miércoles, septiembre 29, 2010

Lancia Dilambda Berlina 1930 de Norev

Hablar de la marca Lancia en la Italia de los años 20 y 30 sería lo mismo que hacerlo del Rolls Royce en el Reino Unido o del Mercedes en Alemania, o sea, no sólo eran coches que ofrecían lo máximo en lujo, prestaciones y equipamiento, sino que también eran los elegidos por las clases dominantes como su medio de transporte.

En el Salón de París de 1929 Lancia presentó un más que ambicioso proyecto, el Dilambda, un automóvil de gran lujo que venía a sustituir al ya obsoleto Trikappa. Se trataba de una berlina de representación con más de cinco metros de longitud que montaba un motor V8 de 4 litros de cilindrada y 100 cv de potencia que le proporcionaban velocidades máximas de 120 /130 Km/H.

Al igual que la mayoría del resto de grandes de coches de la época, algunos de los carroceros más prestigiosos del momento vistieron al Dilambda, como pueden ser Boneschi, Castagna o Pininfarina. Una curiosidad del Dilambda es que fue el primer Lancia en incorporar el scudetto de la marca casi tal cual lo conocemos hoy, de hecho, la forma del scudetto también se imitaba en los faros delanteros. Este último rasgos estilístico se dice que fue una sugerencia de Pininfarina, pero lo cierto es que otros Dilambda vestidos por diferente carrocero también lo llevaban. El Dilambda se fabricó desde 1929 hasta 1935 en tres series diferentes.

La miniatura que hoy presentamos se corresponde con una berlina de tres ventanas presumiblemente diseñada por Pininfarina y es idéntica, salvo en la matrícula, a un ejemplar de la Collezione Lancia que perteneció al Papa Pío XI. Las formas parecen bastante correctas cuando comparamos la miniatura con una foto del original. El acabado es muy bueno y entre los mejores detalles destacamos lo finos que han quedado los faros delanteros con la forma del scudetto y las llantas de radios, que parecen de material fotograbado. El color negro realza la ya de por sí natural elegancia sobria de este modelo y contrasta con un interior claro que permite observar muy bien sus detalles, como el salpicadero y el volante pintados como si fueran de madera.

lunes, septiembre 27, 2010

Buick Le Sabre 1974 de American Excellence

Un nuevo frontal y las luces y el parachoques trasero fueron las principales novedades estéticas del Buick Le Sabre de 1974. Los modelos de carrocería sedán se mantuvieron idénticos a los de la temporada anterior pero los coupés heredaron una nueva línea de techo que destacaba por incorporar una ventanilla trasera "estilo ópera".

En el interior todo seguía prácticamente igual, salvo la opción Air Restraint System, que incluía airbag de conductor y de pasajero amén de un volante de cuatro brazos. Este extra lo llevaban también los Elektra y Riviera, además de los modelos tope de Cadillac y Oldsmobile. No fue una opción muy solicitada por lo que fue retirada en 1976.

Otra novedad interesante eran los nuevos asientos independientes con un sistema mediante el cual el cinturón de seguridad bajaba del techo para facilitar al conductor y al pasajero el modo de abrocharlo. No obstante el sistema tendía a fallar, por lo que muchos usuarios protestaron y terminaron por desconectar el sistema y ajustarse ellos mismos el cinturón.

Mecánicamente el Le Sabre permaneció igual ofreciendo una mecánica estándar V8 de 5,7 litros (350 ci) y la opción del 7,5 (455 ci), ambas con carburador de cuatro cuerpos.

Con la linea Centurion retirada del mercado en 1973, Los Le Sabre eran el tope de gama de la denominada carrocería B-Body. Los modelos más equipados recibían la denominación Luxus.

El primer Buick que nos ofrece la firma Neo bajo su marca American Excellence se corresponde con un Le Sabre Hardtop Coupé Luxus de 1974 en un atractivo color marrón dorado con techo en beige. Entre los elementos más cuidados destacamos su fino frontal, unas llantas muy bien realizadas y unas luces traseras muy realistas. También las formas de la carrocería parecen muy acertadas. El interior está muy cuidado y el hecho de que sea de un color claro hace que se aprecien muy bien todos sus detalles.

domingo, septiembre 26, 2010

Pontiac Bonneville 1968 de American Excellence


En 1957, GM quiso celebrar el 30 aniversario del lanzamiento del primer Pontiac con un modelo cuyo nombre rendía tributo al lugar que puso la velocidad en el mapa del mundo. Bonneville es una región de la parte noroeste del gran desierto de sal del Utah famosa por ser el lugar donde todos los cazarécords han batido sus marcas de velocidad, valga como ejemplo Sir Malcom Campbell con su Bluebird.


Pontiac es una división de General Motors que siempre ha apostado por modelos de corte deportivo en contraste con Chevrolet, especializada en coches más populares, y Buick y Oldsmobile, más orientados hacia la elegancia y la distinción. Por tanto, a priori, el uso del nombre Bonneville, parece más que acertado.

El Pontiac Bonneville fue fabricado desde 1957 a 2005. La marca Pontiac fue liquidada por la GM en 2009 ante la aguda crisis financiera en la que estaba sumida y para poder recibir ayudas públicas. Hablar de la historia de todos los Bonneville, sobre todo debido a que en los primeros 20 años anualmente el modelo se renovaba, sería muy largo, por lo que nos vamos a centrar en la serie de 1968, el modelo que nos ocupa.

Como ya hemos dicho, Pontiac desarrollaba un tipo de automóvil que potenciaba las prestaciones y la deportividad, entendiendo estos conceptos aplicados a la idiosincrasia del automovilista americano y teniendo en cuenta de que el producto de Pontiac era popular y de gran difusión, por lo que cuando se habla de deportividad en Pontiac no es la misma que la de Porsche o Ferrari.

El Bonneville del 68 era un automóvil de gran tamaño y del segmento medio del mercado. Su estilo es un fiel reflejo del gusto americano de la época donde las formas planas y alargadas son la nota predominante. La forma descendente tipo semi-hatchback de su techo le conferían un estilo joven y deportivo. No obstante, su rasgo más característico era la peculiar forma de su frontal, formado por un módulo cromado con la parrilla y los dobles grupos ópticos encastrados y con una prominente nariz. En el apartado mecánico estaba disponible con un V8 de 6,6 litros (400 ci) con carburador cuádruple, 340 cv de potencia y una caja de cambios automática Turbo Hydramatic de tres velocidades. Se ofrecían tres carrocerías, un coupé hardtop, un cabriolet y un sedán de cuatro puertas.

La miniatura está fabricada por Neo Scale Models y se vende bajo la marca American Excellence, como viene siendo norma habitual en esta marca. El modelo es una edición especial limitada a 300 unidades y también está disponible en color beige. El molde parece bastante correcto y cuenta con el habitual acabado de los Neo, con todos los detalles en material fotograbado.