jueves, septiembre 04, 2008

Mercedes 770 K Cabriolet F 'Kaiser Wilhelm II' de Minichamps








Friedrich Wilhelm Viktor Albrecht von Hohenzollern o Wilhelm II fue el último emperador de Alemania y último rey de Prusia. Fue el hijo primogénito del Federico III y de la princesa Victoria de Inglaterra y ostentó el Gobierno de Imperio Alemán y Prusia desde 1888 hasta 1918.

El Kaiser Wilhelm II se decía que era un firme defensor del caballo y un gran detractor del automóvil. Llegó a calificarlo como "fenómeno pasajero" y afirmó que habiendo caballos, que eran seres vivos, jamás se subiría en un artefacto "apestoso" como eran los automóviles. Mantuvo esta opinión hasta que vio al millonario americano Clarence Gray Dinsmore en su Merecedes y fue entonces cuando encargó su 'Grosser' 770 K, que siempre se lo conoció como Cabriolet F. 

Fue fabricado en 1931 y era un falso landaulette descapotable de seis asientos y cuatro puertas. Como todos los 'Grosser', montaba el enorme motor de ocho cilindros en línea y 7.7 litros que ofrecía 150 CV gracias a la sobrealimentación, lo que le permitía llegar a los 160 Km/H. El Kaiser usó este automovil durante sus años de exilio en Holanda. Hoy día está expuesto junto a un modelo similar que perteneció al Emperador Hiro Hito en el Museo Mercedes de Stuttgart.

Recientemente presentado, el 770 K Cabriolet F supone la décima miniatura de la serie que Minichamps ha dedicado a los líderes políticos y de la que ya mostramos en su día la limousine del emperador Hiro Hito. Este modelo no supone otra cosa que la reedición en 1/43 del clásico 1/24 de Paul´s Model Art. Su nivel de acabado resulta muy bueno aunque es más sencilla que la limousine imperial japonesa. Destaca la profusión de piezas independientes como los dobles parabrisas, los tiradores de las puertas, los soportes de las banderas junto a la parrilla del radiador y el escudo imperial alemán en vez de la clásica estrella de tres puntas.

No hay comentarios: