martes, mayo 19, 2009

Henschel HS 140 S 'Shell' de Minichamps


Pese a su imponente estampa, no, no es el protagonista de 'El Diablo sobre Ruedas' y tampoco es americano, sino alemán. Antes de centrarnos en el modelo en sí, quizás habría que hablar un poco de la empresa que lo fabricó, Henschel. La fundición creada en la ciudad alemana de Kassel por George Cristian Carl Henschel en plena revolución industrial pronto adquirió fama mundial fabricando puentes, barcos y material ferroviario, aunque lo que realmente les dio prestigio fueron sus excelentes locomotoras.


En 1925 Henschel construye sus primeros camiones y autobuses fabricando bajo licencia del constructor suizo FWB. En 1928, la empresa introduce el que fue su gran avance tecnológico en el campo de la automoción, el motor diésel de cámara de aire con sistema Lanova, el cual aunaba robustez y bajo consumo. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial Henschel se dedicó a la producción de material bélico para el III Reich y al finalizar la contienda la producción de camiones les fue vetada. El ejército americano dejó en Europa gran cantidad de camiones y Henschel se dedicó a remotorizarlos.

En 1950 Henschel puede volver de nuevo a vender sus propios camiones y así ve la luz su modelo HS 140. Su diseño era el propio de todos los camiones de la época, destacando el morro alargado y los faros independientes sobre el parachoques. El HS 140 montaba un motor Henschel diésel de seis cilindros tipo 513 DC de 140 CV, acoplado a una caja de cambios de cuatro velocidades con dos desmultiplicaciones, haciendo un total de ocho marchas. Al HS 140 le precedieron los modelos HS 100 y los IAA, ya con cabinas chatas y redondeadas.

Hay que destacar que los años 50 fueron especialmente convulsos para Henschel, ya que cambió varias veces de mano, primero se integró en el consorcio Rheinstahl de Essen, renombrándose como Rheinstahl Henschel, luego se unió a otro de los grandes fabricantes de camiones de Alemania, Hanomag, llamándose así Hanomag-Henschel. Finalmente en 1968 Daimler-Benz se hace con la mayoría del accionariado de la marca y poco a poco va quedándose como fabricante de componentes para Mercedes. Todos los Henschel desde 1971 ya montaban los motores de la casa de Stuttgart y el último modelo salió de fábrica en 1974. Desde entonces Henschel fabrica ejes y transmisiones para Mercedes.

Aquí hoy presentamos esta preciosa reproducción de un Henschel HS 140 S con un semirremolque de cisterna de la petrolera Shell realizado magistralmente por Minichamps. Cabe destacar ante todo que tanto el chasis de la tractora como del remolque son metálicos, de ahí su elevado peso. En lo que a la atractora se refiere, esta tiene unas formas muy proporcionadas y en ella podemos advertir todo tipo de buenos detalles, desde los logos hasta las piezas independientes. También el remolque está muy bien detallado y si le miramos los guardabarros advertiremos el emblema 'K', o sea, que se trata de una cisterna construida por la empresa Kassbohrer, o sea, la misma que fabricaba los autobuses Setra. En definitiva, un más que apetecible modelo que gustará a todos los coleccionistas de camiones.

jueves, mayo 14, 2009

Jensen Interceptor SIII Convertible de Neo Scale Models






Antes de comenzar a hablar del coche en sí, convendría dar algunos datos de la marca. Jensen Motors es uno de los muchos fabricantes de coches del Reino Unido que ya hoy no existen. Su actividad dio comienzo a mediados de los años 30. Básicamente Jensen fabricaba las carrocerías y los interiores y para las mecánicas recurría a las de otros fabricantes, siendo sus primeros proveedores Ford, Nash y Austin. El primer modelo Interceptor, con motor Austin A35 de seis cilindros, se vendió de 1949 a 1957 y no tuvo mucho éxito.

Jensen Motors tenía muy claro que quería dirigir sus coches al segmento más alto del mercado y en 1966 introdujo el que quizás es hoy por hoy su modelo estrella, un coche que se ha ganado a pulso su plaza en el 'Roll of Honours' de los automóviles clásicos, la segunda generación del Interceptor.

Al igual que otros pequeños fabricantes de vehículos tipo gran turismo, Jensen optó por equipar a sus coches con los enormes, potentes y fiables motores americanos, en este caso y siguiendo el ejemplo de otras marcas como Facel Vega, Jensen optó por mecánicas del grupo Chrysler. Las líneas del nuevo Interceptor eran claramente rupturistas con las de su predecesor, el CV8. Las carrocerías eran obra de Vignale y en los primeros años venían desde Italia, después se fabricaron en la misma factoría de West Bromwich. El diseño era muy propio de los GT italianos de los 60, de líneas rectas, con un morro muy largo (había que albergar un motor enorme) para terminar en una zaga compacta. Precisamente es su cola el rasgo estilístico más llamativo del Jensen Interceptor, la cual terminaba en una curiosa cúpula de cristal redonda.

En el apartado mecánico, los motores del SI, fabricado entre 1966 y 1969, cubicaban 6.3 litros. Sólo esta primera serie ofreció la posibilidad de ir equipada con cambio manual o el Torqueflite automático. Desde la SII todos los Jensen Interceptor montaron la variante de 7.2 litros. En 1969 cambia el frontal y se le añaden discos de freno. A partir de 1971, con la SIII, las llantas de aleación eran de serie. Cabe resaltar dos versiones muy especiales, la SP -Six Pack-, cuyo motor Chrysler iba dotado de tres carburadores Holley de doble cuerpo que ofrecía 390 CV, y la FF (Ferguson Formula), el primer coche deportivo con tracción integral. 

En 1974 se introdujo el modelo Convertible, mucho más exclusivo y especialmente dirigido a los clientes de los Estados Unidos, del que apenas se construyeron 267 ejemplares. Celebridades como Frank Sinatra, Winthrop P. Rockefeller o el Shah de Persia poseyeron en su día un Jensen Convertible. Reseñar que el Interceptor dejó de fabricarse en 1976, aunque en los 80 se siguieron vendiendo de forma artesanal, aunque lógicamente eran coches a todas luces desfasados.

No cabe ninguna duda de que Neo ha conquistado el corazón de los coleccionistas de coches clásicos en miniatura y estos Jensen vienen a corroborarlo. Como viene siendo habitual, la finura del fabricante holandés queda bien patente, con exteriores perfectamente proporcionados, magistralmente exornados con piezas independientes y fotograbados, e interiores que no se quedan atrás. En cuanto al coupé, he de decir que he optado por la combinación de colores para mí más atractiva, de hecho es el único Jensen bicolor que por ahora oferta Neo, aunque para mala fortuna de los coleccionistas británicos se trata de un ejemplar matriculado en Suiza y con volante a la izquierda. El cabrio, con una más que atractiva combinación de colores, es una versión exclusiva fabricada por Neo para la tienda alemana Modelcarworld, de 300 ejemplares. Es el único que ofertan con el interior claro, a mi juicio más atractivo ya que permite ver mejor y con más claridad sus detalles. Tiene una matrícula propia de la tienda antes nombrada que imita a las alemanas. En fin, confiemos en que Neo siga ofreciendo joyas así.

domingo, mayo 10, 2009

Ford Granada MK I Coupé Ghia de Neo Scale Models







Ford Europa introdujo en 1972 el Granada, modelo que susituyó al Zephyr/Zodiac británico y al Taunus 20M/26M del mercado alemán. En su primera generación el coche estaba disponible en cuatro carrocerías diferentes, el sedán de cuatro puertas, el de dos puertas, el familiar y el coupé de carrocería tipo fastback. 


Según el mercado, las gamas de motores eran diferentes, los Granada británicos montaban los Essex de cuatro y seis cilindros en V mientras que en Alemania la oferta era más variada, siendo el escalón inicial el V4 de 2.0 litros del Taunus para luego pasar a los V6 Cologne de 2.0, 2.3 y 2,.6 litros, además del Essex de 3.0 litros. 

El fastback apareció en 1974 y todos estaban disponible con el acabado Ghia, que incluía el techo de vinilo tan característico en los coches de los 70 y otros detalles que le daban un toque de exclusividad, como los guarnecidos en madera del interior. La aparición en el video musical  'Parklife' del grupo británico Blur dieron al Granada Ghia su gran momento de fama y popularidad. La miniatura de Neo se corresponde con un ejemplar del mercado alemán, equipado con el motor 2.6 litros Cologne y cambio automático.

Neo confirma el buen camino que lleva fabricando miniaturas con este excepcional Granada MK I Coupé Ghia, de formas correctas y proporcionadas y con el habitual acabado que la marca holandesa imprime a sus creaciones, o sea, cuidado hasta el mínimo detalle. Las formas de su molde son correctas y proporcionadas. El detallado exterior es muy rico, con muchas piezas independientes y fotograbados. El interior está muy trabajado aunque lo que más llama la atención, por su vistosidad y contraste, son los guarnecidos en madera. Un buen detalle es el techo corredizo abierto que permite un mejor visionado del interior. Neo ofrece el Granada en cuatro colores diferentes, el bronce que mostramos, rojo, naranja y gris azulado, unos con llantas de aleación y otros con tapacubos.

Setra S8 'Touring' de Minichamps











El S8 fue el primer autobús que los hermanos Otto y Karl Kassbohrer presentaron bajo el nombre de Setra, término del que ya en el capítulo dedicado al modelo S6 explicamos su significado ('selbsttragend', en castellano autoportante). Su nombre hace referencia a las ocho filas de asientos que tenía. Este autobús fue presentado en abril de 1951, en el marco del Salón Internacional del Automóvil.

Fue el pionero en usar la técnica del chasis autoportante, esto quiere decir que tanto el chasis como la carrocería eran una sola pieza, idea original de Otto Kassbohrer. Otra importante novedad del Setra S8 fue la disposición del motor, detrás del eje trasero. Este factor simplificaba el proceso de producción de autobuses, colocaba en una posición más alta el compartimento de los pasajeros y el conductor y dejaba sitio que se aprovechaba para los portaequipajes.

Es destacable también su llamativo diseño exterior, con el morro chato y una trasera similar a la popa de un barco. Destacaba también la amplia superficie acristalada. Hay que dejar claro que Setra sólo se encargaba de fabricar el chasis, así pues es posible encontrar estos buses con motores Mercedes, Man, Henschel e incluso Pegaso, aunque seguramente no exista ningún S8 con esta última motorización, pero sí los modelos posteriores, ensamblados en España en la planta de la empresa Seida.

Concretamente el modelo que hoy les presentamos lleva la librea de la empresa 'Deutsche Touring', una agencia de transportes de Frankfurt que en su día fue propiedad del Deutsche Bundesbahn, la empresa pública alemana de ferrocarriles, redenominada desde 1991 Deutche Bahn.

El S8 de Minichamps es una pieza de colección muy llamativa por su excelente e impecable acabado, donde destaca especialmente la proliferación de los elementos cromados. A la cantidad de ornamentos exteriores en piezas independientes se añaden multitud de anagramas serigrafiados con leyendas como 'Setra-Karroserie Kassbohrer' o 'Deutsche Touring-Frankfurt', además del rótulo 'Touring', hecho en fotograbado efecto cromado. En el interior los elementos más llamativos son el puesto de conducción, con el volante blanco nacarado como en el Setra S6 de Schuco o el portaequipajes de tipo red sobre las filas de asientos. En definitiva, un bonito y apetecible modelo que gustará a cualquier tipo de coleccionista de miniaturas, especialmente a los aficionados al transporte clásico.