martes, febrero 10, 2009

Mercedes 300 S Cabriolet W188 de Minichamps









"El coche de las élites del mundo", ésta es la frase con la que la prensa mundial definió tras su presentación en el Salón de París de 1951 al nuevo Mercedes, a la que se añadió que definía "el estándar de cómo se debían fabricar los vehículos". 


El Mercedes 300 S, tanto la versión cabriolet como el coupé, nació como complemento a la gran berlina 300, también conocida popularmente como 'Adenauer' ya que fue el coche que eligió el canciller alemán, Konrad Adenauer, como su medio de transporte oficial. 

Era un coche de una belleza sublime pero como buen alemán sus líneas no eran fruto de la casualidad, sino de muchos y concienzudos estudios aerodinámicos para lograr la mayor de las eficiencias. 

Se tomó como punto de partida el chasis del 300 berlina, pero se le recortó para pasar de una longitud de 5,2 metros a 4,7, quedando la batalla en 2,9 metros. El motor de seis cilindros y 3.0 litros fue dotado de tres carburadores Sólex y se le aumentó la compresión para ofrecer 150 CV. En su día fue uno de los coches más rápidos de Alemania, alcanzando sin problemas los 176 Km/H pese a su colosal tamaño. 

En 1955 el motor fue dotado de un sistema de inyección Bosch y su potencia subió hasta los 175 CV. En 1957 Mercedes presentó el 300 SL Roadster, versión abierta del mítico Gullwing, hecho que hizo que los clientes de la marca de la estrella que buscaban un auto especial dirigieran la mirada hacia el nuevo deportivo, cuyo estilo era mucho más moderno, en detrimento del 300 S, de estética más clásica. 

Sólo 760 unidades se vendieron entre cabrios y coupés, pero como la historia pone a todo el mundo en su sitio, hoy el 300 S es uno de los Mercedes más cotizados, haciendo a sus afortunados propietarios dueños de un auténtico tesoro sobre ruedas. El 300 S fue el coche de las altas clases de sociedad por lo que era más normal verlo rodando por las carreteras de la Riviera o las grandes avenidas de Beverly Hills.

Pese a que se ha presentado como novedad, cierto es que este Mercedes ya llevaba tiempo en el catálogo de Minichamps como producto especial para los concesionarios de la marca de la estrella como producto promocional, las llamadas 'Dealer Editions'. No obstante, la calidad ya de por sí del molde junto con unos estupendos acabados en la línea más actual de la marca, hacen que el coche sí parezca un modelo de nuevo cuño. La combinación de colores que se ha elegido no podría haber sido más acertada, ya que es una de las más propias para este coche. Si el acabado exterior denota una muy buena calidad, el interior también esta muy logrado, destacando el precioso salpicadero simulando madera. En definitiva, que esperemos que pronto Minichamps nos proporcione el coupé para poder reunir a la pareja

No hay comentarios: