sábado, mayo 05, 2018

Maserati A6G CS Berlinetta Pininfarina 1953 de Neo Scale Models










El primer automóvil construido por Maserati tras la II Guerra Mundial recibió la denominación A6 y vio la luz el año 1947, justo cuando la firma de automóviles deportivos cambia de manos, pasando la propiedad de los hermanos Maserati, Alfieri, Bindo, Carlo, Ettore, Ernesto y Mario, a los hermanos Orsi, Giulio y Omar. El A6 fue proyectado en 1941 pero su producción no pudo comenzarse hasta que la contienda hubiese terminado. Su denominación es un acrónimo: la 'A' se refiere a Alfieri Maserati, fundador de la compañía, y el '6' al número de cilindros de su motor. Más tarde se añadiría una 'G', por Ghisa, expresión italiana de 'Fundición de Hierro', cuando el motor fue construido en este material. Según la cilindrada de la mecánica se añadía a la nomenclatura 1500 o 2000, y finalizaba especificándose el tipo de carrocería, bien 'CM' -Corsa Monoposto, monoplaza de carreras- o 'CS' -Corsa Sport-.

El primero de esta serie de autos en debutar fue el A6 1500 con carrocería de Pininfarina, que lo hizo en el Salón de Ginebra de 1947. Los hermanos Orsi se encontraron el coche prácticamente terminado. Tenía 65 CV de potencia y una velocidad tope de 154 Km/H. En 1950 se introduce el A6G 2000, primer Maserati de la era Orsi, que debutaría en el Salón de Turín del mismo año. El nuevo motor de seis cilindros, dos litros y construido en fundición de hierro entregaba entre 90 y 100 CV de potencia alcanzando velocidades de hasta 190 Km/H. Se fabricaron una quincena de modelos bien coupés, bien convertibles, con carrocerías de Pininfarina, Frua, Vignale y Giovanni Michelotti.

Entre 1951 y 1953 se construyeron 12 versiones de competición A6G 2000 CM -Corsa Monoposto-. Tenían el motor modificado por el genio de la mecánica Gioachino Colombo, el célebre ingeniero artífice de los legendarios motores V12 de Ferrari. La carrocería fue obra de Medardo Fantuzzi. Juan Manuel Fangio ganó el GP de Italia de 1953 conduciendo un A6G SSG, que sería el germen del legendario 250F que le brindaría al Chueco lograr su último Campeonato Mundial en 1957. 

Las versiones A6G CS vieron la luz en 1953 y tenían como objetivo principal su participación en el Mundial de Coches Sport, y llegamos por fin al vehículo que nos interesa. De esta serie se construyeron 52 ejemplares con carrocería Spyder obra de Fantuzzi y Celestino Fiandri, por supuesto con el motor optimizado por Colombo. Igualmente se añaden cuatro berlinettas y un spider más, obra de Aldo Brovarone, diseñador de Pininfarina, que fueron a parar a Guglielmo Dei Roma, concesionario Maserati en la capital transalpina. Se contabiliza también de la serie A6G CS/53 un spider más, de Vignale.

En 1954 se presenta en París la última serie de los A6G CS, una partida de 60 coches con carrocerías spider, berlinetta y barchetta diseñados por Frua, Ghia y Allemano. Igualmente en el mismo evento vieron la luz los A6G 2000 GT de calle o A6G/54, con una nueva versión del motor de seis cilindros con doble árbol de levas. Estos coches estaba exclusivamente enfocados a su uso como turismos y Maserati ofrecía cuatro tipos de carrocerías: el elegante coupé Allemano de tres volúmenes, el Grand Sport Spyder de Frua y la estilizada berlinetta de Zagato, modelo al que ya se le dedicó una entrada en este blog. En total, 60 unidades se produjeron.

Nos centramos en el automóvil concreto que nos ocupa la entrada, la Berlinetta A6G CS con número de chasis 2057 el cual cuenta con una más que curiosa historia. Fue uno de los automóviles adquiridos por el concesionario de Maserati Guglielmo Dei Roma con carrocería obra del diseñador Aldo Brovarone, entonces enrolado en las filas de Pininfarina. Considerado uno de los Maserati más fascinantes jamás construidos, su carrocería es de una belleza y sensualidad indescriptible, suponiendo un hito del diseño automovilístico al mezclar con implacable maestría las formas bulbosas y redondeadas con un perfil bajo y de enorme agresividad. Su combinación bicolor azul viene a reforzar su rompedora imagen. El coche fue vendido en 1954 a un entusiasta llamado Pietro Palmieri. Tras su participación en el Giro dell´Umbria de ese mismo año, el hecho de que esta unidad tuviera un techo especialmente bajo hizo que Palmieri se quejara de un puesto de conducción muy incómodo y con escasa ventilación, por lo que decidió recarrozarlo como spider. La carrocería de Pininfarina se quedó en los talleres de Guglielmo Dei Roma y en 1977 fue vendida a otro entusiasta de la marca, Franco Lombardi, el cual la acopló a otro chasis A6G CS, concretamente al de la barchetta número 2070, coronando el conjunto con el motor del chasis 2080. Este tipo de operaciones eran muy comunes en los años 50, cuando la línea que separaba a un coche de calle de uno de competición era muy estrecha. Hoy sería del todo imposible.

Una de las grandes virtudes que debe cultivar cualquier coleccionista que se precie es la paciencia. Por lo menos es el de los pocos o quizás el único consejo que me permito dar a otros compañeros de afición más noveles. Esta miniatura fue puesta en el mercado por Neo Scale Models hace unos años y por razones que ya recuerdo pospuse su compra hasta que llegó la ocasión en que quise adquirirla y era imposible encontrarla. Casi había perdido las ganas de hacerme con ella porque era prácticamente imposible encontrarla. Pero nuevamente la paciencia me dio un premio, y la pude encontrar en una recóndita tienda virtual alemana y, encima, a precio rebajado ¿Qué más puedo decir? 

Tal y como se puede ver en las fotos, estamos ante una miniatura de bandera. Neo Scale Models ha hecho un impresionante trabajo con ella. Un molde correcto y proporcionado, perfecta aplicación de la pintura y un acabado donde se destaca el uso de piezas de metal fotograbado que le dan un gran realismo.