domingo, septiembre 24, 2017

Mercedes 180 'Pontón' W120 de Maxichamps








El sistema de construcción unitario mediante el método de tres volúmenes tan propio de los coches americanos, denominado también 'Pontón', hizo su llegada a Europa de la mano del fabricante alemán Borgward y su modelo Hansa. Era lógico que tanto Ford como Opel, como divisiones europeas de sus respectivas casas matrices americanas fueran las siguientes, sin embargo, el progreso se tomó su tiempo para llegar a Mercedes, cuyos modelos 170 y 220 aún tenían el mismo aspecto que los coches anteriores a la II Guerra Mundial, con sus grandes guardabarros independientes de la carrocería.

Fue en septiembre de 1953 cuando hace su aparición el primer Mercedes nuevo tras la II Guerra Mundial, el 180, denominado internamente W120 y, popularmente, 'Pontón', en referencia a su arquitectura. Comparado con su antecesor, el 170, ganaba un 20 por ciento más de habitabilidad interior y un 75 por ciento en capacidad de transporte de equipaje. Sus usuarios alabaron especialmente su buena visibilidad y su excelente aerodinámica que reducía notablemente el ruido en la conducción. Ni siquiera la gran calandra del radiador suponía un problema para ello. Fritz Nallinger, junto a Karl Wilfert y a la Béla Bárenyi conformaron el equipo de diseño responsable.

Las primeras unidades iban equipadas con el mismo motor  M136 de 1.7 litros y 52 CV del 170, algo anticuado pero de probada fiabilidad y robustez, además de mejorar las prestaciones con respecto al modelo antecesor. La situación mejoró cuando en 1957 se introdujo el nuevo motor M121, con 1.9 litros y 68 CV de potencia. La oferta se completó con las mecánicas diésel OM 636 y OM 621, de 1.8 y 1.9 litros respectivamente.

Los 180 y 190 -W121- pronto se convirtieron en la principal referencia de su segmento siendo los autos más demandados entre padres de familia, profesionales liberales o ejecutivos. Las versiones diésel por su parte encontraron su lugar como compañeros de fatiga de los trabajadores del taxi, registrando algunos más de medio millón de kilómetros en sus tacómetros. Cuerpos de Policía e incluso los mandos de los Bomberos también empleaban el Mercedes 'Pontón' como medio de transporte.

Calidad de fabricación y fiabilidad son dos rasgos que Mercedes siempre llevó y lleva muy a gala. El 180 'Pontón' no es sólo un gran ejemplo de ello, más bien es el precursor de dicha filosofía.

El fabricante alemán Minichamps anunciaba en la última Feria del Juguete de Nuremberg, en el pasado mes de febrero, una nueva línea de producto más económica bajo una nueva marca denominada Maxichamps. Poco después vía sus medios propios de difusión daban todos los detalles de este nuevo producto. Puesto que Minichamps cada vez estaba más volcado en la producción de miniaturas realizadas en resina para responder a la fuerte competencia del mercado actual, la línea Maxichamps seguiría produciendo el producto que tanta fama ha dado entre los coleccionistas a la firma de Aquisgrán, miniaturas a escala 1/43 en diecast, aunque con matices importantes, serían reediciones de productos existentes ya descatalogados. Algunos coleccionistas vieron en este movimiento una buena oportunidad de hacerse con esas miniaturas ya descatalogadas que en su día no tuvieron la oportunidad de comprar. Otros clamaron al cielo pues Minichamps no daba lugar con esta maniobra a la especulación. Para gustos, los colores. Yo concremante soy del primer grupo Desde hace unos meses el catálogo de Maxichamps ha crecido notablemente. El primer modelo que añado a mi colección de la nueva línea 'low cost' de Minichamps que añado a mi colección es éste Mercedes 180, una miniatura hace tiempo descatalogada por Minichamps y que sólo era posible encontrarse a precios, bajo mi punto de vista, desorbitados. Por tanto, no dejé escapar la oportunidad de conseguir un Minichamps de los de siempre, con la calidad de los de siempre -excelente- y con el precio de los de siempre. En resumen: Maxichamps, los Minichamps de toda la vida, incluido su precio.