domingo, julio 28, 2019

Land Rover Series III Lightweight 1982 de BoS Models










Land Rover ha sido al Ejército Británico lo que el Jeep Willys al de los Estados Unidos. A principios de los 60 los Royal Marines así como todo el Ejército de Su Majestad comenzaron a usar el helicóptero Westland Wessex, capaz de cargar hasta 1.134 Kg. Para aprovechar sus buenas cualidades demandaron un vehículo de tierra que este aparato pudiera cargar. El Land Rover de menor tamaño entonces era el 88 Serie IIA, pero pesaba demasiado. No obstante, era una buena base sobre la que trabajar.

Tomando como punto de partida el 88 Series IIA, la gente de Land Rover rediseñó muchos de los paneles de la carrocería para que se pudieran desmontar fácilmente y se eliminaron muchos elementos no esenciales. El automóvil resultante fue bautizado en principio como Land Rover Half Tone -media tonelada- pero militarmente se le conoció como 'Airportable' -aerotransportable- y para el público general, 'Lightweight' -ligero-.

Para su utilización en el campo de operaciones y que los helicópteros pudieran transportarlo, se prescindía del techo y el parabrisas, los pilares y la parte superior de la carrocería se desmontaba para luego ensamblarlo sobre la marcha. Su anchura fue reducida en cuatro milímetros, así podía transportarse sobre un palet estándar.

El coche terminado pesaba 1.202 Kg en comparación con los 1.318 de un Land Rover 88 convencional. No obstante, las versiones militares se transportaban desmontadas y así el peso era aún menor, toda vez que la diferencia de poco más de 100 Kg entre los dos coches no parece tan grande como para que uno pueda ser denominado 'ligero'. 

El Land Rover Lightweight se produjo entre 1968 y 1984 tanto en versión militar como civil. La primera serie de este automóvil se basaba en el 88 Series IIA. Estéticamente, era fácilmente reconocible por su capó más alto en forma trapezoidal y las aletas más bajas. Los Series IIA llevaban las luces dentro junto a la calandra.

El Lightweight evolucionaba de forma pareja al modelo estándar, de modo que en 1972, cuando se introduce el Land Rover Series III, se incluye la versión Lightweight, no obstante, la única diferencia entre un Series IIA y un Series III es estética y estriba en su frontal: el Series III incluyó una nueva calandra y las luces se colocaron en los exteriores, en las aletas. Mecánicamente, se introdujo una nueva caja de cambios con marchas sincronizadas entre la 2ª y la 4ª velocidad. La dinamo fue sustituida por un alternador. El encendido se hacía desde la columna de la dirección. El tablero de instrumentos metálico permaneció sin cambios y a partir de 1980, el motor empleaba cinco cojinetes en vez de tres.

El Lightweigh finalizó su producción en 1984 cuando el Series III es sustituido por los nuevos Defender 90 y 110. Un total de 37.897 unidades se fabricaron. Las ejemplares militares montaban motor de gasolina mientras que los civiles empleaban mecánicas diésel. Más de 20 países adoptaron para sus ejércitos el Land Rover Lightweight, a destacar el Ejército Holandés. 

Una de las causas de la reducción de peso en el Land Rover Lightweight fue la eliminación del techo sustituyéndose por una capota de lona, pero para las versiones civiles se ofrecía un techo tipo hard top denominado Safari. Este elemento, como era norma en Land Rover, era de color blanco para cumplir la función de regular la temperatura interior del vehículo.

La empresa española Santana Motor desarrolló en su planta de Linares, provincia de Jaén, para el mercado interior español su propia versión del Ligero basado en el Santana IIA y no el Half Tone inglés. En versión militar se fabricaba en dos longitudes de chasis, corto y largo, a diferencia de su primo británico. La versión civil sólo se ofreció en batalla corta y desde el año 1980. Los Santana Ligeros tenían el frontal diferente a los ingleses, más convencional y con el capó recto y no abultado. Todos tenían capota de lona y no daban la opción del techo duro tipo Safari.

En ciertas ocasiones, los coleccionistas de miniaturas de coches a escala solemos realizar alguna compra que podemos catalogar como intuitiva. Compramos un producto que no conocemos muy bien a su fabricante o incluso nos crea suspicacias y luego nos alegremos de ello pues encima es posible que haya sido una compra más económica de lo normal. Y con el Land Rover Lighweight de BoS Models me ha pasado. BoS Models o Best of Show es una marca de miniaturas relativamente joven y que ha tenido muy buena acogida por ser el único fabricante de modelos en resina y con precio bajo. La firma pertenece al Modelcar Group alemán junto a otras como Premium Classixxs, Neo o CMF. BoS cosecha en su haber muy duras criticas de coleccionistas por productos muy mal realizados... y todo lo contrario, productos con una enorme calidad y a un precio muy reducido. En estos momentos tengo dos miniaturas de este fabricantes y mi caso es precisamente el último, ambas son excelentes en comparación con el precio que he pagado, y este Land Rover es una buena prueba de ello, una miniatura que bien podría venderse por 70 euros y estar más que justificado su precio, pero en su caso, cuesta de sobre los 30-35 euros según el comercio. ¿Alguien da más?

Este LR de BoS es excelente se mira por donde se mire. Molde muy bueno y proporciones y medidas correctas. Acabado de primer orden con piezas independientes en fotograbado, en los marcos del parabrisas, los limpiaparabrisas y la calandra frontal. Estupendo detalle el realismo de las correas que sujetan la rueda de repuesto. Una miniaturas que es toda una alegría y que recomiendo no dejar pasar, sobre todo, porque ya escasea y no se encuentra tan fácilmente.

1 comentario: