domingo, agosto 21, 2016

Hudson Commodore Coupé 1948 de Neo Scale Models






Hudson Motor Car Company mostró la tercera generación de su modelo Commodore en diciembre de 1947, siendo el primer diseño automovilístico completamente nuevo desde la II Guerra Mundial. Sus líneas eran realmente novedosas y no se parecían a ningún coche fabricado hasta ahora. En Hudson patentaron y registraron este peculiar estilo denominado como 'Step Down', que fue obra de los diseñadores Frank Spring y Betty Thatcher, la primera mujer diseñadora que trabajó para un fabricante de coches.

La situación más baja del suelo del coche respecto al chasis le valió ese nombre de 'Step Down', pues para acceder al vehículo era necesario dar un 'paso abajo'. Llamaba especialmente la atención la escasa altura del Hudson Commodore, de 1,6 metros, que lo hacía bastante más bajo que otros modelos coetáneos. La nueva arquitectura del Hudson Commodore era igualmente un importante factor de seguridad y protección  para sus ocupantes. Estaba disponible con tres tipos de carrocería, el sedán con su peculiar trasera tipo 'hatchback' y los coupé y convertible algo más tradicionales aunque igualmente innovadores en su estilo.

Dos eran las opciones mecánicas disponibles para el Commodore, un seis cilindros en línea de 4.2 litros -262 ci- y 120 CV y un ocho cilindros en disposición similar de 4.1 litros -254 ci- de 128 CV. La primera sólo podía combinarse con el sedán y el coupé, mientras que la segunda era exclusiva para el descapotable así como para la versión de gama alta Brougham del cuatro puertas. En 1951 Hudson introduce un nuevo motor seis cilindros de 5.0 litros acoplado a una caja de cambios automática Hydramatic. 1952 fue el último año del Commodore, que recibió una serie de cambios estéticos. En 1953 el nuevo Hornet con motor V8 sustituyó al Commodore y completaron el catálogo los Wasp y el fallido Jet de tamaño compacto.

Los Hudson Commodore y Hornet de estilo 'Step Down' se cuentan entre los autos más populares de Estados Unidos, cosa que ha sabido reflejar en más de una ocasión la cultura popular. Sin duda alguna, muchos recordarán la entrañable película 'Driving Miss Daissy' con Jessica Tandy y Morgan Freeman, que narra la entrañable amistad que entabla una anciana viuda judía de una ciudad del sur de Estados Unidos con su afable y simpático chófer negro, siendo un imponente Hudson Commodore sedán de color burdeos el primero de los coches en los que se los ve. Otro Hudson bien famoso de la cultura popular es el personaje de la película de animación de Disney Pixar 'Cars' Doc Hudson, un Hudson Hornet Coupé de color azul doblado por el mismísimo Paul Newman.

De la mano de Neo Scale Models nos llega una espectacular e impresionante miniatura de un Hudson Commodore Coupé de 1948, casi inédita en escala 1/43, pues para encontrar otra reproducción de este coche hay que dirigir los ojos a fabricantes que o no tiene actividad, como Wester Models, o que han abandonado la escala 1/43, Franklin Mint. La miniatura de Neo está realizada en resina y llama ante todo la atención su elegante color negro que causa un llamativo y vistoso contraste con sus elementos cromados y con su interior en color rojo oscuro. Cuenta con un molde correcto en proporciones y formas y el alto nivel de calidad de terminación al que Neo nos viene acostumbrando, donde destaca el uso de piezas independientes y de elementos realizados en metal fotograbado. Sin duda, una miniatura que no se privarán de tener en sus vitrinas los coleccionistas de modelos del otro lado del Atlántico.

2 comentarios:

A.Sivianes dijo...

Un Hudson!!
Me llama la atención el hecho de que lo considerasen "bajito", pues cualquier berlina moderna queda en altura por debajo del Hudson.
Otra cosa es que se haya convertido en un icono del "tunning", con el tema del rebaje del techo.

La miniatura es impresionante, otra vuelta de tuerca en la colección de NEO y pieza imprescindible para los amantes de este tipo de coches (y aún para cualquiera a quien le guste las buenas miniaturas simplemente).

Felicitaciones, Keko, y a por la próxima sorpresa...

Keko dijo...

Verdaderamente, el Hudson no fue tan víctima del estilo Custom como el Mercury de 1949-1953, pero lo cierto es que era un coche muy bajo si lo comparas con sus coetáneos, de hecho, en la vitrina donde tengo todos los Neo de los años 50 llama la atención lo bajo que es, otra que es que con lo grande que era, puede ser igual de alto que un monovolumen actual...

Saludos Antonio