domingo, junio 22, 2008

Cunningham C2 'Road Car' de Bizarre






El multimillonario Briggs Cunningham estableció en Palm Beach, California, su factoría para construir sus propios coches deportivos. Su primer modelo fue el C2, un roadster de dos asientos de aspecto muy agradable y similar a otros coches de su tiempo concebidos principalmente para la competición. Fue ideada por los ingenieros Bill Frick y Phil Waters

El objetivo del C2 era participar en las 24 Horas de Le Mans. Mecánicamente montaba un motor  Chevrolet V8 Small Block de 180 CV, aunque a posteriori se ofreció también con el Chrysler Hemi V8 de 5.4 litros de 220 CV.

Puesto que las autoridades del motor demandaban para la homologación del coche un número concreto de fabricación, Cunningham también vendió algunos C2 para uso diario, cosa que se podía hacer perfectamente aunque el coche era un deportivo puro y duro sin licencias a la comodidad. Como virtud tenía su gran rapidez, pero no era tan manejable como la competencia que tendría en el popular circuito galo, valgan los ejemplos de Ferrari o Jaguar.

Al igual que su marca hermana Spark, Bizarre es un fabricante de miniaturas en resina especializado en vehículos exóticos y poco usuales. Pese a ser una miniatura de resina, cuenta con un precio asequible. Exterior e interiomente está muy bien realizado, pese a la simpleza del modelo. No obstante cuenta con buenos detalles como un parrilla delantera muy realista y radios de verdad en las llantas.

miércoles, junio 11, 2008

Mini Marcos MK I de Spark







Este curioso Mini se produjo desde 1965 a 1996 por la empresa de coches artesanales Marcos Cars y por D&H Fiberglass Techniques LTD. Su historia se remonta a un diseño que realizó Dizzy Addicott y que se denominó Dart. 

Addicott vendió el proyecto a Jeremy Delmar-Morgan que  a su vez comercializó Mini Dart con el nombre de Mini Jem. Jem Marsh, de Marcos, desarrolló el proyecto como Mini Marcos MK I. El coche se vendía como un kit-car, con la carrocería de fibra de vidrio por un lado y el chasis y el tren rodante de un Mini, por el otro.

Según la serie el modelo experimentó leves variaciones de estilo, sobre todo en las puertas y en las ventanillas. Tras el MK IV, el modelo pasó a ser el Mini Midas, fabricado por D&H Fiberglass Techniques LTD, pero Marcos volvió a retomarlo y el Midas pasó a ser el Marcos MK V. Tras el cierre de Marcos, la empresa Heritage Spares relanzó el coche como Heritage MK VI y Heritage GT. En 1966 cabe destacar que fue el único coche británico que finalizó las 24 horas de Le Mans y además batió varios records de velocidad para coches de su categoría.

No cabe duda de que el Mini Marcos es un coche sencillo, pero Spark ha sabido dar bastante buena presencia a esta miniatura que cuenta con un gran nivel de ejecución y buenos detalles, además un interior cuidado.

Audi 200 Quattro 20v Turbo (C3/Typ 44) de Neo Scale Models






En otoño de 1983 Audi presenta la segunda generación de su hasta ahora buque insignia, el 200. Del mismo modo que su antecesor, este 200 era un derivado del 100, en esta ocasión del nuevo 100 C3 o Typ44 con el que compartía carrocería y mecánica general. Era fácilmente distinguible de su hermano menor por un frontal rediseñado con faros más estrechos y alargados. Los grupos ópticos traseros eran también diferentes y equipaba de serie llantas deportivas de 15 pulgadas.

Mientras el 100 contemplaba una variada oferta de motores y versiones pensada para todo tipo de posibles compradores, el 200 era más exclusivo y sólo estaba disponible con el motor más grande fabricado por Audi hasta entonces, el cinco cilindros en línea de 2.2 litros, con aspiración normal (5E) y sobrealimentado (5T). El primero ofrecía 136 cv de potencia y el segundo, 182. Un año más tarde el 200 equipa un nuevo motor de cinco cilindros de igual cilindrada que rendía 140 cv y 200 cv según la versión. Al final de su trayectoria, el 200 Turbo recibe una culata de cinco válvulas por cilindro (versión 20v) que eleva la potencia del motor a 220 cv. Estaba disponible con caja de cambios manual de cine velocidades o automática de cuatro, con carrocería sedán o Avant familiar.

En 1991 y con más de 95.000 ejemplares fabricados en ocho años, el Audi 200 desaparece del catálogo de Audi, toda vez que la nueva generación del 100 ya incluía nuevos propulsores de seis cilindros y en el segmento superior ya militaba desde hacía unos años el nuevo V8 Quattro, que había relevado al 200 como buque insignia en Ingolstadt.

La única ocasión en que los vehículos de la firma de Ingolstadt gozaron de cierto protagonismo en la saga de películas del Agente 007 fue en la cinta titulada 'The living daylights' de 1987, segunda y última entrega con Timothy Dalton como protagonista. Durante la trama, James Bond llega a conducir dos Audi 200, una berlina de color gris cuando debe evacuar de Bratislava al militar ruso supuestamente desertor interpretado por Jeroen Krabbé, y un modelo familiar Avant en los primeros compases de cuando la acción de la trama se traslada a Tánger.

La marca holandesa Neo Scale Models nos deleita en esta ocasión con esta fantástica reproducción de un Audi 200 Quattro 20v de finales de los 80. En él destaca un más que elevado nivel de detalles, piezas independientes y anagramas, así como un precioso interior en el que se han realizado los cinturones de seguridad con una total finura. Quizás un detalleno muy bueno es la excesiva inclinación hacia arriba que le han puesto al volante del coche, no obstante, se trata de un conjunto muy bueno.