martes, noviembre 07, 2006

Sava Austin J4 'Bimbo' de Altaya





La Sociedad Anónima de Vehículos Automóviles -Sava- tiene su origen en una pequeña compañía radicada en Valladolid, la Fábrica de Artículos de Aluminio -Fada-, que en la década de los 50 fabricó una pequeña furgoneta de tres ruedas con motor monocilíndrico de 673 cc cuyo éxito se basaba en la cantidad de carga con la que podía pese a su reducido tamaño. En 1958 Fada se convierte en Sava y continuó fabricando su pequeño triciclo, aunque ahora denominado P54. Un año después Sava lanza un nuevo modelo que superaba ampliamente a su antecesor, el P58 con cuatro ruedas y motor diésel  Barreiros EB4 de 3.1 litros y 55 CV. Fue un gran éxito y muchas empresas y organismos oficiales lo compraron.

Gracias a este éxito comercial, Sava se preparó para dar un importante paso adelante, ya que firma un convenio de colaboración y asistencia técnica con el principal gigante automovilístico del Reino Unido, la BMC -British Motor Corporation- que le daba la posibilidad de fabricar una amplia flota de vehículos industriales desde 850 Kg hasta ocho toneladas de carga útil, justo lo que un país cuya economía empezaba a moverse necesitaba, vehículos de trabajo. Todo no quedó ahí, pues cuatro años después Sava firmaría otro convenio similar con el principal fabricante de grandes camiones de Francia, Berliet, con la que amplió su gama hasta las 32 toneladas, autobuses y autocares incluidos. De buenas a primeras, una pequeña fundición familiar de Valladolid se había convertido en un gran fabricante de vehículos industriales que miraba directamente como competencia a la todopoderosa empresa estatal Pegaso. De hecho, para protegerse de la amenaza que la Enasa podía suponer, tanto la BMC como Berliet entraron en el accionario como socios.

En 1965 Sava decide ampliar su gama de productos con una furgoneta de 850 Kg de carga útil. El modelo elegido fue la británica Austin J4 británica, que había gozado de un notable éxito en el Reino Unido y en los países de su área influencia. La Austin J4 tenía su origen en la Morris J4 1-12 CWT 'Light Van Forward Control' (furgoneta ligera de cabina avanzada), presentada en el London Motor Show de 1960.

Disponible en su país de origen tanto con motor gasolina como diésel, la J4 española sólo se ofreció con ella segunda opción, el motor cuatro cilindros a gasoleo de 1.5 litros y 40 CV de potencia. Contaba con un generoso volumen de carga en comparación con su reducido tamaño. Una de sus peculiaridades eran sus puertas corredizas, con las que el transportista garantizaba su acceso casi a cualquier punto por angosto que fuese. Sava fabricó cuatro generaciones de la J4, el modelo 1965-1974, la 5730 de 1974-1977, la 700/1000 de 1977-1982 y la Sava Pegaso 800/1100 de 1982-1989, que sería la última versión.

La Empresa Nacional de Autocamiones SA -Enasa- o, lo que es lo mismo, Pegaso, recelosa de la fuerte expansión de Sava, sobre todo por sus ventas de camiones Berliet, decide, convenientemente apoyada por el Gobierno, entrar en el accionariado de Sava, accediendo así a un mercado en el que hasta ahora no había tenido presencia, el de los industriales ligeros. Pegaso adquirió más del 52 por ciento de las acciones. El resto del accionariado era de la nueva British Leyland -antigua BMC-. La primera medida de Enasa fue racionalizar la producción eliminando cualquier producto que fuese de su competencia, de este modo, terminó la colaboración entre Sava y Berliet. En 1968 Pegaso era dueño de más del 82 por ciento de Sava y poco después, ostentó el total de la propiedad, de este modo Sava quedó como la división de vehículos ligeros de Pegaso, de hecho, desde 1982 la Sava J4 pasó a denominarse Sava Pegaso J4, incorporando en su frontal la efigie del caballo.

La miniatura corresponde a una Sava Austin J4 con la librea de la multinacional panificadora Bimbo, una empresa fundada en México por españoles de ascendencia catalana especializada en la fabricación de pan de molde. Los productos de Bimbo fueron introducidos en España en 1964, estableciendo su primera fábrica de Granollers y produciendo en nuestro país desde el 21 de febrero de 1965. Desde 1978 Bimbo España SA es propiedad de Campbell Taggart Inc, la segunda panificadora industrial de Estados Unidos y desde entonces Bimbo España y Bimbo México sólo comparten su nombre y origen, siguiendo cada compañía su propio camino. Aparte del pan de molde, el popularmente conocido en España como "pan Bimbo", sus productos más exitosos fueron los populares pastelitos 'Bony', 'Tigretón', 'Pantera Rosa' y 'Círculo Rojo', muy apreciados por diversas generaciones de niños españoles.

La miniatura corresponde al número 9 del coleccionable 'Furgonetas de Antaño', editado por Altaya. Está realizada por Ixo en metal. Su aparición, al igual que un buen número de los modelos de los coleccionables de esta editorial, tuvo una gran respuesta por parte de los coleccionistas españoles dado que era la primera miniatura en escala 1/43 de esta popular furgoneta española. Dejando de lado si realmente existió esta decoración, la se trata de una miniatura muy correcta y bien realizada, con un molde de proporciones y formas acertadas y un novel de detalle bien razonable. Por supuesto, el componente nostálgico es lo que termine de hacer al coleccionista apreciar este simpático modelo.

No hay comentarios: