viernes, abril 22, 2022

Chevrolet Fleetline DeLuxe Fastback Sedan 1950 de Goldvarg Collection










'The Most Beautiful Buy of all', algo así como "lo más bonito que puedes comprar", fue el lema comercial empleado en 1949 por Chevrolet para el lanzamiento de su nueva gama de productos, la primera gran novedad de la división generalista de General Motors desde 1942, pues todos los Chevy vendidos entre 1946 y 1948 no eran más que una leve puesta al día de los modelos vendidos antes de que EEUU paralizase la producción de coches para entrar en la II Guerra Mundial. Incluso y pese a la evidente y llamativa novedad estilística, en el plano técnico todo seguía casi igual. 

La gran novedad de la nueva gama Chevrolet introducida en 1949 fue su novedoso diseño, muy llamativo y de estilo fastback tanto para el coupé como para el sedán. El estilo destacaba por la elegante y fluida silueta que proporcionaba el techo con caída trasera, que le otorgaba un aire muy deportivo y dinámico. Este diseño también fue adoptado por otras divisiones de GM y recibió denominaciones como 'Sedanette' -Cadillac y Buick- o 'Club Coupé' -Oldsmobile y Pontiac-.  Este estilo Fastback era una suerte de continuación del que lucieron las versiones de la generación anterior vendida en el periodo 1942-1948.

El modelo Fleetline DeLuxe era el tope de la gama, mientras que el escalafón básico lo conformaban las versiones Special. Si la nueva generación Chevrolet era estéticamente muy novedosa, bajo el capó todo seguía casi igual, y allí se encontraba el viejo aunque probado y fiable motor Blue Flame de seis cilindros introducido en 1937, de 3.5 litros -216 ci- y 93 CV de potencia. En 1950 Chevrolet dota a sus modelos de la nueva transmisión automática Powerglide, y por tal motivo se ofreció en opción el motor seis cilindros 3.8 litros -235 ci- de 105 CV proveniente de la división de camionetas. 

La gama Chevrolet 1949-1952 fue un líder indiscutible del mercado estadounidense, especialmente los modelos DeLuxe más equipados, de los que se vendieron ese año 180.251 coupé y 130.323 del sedán. Para el año siguiente, 1950, el sedán DeLuxe fue el más vendido, con 43.682 sobre los 23.277 DeLuxe coupé.

1951 fue el último año de los modelos Fastback de Chevrolet, cobrando protagonismo los nuevos diseños tipo hardtop introducidos ese mismo año, aunque esa es ya otra historia. 

El empresario y modelista argentino Sergio Goldvarg se consolida por derecho propio como uno de los referentes de la actualidad en la producción de miniaturas de clásicos estadounidenses a escala 1/43. Y además, por cada serie nueva de modelos que lanza, su calidad crece. Lo percibimos en el Pontiac de 1957 de la entrada anterior y lo corroboramos con este impresionante Chevy. Un molde correcto y proporcionado y un acabado impecable con piezas independientes y adornos de fotograbado son las mejores credenciales de una miniatura soberbia en todos los sentidos y de la que Goldvarg ha ofrecido dos variantes, la que protagoniza esta última entrada, en color verde y acabado DeLuxe con visera y cobertores en los neumáticos traseros, y amarillo con una terminación más básica. Ambas son de lo más interesante y su elección será cosa del coleccionista. Ilustramos la entrada con una foto del modelo real, concretamente del ejemplar propiedad de mi amigo Antonio Martínez, de La Palma del Condado.

No hay comentarios: