jueves, septiembre 04, 2008

Cadillac Serie 62 Sedan 1952 de Brooklin Models







En una época de boom automovilístico en los Estados Unidos, donde la pomposidad campaba a sus anchas, los fabricantes introducían todos los años pequeñas variantes en sus modelos para diferenciarlos. La prestigiosa Serie 62 de Cadillac del año 1952 supuso para la firma de Detroit el modelo de sus bodas de oro desde la fundación de la casa en 1902. 

Unos de sus rasgos distintivos más visibles con respecto al modelo del 51 eran los emblemas en oro. También incorporó las luces traseras integradas en la cola y una nueva línea cromada que iba desde los faros delanteros hasta la mitad del coche. En el capítulo mecánico la marca recurrió al gran V8 de 331 Pulagadas Cúbicas y 190 cv con carburador Rochester de cuatro cuerpos.

Año tras año, los modelos de Brooklin van mejorando en detallado y perdiendo sencillez, dando así mucha más vistosidad a los coches a los que representan. En este Cadillac se ven añadidos nuevos como los limpiaparabrisas independientes las líneas cromadas de adorno lateral o los emblemas dorados. No obstante siguen fallando el interior y los marcos de las puertas y de los parabrisas, que en vez de ser cromados los han dejado pintados del color de la carrocería. Pese a todo, se trata de una buena reproducción del Sedan 62.

No hay comentarios: