martes, octubre 29, 2013

Buick Electra 225 Hardtop Sedán 1960 de American Excellence





Los coches americanos de finales de los 50 y principios de los 60 expresaban muy bien en su diseño la transición entre el pasado deslumbrante y un futuro que buscaba la pérdida de volumen en aras de líneas más rectas. Tenemos en el Buick Electra de 1960 un perfecto ejemplo de ello, donde podemos observar la coexistencia de ambas tendencias estilísticas en uno de los Buick más aplaudidos y valorados de la historia de la marca.

En 1959 hace aparición el mitológico nombre de Electra en la gama Buick, heredera espiritual del desparecido Roadmaster, por lo que en dicha herencia se incluía ser el tope de gama de la marca del segmento medio alto de General Motors, de este modo el Le Sabre era el modelo de acceso, seguido del modelo intermedio Invicta y, en la cumbre, el Electra 225.

Para 1960 el diseño del Electra mantenía las aletas traseras tipo 'Delta Wing', pero las luces delanteras las colocaban paralelas, además de una parrilla de lamas cóncavas verticales con el emblema del triple escudo en el centro. Una buena noticia para los incondicionales de la marca eran el retorno de los 'Ventiports' (ventanitas aireación) en las aletas delanteras, en el caso del Electra, cuatro.

Bajo el capó latía un enorme corazón de ocho cilindros en V de 6,6 litros de cilindrada (401 ci) que erogaba 325 cv de potencia, acoplado a una caja de cambios Dynaflow de dos velocidades, logrando una velocidad máxima de 180 Km/H. 

Tal y como hemos dicho al principio, el Buick Electra 225 de 1960 es uno de los diseños más aplaudidos de la marca y pues expresa a la perfección una racional mezcla de elegancia y deportividad, en contraposición al exagerado diseño del Roadmaster 75 de 1958, modelo en el que la utilización de cromados se calificó como abuso.

American Excellence, marca que utiliza Neo Scale Models para sus miniaturas de autos norteamericanos ha realizado un excelente trabajo con este Buick Electra 225, en su versión sedán de doble parabrisas panorámico. El modelo cuenta con unas formas muy conseguidas, que se acentúan y ven resaltadas con el rico y delicado ornamento, cosa habitual en este fabricante de miniaturas. En definitiva, un modelo que hará que quien visite nuestras colecciones hará girar hacia su vitrina las miradas.

1 comentario:

Pau Llorca dijo...

Maravillosa pieza y con cantidad de detalles y una combinación que le sienta de maravilla.

Enhorabuena por ella

Un saludo y gracias por compartir


=))