martes, febrero 27, 2007

Glas 2600 V8 de Norev






El nombre de Glas quizás suene extraño, pero seguro que si se menciona su relación con el Goggomobil la cosa cambia. Hans Glas fue un hombre que participó activamente en la reconstrucción de Alemania. Su principal obra fue el Goggomobil un microcoche que se hizo muy popular en la Europa de los años 50, donde la gente se conformaba con estos pequeños coches ante la falta de dinero.

Poco a poco Glas empezó a hacer fortuna y decidió fabricar otro tipo de coche. Eran ya los años 60, las economías se habían recuperado y existía la posibilidad de que los alemanes quisieran ya un coche más distinguido. En 1964 vieron la luz los 1300 y 1700 GT, dos deportivos disponibles en carrocería coupé y cabrioles.

Pero Glas no se conformó y en 1966 decidió presentar un coche más lujoso y atractivo. Unió dos unidades mecánicas de 1.300 cc y el resultado fue un motor V8 de 2.600 cc. Para la carrocería, al igual que hizo con los 1300 y 1700 GT, contó con la colaboración del carrocero italiano Pietro Frua. Su diseño italiano, muy parecido al del coetáneo Maserati Quattroporte, provocó que el coche fuera apodado "Glaserati" cuando tuvo lugar se presentación en el Salón de Frankfurt de 1965. El resultado fue un coupé potente con cuatro cómodas plazas. Con el objetivo de racionalizar los costes de su desarrollo, Glas pidió a Frua que emplease el máximo de componentes existentes, de este modo, los Glas 2600 tienen los faros traseros de los autobuses Setra y diversos elementos y mecanismos del Mercedes Pagoda y el Porsche 911.

En 1966 las precarias finanzas de Glas llegaron al límite y en septiembre de ese mismo año, BMW tomó el control de la empresa. Durante unos años, BMW mantuvo algunos modelos Glas en el mercado a los que acopló sus propias mecánicas y colocó sus emblemas, como fue el caso del 2600 V8, que recibió un nuevo motor, también V8, pero en este caso de un BMW 3200 CS, pasando a denominarse Glas BMW 3000 V8. En 1969, las empresa de Hans Glas cerró sus puertas y sus instalaciones pasaron a ser utilizadas por su nuevo dueño. Dicha fábrica de Dingolfin se encargaría de producir hasta el día de hoy los BMW de la Serie 5.

Siempre es muy agradable ver que hay fabricantes que se lanzan y `se deciden a realizar coches más desconocidos pero no por ello menos interesantes. En este caso la francesa Norev nos sorprende con este atractivo y bien rematado Glas, en un color muy típico de este coche, con un buen molde y un buen interior. Si que es verdad que los Norev, pese a experimentar un notable aumento de calidad en los últimos años, sigue estando un poco por detrás de otras marcas, pero sí están en el camino. En todo caso, el Glas de Norev es soberbio y no es sólo una opinión conformista sino que es una gran miniatura.

No hay comentarios: