domingo, octubre 25, 2015

Lamborghini Countach 5000 S de Auto Art









Los diseños innovadores en el mundo del automóvil han jugado a lo largo de la historia el rol de la espada de doble filo. O bien han marcado una tendencia o del impacto pasaron inmediatamente a la obsolencia. Del mismo modo que el Citroen DS de Flaminio Bertoni,  el Lamborghini Countach de Bertone estuvo en el mercado cerca de dos décadas. Nacido en la primera mitad de los 70, sus líneas futuristas le permitieron hacer una tranquila transición hacia la década de los 80 donde siguió teniendo la consideración de icono del automovilismo deportivo.

Tras cuatro años y 150 modelos vendidos, Lamborghini presentó en el Salón de Ginebra una nueva versión del Countach que se denominó LP 400 S. Mecánicamente se mantenía igual, con el motor V12 de 4.000 cc y 375 cv de potencia. Los cambios estaban en el exterior. Se colocaron unos nuevos neumáticos Pirelli P7 más anchos que obligaron a instalarle unos nuevos pasos de rueda. La parte delantera recibió un nuevo deflector aerodinámico y el techo creció tres centímetros para mejorar el espacio para el conductor, desapareciendo así el sistema 'Periscópica' de visibilidad trasera. Existía la opción de un gran alerón trasero colocado sobre la tapa del maletero. Pese a todos los cambios, las prestaciones empeoraron con respecto al LP 400.

En 1982 llega una tercera evolución del Countach, el LP 500 S, con un nuevo motor V12 de 4,7 litros. La potencia subió levemente aunque se siguieron declarando los mismos 375 cv. Sin embargo el par motor mejoró notablemente las prestaciones. La llegada del nuevo Ferrari Testarossa con sus 390 cv y su agresivo diseño de Pininfarina provocó una nueva reacción de Lamborghini, que contraatacó con el Countach 5000 S Quattrovalvole, que como su propio nombre indica equipaba un nuevo motor de con culata multiválvula, 5,2 litros de cilindrada, seis carburadores dobles Weber y 455 cv de potencia. 

Para celebrar las bodas de plata de la marca, en 1988 se presenta la edición especial '25 Aniversario' del Countach. Sus tomas de aire traseras se rediseñado y se incluyeron un nuevo juego de llantas, además de que muchas piezas fueron reemplazadas por otras fabricadas en fibra de carbono. El interior se acondicionó para hacerlo más confortable y el motor recibió un sistema de inyección que dulcificó su fuerte carácter. 

Un total de 323 Countach LP 500 S fueron producidos, 610 del 5000 QV y 657 del modelo '25 Aniversario'. El notable incremento de la producción de los Countach en sus últimos modelos es debido a la propia situación de la empresa. En 1987 Chrysler Corporation adquiere Lamborghini a sus anteriores propietarios, los hermanos Mimram, dos industriales malayos que en 1980 salvaron la empresa de la bancarrota en la que quedó sumida en 1977. Lamborghini estuvo en manos del tercer coloso automovilístico norteamericano hasta 1994. En esos años incluso probó suerte como motorista para la Fórmula 1, proyecto que dirigió Mauro Forghieri, el mítico ingeniero que tanto éxito dio a Ferrari en los años 60 y 70. Equipos como Larrouse, Lotus, Ligier o Minardi equiparon el motor V12 de 3,5 litros Lamborghini aunque con poco éxito, destacando especialmente el tercer puesto de Aguri Suzuki sobre un Lola del equipo Larrouse motorizado por la firma del toro en el Gran Premio de Japón de 1990. En 1991y bajo el nombre de Team Modena, Lamborghini probó suerte con un equipo propio de Fórmula 1, empresa que no resultó nada exitosa.

La producción del Countach cesó en 1992. Considerado uno de los grandes iconos de la industria automovilística, las apariciones del Countach en la cultura popular son muchas, valgan como ejemplo películas como la saga de los 'Los locos del Canonball'; 'El lobo de Wall Street', donde Leo Di Caprio destroza uno; o 'Rainman', película donde se escenifica el gran problema que este coche tuvo cuando fue exportado a los Estados Unidos debido a los problemas de homologación de las emisiones de sus motores, asunto que viene a traer de cabeza al protagonista de la película, Tom Cruise, y que conforme la trama avanza termina siendo el menor de sus problemas. Entre 1980 y 1983 un Lamborghini Countach fue empleado como coche de seguridad para el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1.

Hay miniaturas que cuando salen al mercado suponen para el coleccionista amor a primera vista. Sabes que tienes que comprarla. En mi caso este Lamborghini es un buen ejemplo. Sin embargo su precio me resultaba demasiado alto para lo que suelo gastar en un sólo modelo. Finalmente y tras año y medio de pensarlo me hice con él... Bueno, fue un regalo. La miniatura está fabricada por Auto Art y forma parte de su gama 'Signature edition', integrada con modelos con todas sus aperturas móviles. Siempre me he mostrado muy cauto a la hora de comprar miniaturas con partes móviles por miedo a que la ejecución de los mecanismos de las mismas desvirtúen el modelo y le hagan tener el aspecto de un juguete. Afortunadamente hasta ahora no he tenido malas experiencias con las miniaturas de este tipo que he adquirido. En el caso que nos ocupa, este Lamborghini cuenta con la habitual calidad y finura de los modelos de Auto Art a lo que suma el plus de las partes móviles. La reproducción de detalles es absolutamente minimalista. Obviamente cada coleccionista es soberano en sus decisiones y decide las piezas que pasan a integrar su colección según sus gustos e intereses. Sin embargo este Lamborghini estoy más que seguro que quedará bien en la vitrina de cualquier coleccionista de coches en 1/43, sea cual sea su temática.

No hay comentarios: