sea, será muy bien recibido.

sábado, octubre 14, 2017

Ferrari 375 MM Pininfarina 'Ingrid Bergman' de Autocult







No se conocen muchos casos de matrimonios célebres cuyos cónyuges compartieran la misma pasión por los automóviles. Uno de ellos y, sin duda, el más representativo fue el conformado por el director de cine Roberto Rossellini y la actriz Ingrid Bergman. El director de 'Alemania año cero' o 'Stromboli' se casó con la bella y distinguida protagonista de 'Casablanca' en el año 1950, cuando él tenía 44 años y ella 36.

Rossellini, un gran apasionado de los automóviles y de la marca Ferrari en particular, aspecto al que ya en este blog hemos hecho alguna referencia, quiso celebrar sus cuatro años de matrimonio con la intérprete sueca haciéndole un regalo muy especial. Adquirió el ya existente chasis 0456AM perteneciente a un modelo 375 Mille Miglia de competición y lo envió a los talleres del prestigioso diseñador Battista 'Pinin' Farina. Realmente, Rossellini emuló la misma operación que poco antes había realizado con su 375 MM número de chasis 0402AM, el cual fue recarrozado como un coupé de calle tras un accidente, sólo que en esa ocasión el trabajo corrió de manos de otro célebre estilista italiano, Sergio Scaglietti.

'Pinin' Farina diseñó las líneas del coche para Ingrid Bergman cuando tenía 61 años. Realmente, este automóvil no pasó desapercibido cuando el público pudo verlo expuesto en el Salón de París de 1954, meses antes de que el matrimonio Rossellini-Bergman pudiera retirarlo por fin. Varios de sus recursos estilísticos llamaron especialmente la atención. El primero: su color, un nuevo tono que Ferrari añadiría a la paleta de colores de su catálogo bajo el sugerente nombre 'Grigio Ingrid' -gris Ingrid-. Segundo, su peculiar pronta donde las luces margas emergían hacia afuera, un sistema no muy común y que sólo se veía en ciertos coches excepcionales, como el casos de los Cord 810 y 812. Y tercero: una trasera realmente espectacular e inusualmente alargada. El diseñador Carl Renner, de la General Motors, "se inspiró" en ello para dos de sus trabajos, el prototipo La Salle II Roadster y la generación 1955 del Corvette de Chevrolet. Resulta curioso como este coche también luce en sus flancos laterales unos cortes ovalados muy similares a los del 375 'Ingrid Bergman'.

No ha trascendido mucha información acerca del tiempo que este peculiar y único Ferrari pasó en manos de los Rossellini-Bergman. A día de hoy el coche sobrevive y fue el primer Ferrari en recibir un premio en el prestigioso Concurso de Elegancia de Peeble Beach en 2011.

La miniatura que protagoniza la entrada de hoy reproduce una réplica escala 1/43 del Ferrari 375 MM que Roberto Rossellini regaló a su esposa Ingrid Bergman en su cuarto aniversario de matrimonio. Es una miniatura realizada en resina por el fabricante alemán Autocult y perteneciente a su serie de modelos especiales 'Masterpiece', los cuales llegan a manos de los coleccionistas en un estuche especial de color azul. El modelo está realizado con la calidad habitual que hemos visto en otras creaciones de Autocult y de la que ha quedado testimonio en este blog. A destacar, la excelente aplicación de la pintura, la finura de detalles como las ventanillas, o la profusión en la utilización de piezas de fotograbado, que contribuyen notablemente al realce y realismo de la miniatura.

sábado, octubre 07, 2017

Hispano Suiza K6 Break de Chasse Franay 1937 de Matrix Scale Models






El K6 junto a otro excepcional 'woodie' europeo, el Rolls Royce Phantom I 'Shooting Break', miniatura de GLM.

Y en esta foto, junto a otro Hispano Suiza K6 de Matrix, en este caso el 'Coach Mouette' de Chapron.

Los primeros autos con carrocería familiar que se conocen fueron construidos en parte en madera por pura cuestión de economía, ya que fabricar un automóvil con carrocerías tan grandes todo de metal resultaba muy costoso cuando precisamente su público debía ser gente modesta que necesitaba el coche para ganarse la vida o bien para poder transportar a toda su familia. Sin embargo los 'woodies' terminaron haciéndose muy populares entre la gente más pudiente, que no dudaba en adquirir uno de estos para ir a la finca, al club de campo, a cazar o a pescar.

Estos coches gozaban de gran popularidad y demanda entre el público americano, mientras que en Europa se los consideraba 'snob'. El empresario francés Maurice Solvay debía de ser una de esas excepciones y en 1948, 11 años después de haber comprado un flamante Hispano Suiza K6 con carrocería Cabriolet Limousine, lo envió al especialista Franay para transformarlo en un 'Break de Chasse' o 'Shooting Break' -literalmente, un familiar de caza'.

Monsieur Solvay tenía muy claro el por qué encomendó la transformación de su coche a Franay, el carrocero francés, un especialista en autos de gran lujo, ya había realizado alguna transformación de este tipo sobre otros chasis, aunque nunca sobre un Hispano Suiza, de hecho, el modelo en cuestión, el número de chasis 15121, es el único Hispano Suiza con este tipo de carrozado. El resultado fue un auto realmente excepcional y de él llamó especialmente la atención cómo Franay apenas usó piezas cromadas, algo que era muy habitual en su forma de trabajar.

El K6 Break de Chasse, equipado al igual que todos los K6 de la división francesa de Hispano Suiza con un motor de seis cilindros y 5.2 litros, cambió muchas veces de propietario hasta que a principios de los 80 fue restaurado por un especialista de París. En 2002 fue adquirido por el prestigioso coleccionista americano Peter Mullin, que lo incluyó en su fabuloso museo-colección de coches del periodo 'Art Decó' francés.

Cuenta la leyenda que a la hora de su restauración, se necesitaban, tal y como venía el coche de origen, ocho búfalos de agua para la piel de su tapicería y guarnecidos. De este modo el restaurador tuvo que desplazarse a Pakistán, comprar ocho búfalos de agua pero a la vez sacrificarlos, despiezarlos y extraerles la piel en dicho país, pues la exportación de este tipo de animales está prohibida. Una anécdota curiosa y hoy día "políticamente incorrecta" pero a la altura de un auto tan maravilloso y excepcional.

La miniatura que hoy presento está fabricada por Matrix Scale Models, fabricante holandés especializado en modelos a escala de autos de lujo y exóticos. Realizado en resina, la miniatura cuenta con el habitual acabado de Matrix, muy trabajado y con mucha calidad, donde destacan los ornamentos realizados en piezas independientes de fotograbado. A destacar especialmente lo bien reproducidas que están las piezas en imitación de madera. El único pero que tiene esta miniatura es que la gente de Matrix no ha andado muy fina con el escalímetro y el coche, aunque muy bien proporcionado en formas, es un poco más grande de lo que debía ser un escala 1/43. He pedido vía email una explicación a Matrix, pues normalmente son gente muy precisa y escrupulosa en su trabajo, pero a día de hoy no han contestado. Con todo, este tipo de coches, con sus grandes volúmenes, tampoco es que vengan a acusar mucho la imprecisión de su escala y, sobre todo, se trata de un Hispano Suiza, motivo suficiente para cualquier coleccionista español apasionado de nuestra gran marca para adquirirlo. Y, ante todo, es una pieza de las de matrícula de honor y que en hace lucir cualquier vitrina que se precie.

domingo, octubre 01, 2017

Ferrari 375 MM Coupé Scaglietti 'Roberto Rossellini' de Neo Scale Models







Roberto Rossellini, uno de los principales exponentes del denominado Neorrealismo italiano, además de ser uno de los grandes cineastas de la historia del Séptimo Arte, fue también uno de los mejores clientes que tuvo Ferrari en sus primeros años. Amigo personal del propio Enzo Ferrari, el director de 'Roma, citá alerta' poseyó una completa colección de autos del Cavallino Rampante en la que sobre todo destacaron modelos de su primera época: los 166, 212, 250, etc.

En 1954 adquirió de segunda mano a la propia factoría un 375 Mille Miglia con carrocería descubierta de Pininfarina. Con su motor de 4.5 litros y 330 CV de potencia, el 375 MM era una de las armas más temibles con las que Ferrari dominaba el Campeonato del Mundo de coches Sport. Rossellini tomó parte en alguna prueba deportiva como piloto amateur sin ningún éxito destacable. Tras accidentar su 375 MM contra un árbol, devolvió el coche a la fábrica y tomó la decisión de modificarlo para usarlo como coche de calle.

Una vez que el chasis 0402AM fue reparado, Rossellini lo envió a los talleres de Sergio Scaglietti en Modena y le encomendó su transformación. Para Scaglietti, especialista en la construcción de versiones de competición de autos Ferrari, sería todo un desafío, puesto que ahora Rossellini le comisionó el camino inverso al que habitualmente trabajaba. Tras un año de trabajo, Scaglietti logró un más que sorprendente resultado adaptando un auto de competición para uso por carretera.

Muchas reminiscencias del diseño original del 375 perduran en el coupé: el frontal apenas se tocó, además de las tomas de aire laterales y la torreta del capó. Bajo expreso deseo del propietario, el coche fue pintado en color plata con el interior rojo oscuro. Al tratarse inicialmente de un auto de competición, estaba construido en aluminio, no obstante Scaglietti desarrolló su transformación en vehículo de calle usando el mismo material, lo que lo hizo más peculiar aún. Eventualmente, Rossellini lo pintó de verde. En 1995 fue adquirido por John Shirley, ejecutivo de Microsoft, hasta el día de hoy.

Este Ferrari cuenta con un rico palmarés de premios en su haber, entre ellos el Best of Show en el Peeble Beach de 2014 o en el Relay del 60º Aniversario de Ferrari en Maranello 2007, precisamente es en ese evento donde tuve la ocasión de verlo y fotografiarlo, tal y como atestigua la última de las fotografías que ilustran la entrada.

La miniatura que hoy presento está fabricada por Neo Scale Models, como viene siendo habitual en esta casa es de resina. Es el primer Ferrari que realiza este fabricante si exceptuamos la versión Koenig del Ferrari Testarossa, que en ningún momento Neo lo vendió como Ferrari. Es de entender que Neo cuenta con la licencia para la reproducción de modelos del Cavallino, lo cual puede ser un acicate para muchos coleccionistas, dada la disparidad de miniaturas Ferrari que hay actualmente en el mercado, bien muy económicas y más cercanas a un juguete, o bien extremadamente costosas hechas por fabricantes muy artesanales. El modelo de Neo reproduce muy bien las sensuales líneas de este coche, coronando el trabajo con una excelente aplicación de la pintura y la profusión en el uso de ornamentos hechos en metal fotograbado, uno de los grandes atractivos de los modelos a escala de Neo. Estaremos atentos a posibles futuras realizaciones de miniaturas del Cavallino Rampante por parte de Neo.