lunes, enero 26, 2009

Ford Capri III Werksturbo de Neo Scale Models








Ford Colonia desarrolló entre 1981 y 1982 una versión muy especial del Capri, el Ford deportivo europeo por antonomasia. Se tomó como base la versión tope, equipada con el motor de seis cilindros en V de 2.8 litros de cilindrada. El 'Werksturbo' fue una serie muy limitada y, contrariamente al resto de Capris, sólo se vendió con el volante a la izquierda. 


Cabe recordar que ya sólo se producía el Capri en la factoría de Colonia, en Alemania, pero un gran número de ellos se seguía exportando a Gran Bretaña. Los detalles más característicos del 'Werksturbo' eran su carrocería ensanchada, su gran spoiler trasero, unas llantas especiales con el logo 'RS' -el cual también iba grabado sobre la culata del motor-, y los anagramas 'Turbo' en el morro, las puertas y la trasera. 

La sobrealimentación propiciaba que de los 160 CV originales se pasara a la nada despreciable cifra de 190 CV, que hacían al Capri capaz de coger los 220 Km/H. El 'Werksturbo' siempre ha sido uno de los Capris más demandados por los coleccionistas, de hecho se desconoce la cifra total de los que se produjeron, aunque se especula que fueron menos de 200. Con todo, nunca tuvo el éxito y el tirón del Capri Turbo que desarrolló la empresa británica Tickford.

Neo nos presenta una variante del Ford Capri que hasta ahora no tenía su réplica en la escala 1/43. Dos son los factores que destacan ante todo en esta reproducción, un finísimo molde que reproduce muy bien las estilizadas y agresivas líneas del coche original y la excelente aplicación de la pintura. Hasta ahora hay dos colores disponibles, el verde inglés y el característico rojo, tono por el que me he decantado. El interior también está muy bien modelado y detallado, destacándose los asientos y tapicería de color gris del salpicadero y el volante en negro. El cuadro de instrumentos está representado por una calca. Sin duda otro elemento muy simpático del conjunto es el enganche trasero para la grua en casos de avería, entre las salidas de escape.

No hay comentarios: