jueves, agosto 21, 2008

Aston Martin V8 Oscar India de Spark








Aston Martin presentó la cuarta generación de su modelo V8 en el Salón de Birmingham de 1978. Fue denominado Oscar India debido precisamente a su fecha de presentación, 'October Introduction'. Respecto a las anteriores versiones, en la Serie 4 se pueden observar una serie de cambios estéticos tanto en el interior como en el exterior. Lo primero que encontramos es un gran abultamiento que recorre la parte media del capó, amén de un spoiler delantero integral en color negro. Los espejos retrovisores ya eran del color de la carrocería en vez de cromados.


Pero el principal cambio se observa en la zaga, ya que, en vez de terminar recta, ahora tiene una forma más aerodinámica y levantada. En el interior se puede ver como los asientos incorporaban el reposacabezas y los adornos de madera eran más profusos. Bajo el capó la cosa seguía más o menos igual, con el motor V8 5.3 litros de aleación de aluminio diseñado por el polaco Tadek Marek que ya estaba alimentado por inyección Bosch.  Hasta 1983 se ofrecía con las llantas de aleación GKN, introduciéndose en dicha fecha unas nuevas BBS de radios cruzados y dos piezas.

No corrían tiempos gloriosos ni para Aston Martin ni para la industria británica del motor en general, así que este modelo se puede catalogar como muy continuista, de hecho, estuvo en producción casi diez años más. No obstante, el Oscar India es uno de los V8 más valorados por los aficionados.

La marca Spark añade una versión más del modelo V8 de Aston Martín a su más que rica gama. Con el modelo en la mano y echando un vistazo general lo primero que nos viene a la mente es que se ha producido un notable aumento en la calidad de ejecución de los Spark. El exterior está muy bien modelado y el interior está muy detallado, en la línea del V8 Volante que ya en su día mostramos aquí. Sin embargo, la ejecución de las llantas sigue dejando un poco que desear, pues parecen algo sobredimensionadas. Con todo, los fanáticos de Aston Martin tienen aquí un modelo muy difícil de eludir.

No hay comentarios: