sábado, abril 30, 2016

Hotchkiss Anjou de Altaya






El Gobierno francés introdujo tras la II Guerra Mundial una tasa que gravaba de forma estratosférica a los coches con más de 20 cv de potencia fiscal, o lo que es lo mismo, a los coches considerados de lujo. Ello fue un duro varapalo para empresas como Delahaye o Bugatti, que ya se encontraban bastante maltrechas por los efectos de la contienda. Entre ellas estaba Hotchkiss, firma fundada por el americano Benjamin Berkely Hotchkiss en St Denis en 1867, un próspero fabricante de autos de gran porte.

El Anjou fue el último modelo producido por Hotchkiss antes de su fusión con Delahaye y Delage y reorientar la actividad hacia a producción de vehículos militares, entre ellos, el popular Jeep de Willys Overland. El Anjou vio la luz en 1950, siendo presentado en el Salón de París ese mismo año. Venía a sustituir al 686, que era el primer modelo que Hotchkiss producía tras la II Guerra Mundial. 

Con respecto a éste, el Anjou tenía un diseño más moderno con los faros integrados en las aletas. Estaba disponible con dos opciones mecánicas, un cuatro cilindros de 2,3 litros y 75 cv; y un 3,5 litros de seis cilindros de 100 cv, precisamente la versión que se vio afectada por la tasa de los 20 cv fiscales. Ambos motores podían ser combinados bien con transmisión manual de cuatro relaciones o una semiautomática Cotal, siendo ésta la más elegida por resultar más acorde para un auto del porte del Anjou. Una elegante versión descapotable del Anjou se vendió bajo el nombre Anthèor. En sus cinco años de vida se produjeron 5.465 unidades del Anjou, de las que 40 corresponden al Anthèor.

La miniatura protagonista de esta entrada apareció en el fascículo número 52 del coleccionable 'Nos Chères Voiutures D´Antan' que editase Altaya en Francia paralelamente a la colección 'Nuestros Queridos Coches' y como viene siendo habitual en estos casos está fabricada por Ixo. Tal y como he comentado en más de una ocasión, este modelo a escala es el perfecto de ejemplo del celo que la editorial Altaya pone en las miniaturas que aparecen en sus coleccionables de Francia por contraposición de lo que pasa en España, y no hablo de imprecisiones o fallos en la miniatura con respecto al coche real, sino a a calidad del modelo en sí, mucho más cercano a los modelos que Ixo vende en las tiendas de miniaturas que de un coleccionable de kiosco en términos de acabado y calidad. Por supuesto se trata de una miniatura que refleja muy bien el auto que reproduce, con muy buen nivel de calidad.

viernes, abril 29, 2016

Peugeot DMA 'Literie Universelle' de Altaya







El camión ligero DMA fue fabricado por Peugeot en el periodo comprendido entre 1941 y 1948. Fue el primer vehículo comercial de la firma de Sochaux en emplear una cabina del tipo sobreelevada con el motor situado justo debajo del conductor. Esta configuración mejoraba la distribución del espacio en el habitáculo así como la visibilidad y el dominio de la carretera. 

El DMA se fabricó en los años en que la factoría de Peugeot se encontraba en la denominada 'Zone Interdite' o 'Zona Prohibida', un área situada al oeste de la frontera de Suiza donde la ocupación alemana fue especialmente virulenta. Ello significó que un buen número de estos camiones, concretamente más de 11.000, fueron a parar al Ejército Alemán.

El motor elegido para propulsar dicho vehículo fue el bloque de cuatro cilindros de 2,2 litros y 45 cv de gasolina empleado en el Peugeot 402, aunque podía adaptarse para su funcionamiento con gasógeno. El hecho de montar doble rueda en su eje trasero elevaba su capacidad de carga hasta las dos toneladas, aunque al ser un vehículo de tracción trasera no se pudieron desarrollar versiones alargadas. A partir de 1946 pasa a denominarse DMAH al equipar frenos hidráulicos. En los años inmediatos de la posguerra muchas de las DMA que el Ejército Alemán abandonó tras su rendición fueron recicladas y empleadas en servicios públicos locales, como bomberos.

La producción del DMA cesa en 1948 y es sustituido por un camión ligero aún más pequeño y de trayectoria muy corta, el Q3A, que dos años más tarde sería sustituido por la furgoneta D3, en realidad una Chenard Walker con motor Peugeot, pues la casa del León se había hecho con esa compañía en bancarrota.

La miniatura representa la configuración más común de la DMA con su bandeja de carga trasera y en este caso tapada con una lona. Luce la librea 'Literie Universelle' (ropa de cama universal) que debe corresponderse a una empresa del sector del mueble y la decoración, pero de la que no he hallado información alguna. Este modelo apareció en el coleccionable 'Nos chères camionnettes d´antan' (Nuestras queridas camionetas de antaño) editado por Altaya en Francia de forma paralela al de 'Furgonetas de Antaño' de España' hace en torno a una década, como fascículo número 19. Conseguí esta miniatura gracias a mi amigo Javier Ungil que hizo las gestiones pertinentes a través de un contacto suyo en el país galo ya que las furgonetas de este coleccionable no podían conseguirse en España.

Como viene siendo norma habitual en las colecciones de Altaya, la miniatura está fabricada por Ixo, aunque en el caso que nos ocupa y como he advertido en varias ocasiones, las miniaturas  de Ixo exclusivas para coleccionables franceses, esto es las que no tienen equivalencia en coleccionables españoles, suelen tener una calidad más cercana a los modelos que Ixo vende en las tiendas. Y este camión ligero Peugeot es el perfecto ejemplo de ello y se observa en la mejor calidad general con respecto a otras miniaturas similares, destacando un detallado más fino del molde, piezas independientes de mejor calidad -aunque sin llegar a la finura del fotograbado- y una decoración muy bien realizada. Sin duda una miniatura muy atractiva que está viendo como aumenta su valor en el mercado de la segunda mano debido a la demanda que genera.

sábado, abril 23, 2016

Saviem SM 10 'Transports Dagobert' de Ixo









La Société Anonyme de Véhicules Industriels et d´Equipements Mécaniques -Sociedad Anónima de Vehículos Industriales y Equipamientos Mecánicos, en castellano- o leído como acrónimo, Saviem, es una compañía que funda Renault en 1955 tras la compra de dos conocidos fabricantes de vehículos pesados galos, Somua y Latil , yquedando constituida como la división para la fabricación de camiones y autobuses de la Regie, viniendo a ser la sustituta de la antigua división de camiones Renault que abandonó la producción en 1946 debido al fuerte quebranto que le había producido la II Guerra Mundial. En un principio, la producción de Saviem comprendía vehículos comerciales basados en las antiguas Renault Galion y Goelette, camiones ligeros y pesados y autobuses apoyándose en la colaboración con el fabricante de carrocerías Chausson. El hecho de no disponer de sus propias mecánicas diesel hizo que los productos de Saviem empleasen motores Alfa Romeo y Perkins a gasóleo, aunque también de vendían camiones con motores de gasolina Renault. 

Con base en la localidad de Suresnes las ayudas libradas por el Estado Francés para la modernización e industrialización le valieron a Saviem para hacerse con fabricantes como Floirat o Richard-Continental, con el que pudo plantar cara a Caterpillar al producir maquinaria pesada. Este movimiento económico le permitió también poseer fábricas en las localidades de Limoges, Annonay y Blainville-sur-Orne.

Saviem estableció una serie de alianzas estratégicas con otros fabricantes mediante las cuales aunaban los esfuerzos de producción y se beneficiaba de la distribución de sus productos en los mercados de  sus socios, de este modo tuvo colaboraciones con la checa Avia para producir el pequeño camión Super Galion o estableciendo el llamado 'Club de los 4' junto a Daf, Magirus-Deutz y Volvo en una suerte joint-venture para construir camiones ligeros.

Una de las asociaciones más destacadas del fabricante francés fue con la firma alemana MAN, que comenzase en 1963 pero cuyo proyecto estrella se llevó a cabo entre 1967 y 1977, del que surgió la gama de camiones ligeros, medios y pesados SM Europe (Saviem-MAN). Saviem se encargó de construir las cabinas, del tipo europeo sobrelevada, mientras que MAN se encargaría de proporcionar las mecánicas. Las diferentes denominaciones de la serie,  SM 10, SM 12, SM 170, SM 200 y SM 240, venían a indicar la configuración, tonelaje y mecánica de cada vehículo. Las opciones mecánicas eran tres: 7,3 litros y 10,3 litros de seis cilindros en línea, o el 15,7 litros V8. Dependiendo del mercado cada camión venía a lucir en su calandra frontal uno y otro anagrama, bien las siglas MAN o el rombo de Renault en el caso de los Saviem. Se fabricaron en la planta de Blainville-sur-Orne, en el entorno de París.

Saviem dejó de existir cuando en 1978 Renault fusiona esta división con la que había sido su gran rival hasta ahora, Berliet, naciendo así Renault Trucks.

La miniatura que hoy protagoniza esta entrada es un Saviem SM 10 en configuración tren de carretera y con carrocería portacoches. Es una miniatura fabricada por Ixo y vendida en una colección que la editorial Hachette distribuye en Francia titulada 'Les Vehicles du Garage Moderne' -Los Vehículos del Garaje Moderno, en castellano-. En ambos flancos se puede leer los rótulos 'Transports Dagobert', al parecer una empresa de transporte con sede en Seynod, aunque no hay mucha información al respecto. El propio hecho de ser un camión para transporte de coches la hacen una miniatura muy atractiva y que no pocos coleccionistas quieren tener en sus vitrinas, sobre todo por el deseo de "jugar" que suelen despertar estos camiones a escala. No obstante, conviene avisar al interesado en hacerse con uno, que es un camión muy frágil que no se presta bien al "meneo y manoseo" al que a más de uno le gustaría someterlo. Llama la atención la excelente calidad de esta miniatura, muy por encima de las miniaturas que Ixo ofrece en los coleccionables del mercado español, eso quiere decir que es mucho más refinada y su nivel se acerca bastante al de los modelos Ixo de las tiendas de miniaturas. Destaca especialmente el detallado de la cabina tanto a nivel exterior como interior, incluyendo como cosa curiosa las típicas 'pin ups' que los camiones colocaban en los 50 y 60 en los morros de sus camiones. También el habitáculo interior tiene un nivel de detalle hasta ahora para mi inédito en otros camiones de coleccionable, con los asientos en color claro y el cuadro de instrumentos muy bien detallados. Hasta los limpiaparabrisas y espejos retrovisores son más refinados que se costumbre. En términos generales este modelo a escala puede estar en igualdad de condiciones que algunos camiones de Minichamps. En fin, una miniatura que cualquiera desearía tener en sus vitrinas.