sábado, agosto 18, 2007

BMW 2000 CS de Minichamps






El nuevo coupé deportivo 2000 de BMW hizo su apariciópn estelar en 1965 fruto de la necesidad de dotar a la nueva generación de modelos de la casa bávara, la 'Neue Klasse', de un coupé de gran porte, ocupando así su escalafón superior por encima de los sedanes de cuatro puertas 1500-1800-2000 y de las pequeñas berlinas de dos puertas de la Serie 02. Se trataba del heredero espiritual del viejo 3200 CS diseñado por Bertone, último retazo de los viejos modelos con motor V8. 

El nuevo BMW estaba diseñado por Wilhelm Hoffmeister -célebre por ser el creador del recurso estético 'Hoffmeister Kink' que caracteriza la forma del pilar C de todos los BMW hasta el día de hoy- y se construyó en la factoría del carrocero Karmann en Osnäbruck

Destaca en él por encima de todo el frontal, con forma de próa de barco y presidido por los clásicos riñones dobles. Los faros dobles estaban encerrados tras un cristal. Fue quizás este frontal tan moderno y extravagante el motivo por el que el 2000 CS no tuviera el éxito esperado. El resto del diseño era un reflejo de la tendencia de mediados de los 60 y principios de los 70, formas planas y ángulos prominentes. Era muy llamativo también el hecho de carecer de pilar central B, lo que acentuaba su carácter deportivo. La ornamentación incluía muchos elementos cromados. 

En el apartado mecánico, se optó por el nuevo y potente motor de cuatro cilindros M10, que con sus dos carburadores dobles entregaba 120 cv y lanzaban al 2000 CS hasta los 185 Km/H. En el apartado de las transmisiones, dos eran las opciones disponibles, una manual de cuatro relaciones y una automática. 

En 1968 el 2000 CS dejó de fabricarse y dio paso al 2800 CS, con un frontal más convencional y equipado con un motor de seis cilindros en línea.

Era ya mucho tiempo en que los coleccionistas demandábamos una buena miniatura de los CS, pues la que ofrecía Detail Cars ya no está a la venta y la más reciente de la firma Schuco, presenta algunos detalles que no le hacen justicia. Minichamps va y saca la primera versión, de la que no hay muchas miniaturas modernas. Esta ha sido realizada recientemente y su acabado puede calificarse de sobresaliente. Un buen molde, cargado de detalles y piezas independientes como emblemas, anagramas, faros, riñones, retrovisores y tampografía. No menos bueno es el interior, imitando el acabado en madera tan propio de este coche. La versión que se representa es un modelo automático, que podemos ver en el detalle de la palanca de cambios y en el logotipo trasero. Quizás la parte más deficiente sean los tapacubos, muy simples, aunque correctos.

jueves, agosto 09, 2007

Peugeot 404 Cabriolet y Coupé de Minichamps












El 404 de Peugeot ha pasado a la historia del automóvil como uno de los mejores modelos de la firma del León. Mecánicamente era robusto y fiable y, estéticamente era muy atractivo. Siempre ha sido norma en la casa del León que en su gama de productos haya derivados de índole más exclusiva y deportiva de sus berlinas, normalmente muy burguesas y sobrias. Y el 404 no iba a ser una excepción de esta norma, pues posiblemente sus versiones Cabriolet y Coupé hayan sido de los modelos más atractivos de Peugeot. 

En el Salón de París de octubre de 1961 fue presentado el 404 Cabriolet con un precioso diseño de Pininfarina. Hay que reseñar que la colaboración entre el estudio de diseño transalpino y la marca del León simpre ha sido muy fructífera. Pininfarina había diseñado también el 404 berlina, que guardaba una gran similitud con otros coetáneos de la época que también habían surgido de su lápiz, casos del Fiat 1800/2100/2300 -Seat 1500 en España-, Austin Cambridge, Morris Oxford o Lancia Flaminia. 

Resulta más que curioso y siempre en contra de la tónica habitual que Peugeot presentó el 404 Coupé un año después que el Cabriolet. Ambas versiones se equiparon con el motor 1.6 litros de cuatro cilindros, pero dotado del sistema de inyección mecánica Kugelfischer. El Cabrio fue un coche muy demandado por las damas y su línea lo asemejaban al Fiat 1600 Spider y al Ferrari 250 GT Cabriolet. 

La versión Coupé llegaría seis meses después. Su rasgos también le hacían parecerse a otro modelo de la firma del Cavallino, el 250 GTE 2+2, sobre todo los faros delanteros y el conjunto trasero de la caída del cristal junto con la zaga. El modelo recibió el sobre nombre de 'Gran Turismo Discreto'.

Recién presentados por Minichamps, la marca teutona le hace la réplica a su contendiente francés Norev, que también presentó hace no mucho sus 404 Cabriolet y Coupé. Minichamps tenía una dura tarea porque el trabajo de Norev había sido muy bueno, aunque el molde del Coupé les hubiese quedado con las ventanillas demasiado pequeñas, dándole aspecto de blindado. Minichamps ha emitido un Do de pecho y sus 404 han salido verdaderamente preciosos. De entrada se han presentado dos colores muy habituales en cada versión. Llama mucho la atención el rico decorado exterior de ambos, sobre todo en lo que a cromados y piezas independientes se refiere, como los faros, matrículas, anagramas y emblemas. Es una pena también que las versiones de Minichamps sean las mismas que las de Norev, y no se hayan decantado por un segunda serie. Por lo demás, dos nuevos tesoros que afianzan un poco más a Minichamps en el camino de las miniaturas de coches franceses.

Lancia 2000 Berlina de Starline Models







La berlina 2000 fue el primer modelo de Lancia desde que Fiat tomó sus riendas. Era la evolución natural del Flavia -del que tomaba toda su sección central y tren motriz- y se presentó en 1970, pero realmente el 2000 era un coche muy novedoso que incorporaba importantes innovaciones técnicas. 


En el plano estético, su estilo es un fiel reflejo de los tiempos que se empezaban a vivir. Las formas angulosas y ornamentadas de los primeros 60 dieron paso al estilo plano y rectilíneo de la segunda mitad de la década, por lo que no nos equivocamos al afirmar que el 2000 es un diseño muy de su época, al igual que otras berlinas transalpinas como el Fiat 125 o el Alfa Romeo Giulia. En el apartado mecánico, el 2000 monta de un motor de 2.0 litros de cilindrada con cuatro cilindros bóxer o 'contraposti'. Proporcionaba buenas prestaciones ya fuera en la versión carburada de 115 cv o la de inyección electrónica Bosch de 126 cv

Otras características importantes eran los cuatro frenos de disco con sistema 'Superduplex' y la caja de cambios ZF de cinco velocidades. Pese a ser una berlina con un aspecto netamente burgués y tutelada por Fiat, en su comportamiento rutero dejaba patente la esencia de purasangre que siempre tiene un Lancia. En 1975 fue sustituído por el Gamma. Del 2000 derivó un elegante y estiloso coupé con carrocería de Pininfarina.

Ya hemos hablado de la buena calidad y la acogida que los Starline están teniendo entre los coleccionistas. Esta marca proporciona una serie de autos clásicos italianos a un precio muy competitivo que sólo se podrían encontrar en los catálogos de marcas como Tron o Gama por una cantidad bastante superior. El Lancia 2000 está muy proporcionado de formas. Sus detalles exteriores son buenos, salvo los anagramas traseros que no están muy bien conseguidos. Su interior es muy vistoso, con los elementos muy bien diferenciados en color y un cuadro de mandos resuelto con una calca que queda bastante aparente. Otra buena costumbre de Starline es que por cada modelo que presenta ofrece un buen surtido de colores para eleir, contrariamente a otros fabricantes.