viernes, agosto 27, 2010

Rolls Royce Silver Ghost Doctor´s Coupé de Neo Scale Models

1903 fue el año en que Charles Stewart Rolls y Frederick Henry Royce, un acaudalado noble empresario y un humilde pero brillante ingeniero, fundaron la compañía Rolls Royce con el objetivo de fabricar el mejor coche del mundo. Su primer automóvil vio la luz en 1904, tenía dos cilindros, 1.800 cc y 48 Km/H de velocidad máxima.

En el escenario del Salón del Automóvil de Londres de 1906 se presentó el modelo 40/50 HP, una verdadera limousine de lujo con un avanzado motor de seis cilindros tan excelente cual alto era su precio, aunque este último factor nunca preocupó a sus creadores, que tenían muy claro quiénes querían que condujesen sus coches.

A partir de 1907 el 40/50 HP fue rebautizado como Silver Ghost y de este modo se inauguraba una tradición en Rolls Royce que perdura hasta nuestros días, la de denominar a sus coches con nombres de seres etéreos, divinos y sobrenaturales. Las primeras unidades montaban un motor de 7.036 cc y una potencia estimada de 48 cv con caja de cambios de tres velocidades. Desde 1909 el motor creció hasta los 7.428 cc, erogando así una potencia de 60 cv y caja de cambios de cuatro velocidades.

Al igual que todos los coches de su época, se compraba el conjunto chasis-motor y la carrocería se dejaba en manos de un artesano especializado. Ni que decir tiene que los maestros carroceros más prestigiosos del momento "vistieron" al Silver Ghost con un sinfín de carrocerías. Los Silver Ghost se fabricaron tanto en las factorías de Manchester y Derby de Gran Bretaña, como en la de Springfield, en el estado de Massachussets, Estados Unidos. La producción europea finalizó en 1925 y la americana en 1926, cuando se puso a la venta el Phantom I.

La miniatura representa al ejemplar con número de chasis 49RE y matrícula NE177. La carrocería, del tipo Coupé del Doctor (no hemos encontrado la explicación al por qué del nombre, pero estaremos atentos), fue incialmente concebida para el ejemplar con número de chasis 5CB, pero finalmente fue montada entre 1926 y 1927 en este coche. La carrocería fue obra de la empresa Dansk Karosserie Fabrik de Dinamarca.

Se trata del primer Rolls Royce que Neo Scale Models incluye en su catálogo. Poco antes de que Neo lo presentará también lo hizo el fabricante artesanal francés Ilario, aunque con un precio cuatro veces mayor que el Neo. El modelo cuenta con el acabado habitual de la marca, lo que significa que se trata de un conjunto muy vistoso, con múltiples detalles en fotograbado y piezas independientes. Entre estos vamos a destacar los precioso faros delanteros, el Espíritu del Éxtasis (la mascota), los guarnecidos interiores imitando la madera, el asiento abatible "ahí te pudras" y el baúl, que parece de cuero de verdad. En definitiva, un modelo que está muy bien realizado y que seguramente colmará las necesidades de los coleccionistas que ansiábamos más Rolls en 1/43. Espero que la cosa no paro y que ya que Neo se ha animado, otros fabricantes lo hagan.

martes, agosto 24, 2010

Jaguar MK V de Neo Scale Models

Resulta especialmente curioso que hasta 1948 Jaguar nunca hubiese fabricado un coche llamado MK I, MK II o MK III. Más curioso aún, a los modelos de antes de la guerra de la serie SS se les comenzó a llamar MK IV una vez que ya estaba en el mercado precisamente su sucesor, el MK V.

1948 fue un año muy bueno para Jaguar. La guerra empezaba a quedar lejos y Europa empezaba a notar los efectos del Plan Marshall. El stand de la marca de Coventry en Earls Court durante el Salón del Automóvil de Londres acogió el lanzamiento de los primeros modelos realmente nuevos después de la II Guerra Mundial. Uno fue el deportivo XK 120, uno de los automóviles más míticos de todos los tiempos. El otro fue la gran berlina MK V.

La nueva gran berlina de Jaguar mantenía el estilo tradicional de la marca, líneas muy clásicas a la par que aerodinámicas, como le gustaba a Sir Williams Lyons, coronadas por la tradicional parrilla "estilo Bentley" presidida por el Jaguar preparado para saltar. La herencia de los 40 aún se apreciaba en que las aletas del coche aún no estaban integradas en el capó.

Jaguar acababa de introducir en el XK 120 la nueva mecánica XK de seis cilindros en línea y doble árbol de levas, pero ésta no se usó en los MK V, que siguieron usando el viejo seis cilindros de los modelos SS-MK IV, en versión 2,5 litros y 104 cv, y 3,5 litros y 126 cv. No se ofreció con la variante de 1,5 litros.

La revista Motor Magazine probó un MK V 3,5 y certificó una velocidad máxima de 90,7 millas por hora y una aceleración de 0 a 100 en 20,7 segundos. Estos datos fueron corroborados por Norman Dewis, el piloto-ingeniero de prueba de Jaguar. El MK V se ofertaba también con una elegante carrocería Drophead Coupé, la cual hoy está muy revalorizada en el mercado de coleccionistas.

Para completar la saga de los grandes Jaguar, Neo nos ofrece por fin el MK V, una preciosa miniatura con unas formas muy acertadas y el habitual acabado de la marca. Destacan especialmente los elementos que componen el frontal, la combinación de colores elegida y el detallado y bonito interior, donde mencionamos un esmerado volante de cuatro radios hecho en fotograbado.

domingo, agosto 15, 2010

BMW 3.0 CSL 'Batmobile' de Spark

Pese a venderse como un coche de calle, el BMW 3.0 CSL, al igual que su némesis, el Porsche 911 RS 2.7, era un vehículo de competición puro y duro. Con unas mínimas modificaciones, el afortunado propietario de una de estas máquinas podía llegar en ella al circuito de Nurburgring, disputar una prueba y volver a su casa en el coche.

Tal y como ya explicamos en un post anterior, BMW sometió al coupé 3.0 CSi a una cura de adelgazamiento con vistas a su homologación y participación en las pruebas de turismos de la época. Dicho tratamiento incluyó la incorporación de un nuevo capó y puertas en aluminio, asientos deportivos, dirección más precisa y una relación de cambio modificada de cara a un mejor aprovechamiento de la potencia del motor de seis cilindros en línea.

Pero estos coupés aligerados, los 3.0 CSL, pronto demostraron ser muy difíciles de conducir tanto en circuito como en carretera, por lo que la propia BMW, concretamente el departamento M Motorsport, desarrolló un kit aerodinámico destinado a paliar estos males. Dicho kit podían llevarlo también las unidades destinadas a su uso en la calle. El kit se componía de un spoiler delantero, dos apéndices alargados cual aletas dorsales sobre ambas aletas colocados a los dos lados del capó y dos alerones traseros, uno pequeño que iba sobre el parabrisas trasero, y uno más grande y regulable en la zaga. El kit aerodinámico sobre la estilizada silueta del 3.0 CSL acentuaba su aspecto agresivo, lo que valió el apodo oficioso de 'Batmobile', por su supuesto parecido con el coche del popular superhéroe Batman.

Hoy presento el segundo 3.0 CSL de calle de Spark, tal y como anuncié en el post del primero. En esta ocasión se trata de la versión con kit aerondinámico 'Batmobile'. Básicamente, el acabado de la miniatura es el mismo que el 3.0 CSL 'normal', por lo que sigue teniendo como fallo demasiada anchura de neumáticos, pero vamos, es un mal menor. Lo que sí es digno de elogiar es que Spark ha realizado la miniatura basándose en un 3.0 CSL que existe en la actualidad (matrícula incluida), en color 'Tigua Grün' y que pertenece a un coleccionista norteamericano que lo ha mostrado en muchos eventos.

sábado, agosto 14, 2010

Audi Front 225 Roadster de Minichamps

Audi puede considerarse una de las marcas que en los primeros años del automóvil desarrolló toda una gama de coches con tracción delantera, algo que hoy parece muy normal pero que en los años 20 y 30 era mucho más difícil técnicamente hablando, de hecho era muy común que muchos automovilistas de aquella época rechazaran tener un tracción delantera alegando más dificultad en su maniobrabilidad que en un auto de propulsión trasera.

El Front 225, o como se le conocía en Alemania, el Type UW, sustituyó al modelo 2 Litres, precisamente el primer Audi con tracción delantera. Fabricados ya cuando Audi estaba integrada en el Consorcio Auto Union (junto a Horch, DKW y Wanderer), el Front 225 montaba un motor seis cilindros igual que el del Wanderer 245. Las primeras versiones de 1935 entragaban 50 cv y en 1937 aumentaron a 55 cv. La potencia se transmitía a las ruedas delanteras mediante una caja de cambios de cuatro velocidades. La suspensión delantera era independiente mientras que la trasera era de eje rígido.

La casa ofrecía diferentes variantes de carrocería, un sport-sedan de cuatro asientos, un limousine de seis ventanas y un cabriolet. El elegante roadster biplaza era construido por el especialista Erdmann & Rossi, concretamente sólo se ensamblaron 25 ejemplares. La producción del Front 225 finalizó en 1938 después de 2.600 ejemplares vendidos.

Esta bonita miniatura es el segundo Minichamps Evolution de calle y ha salido al mercado de forma simultánea que el primero, el Audi Type A. Se trata de una buena reproducción del Audi Front 225 Roadster construido por Erdmann & Rossi, carrocería que guarda un gran parecido con la de su hermano mayor, el Horch 855 Special Roadster, miniatura que también tiene Minichamps y que ya presentamos en su día. Uno de los factores que más vamos a descatar es que tiene limpiaparabrisas de fotograbado, cosa nada habitual en esta marca de miniaturas. El acabado es bueno y las formas parecen correctas, teniendo en cuenta que sólo tengo nociones del coche por fotografías. El contraste del color de la carrocería con el interior es muy elegante. Sí es cierto que los radios de las llantas no parecen tan trabajados como en otros modelos, como el Horch antes citado, pero al ser de menor diámetro pasan más desapercibidos.

Audi Type A Phaeton de Minichamps

El primer modelo de automóvil que se vendió a principios del siglo XX bajo el nombre Audi, hoy tan común para todo el mundo, data de marzo de 1910. Y hablar de este coche es hablar de uno de los grandes nombres de la automoción alemana, August Horch.

August Horch fundó su propia marca a finales del siglo XIX y ésta pronto destacó por sus automóviles de gran calidad y destinados al público más acaudalado de la época. Hacia el año 1905 Horch se vio obligado a abandonar su propia compañía, la Horch Werke por desacuerdos con el resto de socios y decide emprender su camino en solitario.

Es entonces cuando nace la compañía Audi, que como ya explicamos en algún post anterior, dicho nombre, es la latinización del propio apellido Horch, que quiere decir "escucha". El Audi Type A ve la luz en marzo de 191o. Al igual que pasaba con los Horch, los Audi eran coches lujosos y sofisticados destinados al público más pudiente que buscaba lo mejor ante todo. El Type A, al igual que la gran mayoría de los coches de su tiempo, se adquiría como conjunto chasis-motor y cada cliente se encarga de buscar al carrocero que más se adaptaba a sus gustos. El coche se encuadraba en la categoría de 10/22 caballos y era un diseño nuevo del propio August Horch y de su responsable técnico, Hermann Lange. Montaba un motor de cuatro cilindros y 2,6 litros que producía entre 22 y 28 cv de potencia. La velocidad máxima era de 75 Km/H. El precio de venta (sólo conjunto chasis-motor) era en su época de 8.500 marcos alemanes, lo que deja bastante claro que iba dirigido a un público verdaderamente elitista. Un total de 137 Audi Type A se fabricaron entre 1910 y 1912.

Hace unos meses que tenemos constancia de que Minichamps ha inaugurado una nueva línea de producción de coches de resina llamada Evolution. Hasta ahora esta gama se limitaba a coches de competición, más que nada algunos Porsche 911, Audi R8 y Aston Martin V8 Vantage. El primer coches de calle de la linea Minichamps Evolution es este Audi Type A Phaeton. Realmente, el coche tiene el mismo acabado que puede tener un Minichamps de diecast, de hecho, si se le compara con otras miniaturas similares de la marca, como los Horch 853 y 855, vemos un acabado similar, que por otra parte es muy bueno. El mejor detalle que yo he encontrado en este coche son la palanca de cambio y el freno de mano con la fina rejilla en fotograbado. Las llantas son también muy bonitas. Choca un poco que el contorno de la parrilla del radiador y los cobertores de los faros delanteros, imitando el metal dorado, no se hayan dorado de verdad. Por tanto, quien vaya a comprar esta miniatura debe saber que, aún siendo muy buena y con un acabado de primer orden, no se va a encontrar algo parecido a un Spark o un Neo, sino un Minichamps, sólo que de resina.

lunes, agosto 09, 2010

Cadillac Eldorado 1967 de American Excellence

En el año 1967 vio la luz una nueva generación del Eldorado de Cadillac. Desde 1955, Cadillac había usado el nombre Eldorado para sus modelos descapotables. Esta tendencia se interrumpió en 1967, cuando Cadillac presentó el primer Eldorado Coupé.

La ruptura no sólo fue estilística, sino también técnica. El nuevo Eldorado se construyó sobre la denominada Plataforma E, estrenada un año antes en el Oldsmobile Toronado. Por tanto, y al igual que su primo, la principal novedad técnica del Eldorado era la tracción delantera.

El diseño era igualmente muy rompedor. Si el Toronado era un coche de líneas muy fluidas, el Cadillac era muy anguloso y afilado, una seña inequívoca de que detrás del lápiz había estado Bill Mitchell, el entonces jefe de diseño de General Motors.

Bajo el capó se hallaba el enorme motor V8 de 7 litros (429 ci) con una caja de cambios Turbo-Hydramatic, que proporcionaba al Eldorado una velocidad máxima de 192 Km/H y, lo que es más llamativo en un automóvil de semejantes dimensiones, una aceleración de 0 a 100 en menos de nueve segundos. Muchos periodistas especializados elogiaron su agilidad y excelente manejo. El éxito en su primer año de ventas vino avalado por las 17.930 unidades que se vendieron.

El modelo de 1968 era básicamente el mismo, sólo cambiaba la incorporación de un motor más grande (7,7 litros y 375 cv) y los frenos de disco de serie. En 1969 todos los modelos llevaban techo de vinilo y los faros no se escondían tras la parrilla frontal. En 1970, último año de la carrocería de Bill Mitchell, los Eldorado iban equipados con el motor más grande producido por General Motors, una versión del V8 de 8,2 litros y 400 cv.

De la mano de Neo, pero vendido bajo la marca American Excellence, nos llega este elegante Eldorado en color verde claro metalizado con interior verde oscuro. De esta miniatura destacamos el excelente trabajo de formas realizado sobre el molde y, por supuesto, los muchos adornos y ornamentos hechos en fotograbado. Especialmente vamos a destacar la parrilla frontal, una pieza finísima y de exquisita manufactura. Muy buenos también los tapacubos. Del interior lo que más llama la atención es el cuadro de instrumentos.

De Tomaso Deauville de Neo Scale Models

Siempre se dijo que Alejandro de Tomaso era un gran oportunista. Con sus tres primeros modelos, los Vallelunga, Mangusta y Pantera, se subió rápidamente al carro de los deportivos de motor central-trasero, corriente iniciada por coches como el Lamborghini Miura o el Dino de Ferrari, y que después la mayoría de fabricantes siguió. Con el objetivo de diversificar un poco su gama de productos, De Tomaso decidió introducir una berlina de cuatro puertas en su gama y en esta ocasión, el espejo en el que se miró fue en el del sedán de moda del momento, el Jaguar XJ, un coche que conjugaba a la perfección clase, elegancia y deportividad.

Al igual que pasó con el Pantera, el diseño del nuevo De Tomaso sedán corrió de manos de Ghia y su diseñador estrella, el americano Tom Tjarda. Denominado Deauville, en honor de la elegante ciudad francesa famosa por sus carreras de caballo, el nuevo coche de la casa de Modena era muy ancho, bajo, con la cintura muy alta, morro y maletero muy prominentes y un frontal de dobles grupos ópticos con una parrilla trapeziodal invertida, o sea, que era un calco del Jaguar XJ, de hecho, algunas publicaciones especializadas lo han llegado a llamar de forma oficiosa "el Jaguar italiano". Incluso detalles como las dos bocas de llenado de los depósitos de combustible delante de la tapa del maletero reforzaban aún más "la inspiración" de su diseño. No obstante, el Deauville, era algo más corto que el Jaguar XJ. Bajo el enorme capó se escondía un enorme motor Ford Cleveland de 5,7 litros (351 ci) de 330 cv de potencia, que iba de serie unido a una caja de cambios automática de tres velocidades también de Ford. La suspensión era independiente. En el interior predominaban el cuero y las maderas nobles.

Resulta curioso que a lo largo de los 14 años que estuvo en el mercado apenas se vendieron 240 unidades. En relación a sus pobres ventas, hay quien sostiene que muchos de sus posibles compradores encontraron el motor Ford V8 demasiado ruidoso para un sedán de semejante categoría, pero también se hablaba de la "deficiente" red de consesionarios de De Tomaso. Resulta paradógico que el Deauville no se vendiera en los Estados Unidos, cuando era un coche que muy probablemente hubiera tenido mucho éxito allí.

De entre los 240 Deauville construidos destacan especialmente uno con carrocería familiar, fabricado para la mujer de Alejandro de Tomaso, y tres con blindaje, uno para la familia real belga y otro para la República Italiana, que se encuentra en el Museo della Polizia di Stato de Roma, y un tercero destinado a un cliente de los Estados Unidos.

Hasta ahora, la única miniatura en 1/43 que se podía conseguir con cierta facilidad del De Tomaso Deauville era precisamente la reproducción del modelo que está en el Museo della Polizia di Stato, fabricado por EG y que se puso a la venta a través de un coleccionable italiano dedicado a los coches de Policía de dicho país. Nunca tuve dicho modelo pero las críticas en los foros siempre fueron muy buenas. Ahora viene Neo y nos sorprende con una preciosa reproducción de esta superberlina, en un elegante azul oscuro metalizado con interior claro y cuero bicolor. Las formas de su molde parecen bien resueltas. Neo en vez de calzar al Deauville con las llantas habituales multiradio lo ha hecho con las mismas de los primeros Pantera, pero el resultado es muy agradable a la vista. Muy trabajadas las placas de matrículas de Milán. Como es habitual, la tienda alemana Modelcar World cuenta con una versión personalizada en color cobre metalizado y limitada a 300 unidades. Dado el buen trabajo realizado, no estaría mal que Neo nos sorprendiera en un futuro próximo con un Longchamp.