jueves, marzo 05, 2015

Pegaso II Z701 "Mofletes" 'Campsa' de Altaya






El prestigioso ingeniero barcelonés Wifredo Pérez Ricart abandonó la devastada Italia de la posguerra para regresar a una España natal con una situación especialmente compleja. El hombre que junto a Enzo Ferrari había situado a Alfa Romeo en la vanguardia del automovilismo deportivo se veía ahora trabajando para el Instituto Nacional de Industria del Gobierno de España con el cometido de echar a andar el proyecto Enasa, la Empresa Nacional de Autocamiones Sociedad Anónima, una compañía estatal impulsada desde el Ejecutivo del General Franco para tratar de dinamizar la maltrecha economía nacional.

El primer modelo de camión fabricado por Enasa fue el Pegaso I en 1946, un camión con motor de gasolina que guardaba grandes parecidos con el Alfa Romeo 800 y que se basaba en el Hispano Suiza 66 G, y es que Enasa asumió todo el legado de la vieja Hispano Suiza, sus trabajadores, sus recursos y los terrenos de la fábrica de La Sagrera, donde desarrolló su actividad. Puesto que la marca Hispano Suiza no podía utilizarse, Ricart escogió el nombre Pegaso, como el caballo de la mitología griega, "símbolo de ligereza y velocidad", según declaró el célebre ingeniero en su momento. Debido a las formas que presentaba en su cabina, el Pegaso I fue denominad cariñosamente "Mofletes", siendo el nombre con el que popularmente se conoce a este camión. 

En 1949 se empieza a fabricar el Pegaso II, un Pegaso I con motor diésel de seis cilindros en línea, 8,5 litros de cilindrada y 125 cv de potencia, que le conferían una velocidad máxima de 80 Km/H. Se distinguía del Pegaso I por su calandra, de 13 lamas horizontales en vez de nueve, y por la inscripción 'Diesel' en el "moflete" izquierdo. El Pegaso se reveló como un camión fuerte y resistente. El motor evolucionó hasta los 9,3 litros y 140 cv. Las versiones tipo tractocamión se denominaron Z701. Destacar también el prototipo eléctrico Z601. Tras 2.139 unidades y 13 años en el mercado, el "Mofletes" dejó de fabricarse y fue sustituido por el 'Barajas', el primer Pegaso íntegramente fabricado por Enasa.

El modelo que nos ocupa es un Z701 Pegaso II diésel con un semirremolque cisterna, perteneciente a la flota de vehículos de la también empresa nacional Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos SA (Campsa), un modelo que aparece en el libro de la historia de dicha empresa y que prestaba su servicio en el Aeropuerto de Barajas. El modelo es el primer número de un coleccionables editado por Altaya-Planeta Agostini dedicado camiones articulados clásicos. La miniatura está fabricada por Ixo aunque hoy por hoy es inédita y no se encuentra en el catálogo de dicho fabricante. El modelo goza de un acabado excelente teniendo en cuenta su relación calidad-precio y, lo más importante tratándose una miniatura de coleccionables de Altaya, es la reproducción de un camión que existió en la realidad. En foros especializados, coleccionistas más familiarizados con este modelo han puesto en evidencia una serie de pequeñas incorrecciones, las cuales los más manitas podrán subsanar, que tampoco son un obstáculo para no hacerse con un camión en escala 1/43 a un precio de auténtico derribo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Felicidades por la adquisición de esta gran miniatura. Se trata de una verdadera joya.

Saludos