lunes, diciembre 09, 2013

Chevrolet Camaro SS 427 1969 de Highway 61






Un edicto de General Motors en 1969 prohibió a su filial Chevrolet montar motores mayores de 400 ci (6,6 litros) en sus coches. Ello supuso para la compañía, del mismo modo que pasaba con los encargos especiales de flotas para taxis o transporte, la creación de un proceso específico de pedidos para los Camaros con motor 427, de este modo, la Oficina Central de Producción de Pedidos (COPO), creó las órdenes especiales 9560 y 9561 para este cometido.

Ese año el Camaro estrenaba un estilo más robusto y deportivo, todos los paneles de su carrocería a excepción  del capó y la tapa del maletero eran nuevos. Se mantenía el tren de rodaje y los componentes mecánicos, pero el Camaro 69 era más ancho, bajo, musculoso y su parrilla frontal con diseño en V acentuaba aún más su agresividad.

Todos los modelos SS con motor 427 fueron comisionados a COPO a través de especialistas como Yenko, Dana, Fred Gibb, Dick Harrel o Baldwin Motion, preparadores con gran solvencia que trabajaban regularmente con productos Chevrolet, de hecho, los coches que vendían mantenían todas las garantías de GM.

Los COPO 9560 iban equipados con el poderoso motor big block Chevrolet 427 L72 de 7.000 cc de cilindrada con 425 cv de potencia, siendo la mayoría vendidos por Yenko o Baldwin Motion. Mientras tanto, los COPO 9561, con el motor LZ1 de siete litros, estaban concebidos para las carreras tipo drag, siendo ofrecidos a través de profesionales como Fred Gibb o Dick Harrel, erogando en este caso potencias desde los 430 a más de 500 cv.

Highway 61 es un fabricante americano de miniaturas de larga trayectoria en la escala 1/18 y este año ha iniciado una nueva aventura en 1/43, a través de una serie denominada 43rd Street Collectibles. Como no podía ser de otro modo, se trata de miniaturas autos deportivos americanos, concretamente los conocidos como 'muscle cars'. El modelo que les presentó es el segundo que ha realizado la compañía en escala 1/43 -espero poder enseñar el primero pronto, pues aún no dispongo de él-, y se trata de un Chevrolet Camaro SS 427 de 1969, probablemente un Baldwin Motion, aunque no distingo muy bien las diferentes versiones. La miniatura, tal y como está de moda, está hecha en resina con su ornamentación en material fotograbado. El resultado final es muy bueno y su precio es similar a fabricantes como Spark o Neo.

Ford Country Squire 1964 de Premium X





Los primeros automóviles con carrocería station wagon o familiar se contruyeron dotando a los modelos estándar de un añadido de madera. La Ford Motor Company, como buena empresa pionera del sector, fue de las primeras en ofrecer este tipo de carrocerías desde el mismísimo Model T. Con el tiempo esos añadidos de madera fueron sustituidos por estructuras de fibra de vidrio y, finalmente, las carrocerías familiares terminaron por ser completamente de acero. No obstante, los años seguían pasando y los fabricantes seguían dotando a sus coches familiares con paneles de madera o imitación en una especie de tradición estética que se mantuvo hasta finales de la década de los 80, los conocidos popularmente como 'woody wagon'.

Ford denominó Country Squire a su modelo familiar de gran tamaño o 'full size' durante 40 años entre 1951 y 1991, incorporando las versiones más equipadas los clásicos paneles de madera, como es el caso del Country Squire de 1964, modelo que nos ocupa, un familiar derivado del bonito y estilizado Galaxy 500 del mismo año. La gama de motores disponible para el Country Squire iban desde un modesto seis cilindros hasta el poderoso V8 427 de 7.000 cc.

Hoy presento el tercer modelo del fabricante Premium X, marca con la que Ixo Models vende sus miniaturas de coches americanos. Si bien en un principio estos estaban fabricados en resina, finalmente han optado por el diecast, aunque con un nivel de acabado muy alto, de lo mejor del mercado, teniendo en cuenta el precio tan bueno que suelen tener estos modelos. En este caso se trata de un Ford Country Squire de 1964 que vimos por primera vez en color rojo dentro del coleccionable de kiosco dedicado a los coches del Agente 007 James Bond, concretamente al que aparecía en la película 'Goldfinger'. Premium X ha realizado otras tres versiones para el comercio ordinario y dotadas de un acabado más trabajado y exclusivo, siendo la que muestra aquí la edición limitada que vende la tienda alemana Modelcarword y que está limitada a 750 unidades. Se trata de un modelo muy llamativo, con un muy buen acabado, con muchos detalles en fotograbado, una calidad impecable en la pintura, excelente ornamentado y un molde con las formas muy correctas.