domingo, abril 29, 2018

Morris Mini Traveller Estate Woody de Ebbro








El lanzamiento del Mini supuso uno de los grandes éxitos comerciales de la historia del automóvil. La BMC quiso ir más allá y capitalizar aún más los buenos resultados ofreciendo una serie de variantes de carrocería que dieron lugar a versiones orientadas al trabajo, como era el furgón Mini Van o el Pick Up, montadas sobre un chasis 10 pulgadas más largo que en el modelo estándar. Basándose en la versión furgoneta, la BMC creó uno variante más añadiéndole ventanas laterales, dando lugar de este modo a una suerte de coche familiar que lograba más habitabilidad para sus pasajeros a la par que aumentaba su capacidad de carga con un más que generoso maletero.

La carrocería era idéntica al Mini berlina desde el frontal hasta el pilar B, pero de mitad hacia atrás destacaban los grandes ventanales de hojas de cristal correderas. Del mismo modo que para la berlina, se ofrecieron dos versiones, el Morris Mini Traveller Estate y el Austin Se7en Countryman. Las primeras unidades  lucían en la segunda mitad de su carrocería unos listones de madera muy al estilo de los coches americanos conocidos como 'Woody Wagon', recurso estético muy de moda y que ya había sido visto en otro automóvil de la BMC, el Morris Minor Traveller Estate.

Mientras que todos los Mini fabricados bajo la marca Morris se producían en la planta de Cowley y los Austin en Longbridge, los Mini de carrocería familiar se ensamblaron indistintamente en la segunda factoría. La única diferencia estética entre ambos eran el escudo y la calandra del frontal, así como el anagrama trasero, curiosamente en los Morris estaba en la puerta trasera izquierda y en los Austin, en la derecha. Tampoco existía diferencia de precio entre el uno y el otro. Eso sí, los Mini Estate sólo estaban disponible con el acabado De Luxe en contraposición a las berlinas. Iban equipados con el motor BMC de 848 cc.

En 1961 se produce un importante cambio estético en los Mini familiares: comienzan a fabricarse  sin listones de madera ornamentales en la carrocería, dando lugar a las versiones 'All Steel' o 'Full Metal'. Con todo, el público seguía demandando los listones de madera por el aspecto "distinguido" que conferían al coche, por lo que continuaban estando disponibles bajo demanda expresa. A lo largo de su vida comercial, los Mini familiares evolucionaron técnicamente a la par que las berlinas. En 1965 desaparece el techo acanalado y se añade la opción del cambio automático de marchas.

En 1967 ve la luz el Mini MK 2, fácilmente distinguible por su nueva parrilla frontal de forma trapezoidal y el nuevo motor de 998 cc. En 1969 tanto el Mini Traveller como el Countryman finalizan su vida comercial, con una producción que superó los 200.000 ejemplares, siendo sucedidos por el nuevo Mini Clubman Estate, aunque esa es otra historia que pueden aprovechar para leer pinchando en el enlace.

Hace mucho tiempo que tenía ganas de añadir a mi pequeña sub colección de Minis un familiar con carrocería de listones de madera. Siempre tuve en mi punto de mira el Austin Countryman de Spark, pero fue empresa complicada encontrarlo. Luego, en 2011, la firma japonesa Ebbro lanzó esta bonita versión que muestro en la entrada, pero a base de posponer la compra, terminé por perder la oportunidad y encontrarlo fue tarea imposible... Hasta hace unos días que de forma casual la encontré. Puesto que los primeros Mini que lanzó Ebbro en su día eran miniaturas de resina realizados por Spark, pensaba que los Mini Traveller de Ebbro eran en realidad la misma miniatura que el de Spark. De hecho, Ebbro lanzó sus Lotus Elan y Europa empleando las mismas miniaturas realizadas por Spark -Aquí pueden ver el Europa de Ebbro/Spark-, pero no es así. Los Mini Traveller de Ebbro no son de Spark, puesto que para empezar son diecast y no resina. Con todo, estamos ante una miniatura excelente. Perfecta en formas y proporciones de su molde y con un acabado muy similar al de modelos en resina de mayor precio, empleando algunos detalles muy de agradecer como los limpiaparabrisas o anagramas en metal fotograbado. Quizás donde más flaquea es en la calandra frontal de plástico cromado, pero en esta versión de color 'Old English White', destaca menos que en las otras verde y rojo. Sea como sea ya, por fin, cerca de ocho años después, ya tengo mi Mini Traveller con carrocería de listones de madera.

1 comentario:

Mariano dijo...

Muy bello el mini woody.
En una epoca supe tener una de Schuco.

Saludos!